·ABONOS

Los fertilizantes o abonos son sustancias que se añaden a la tierra para obtener una cosecha buena y abundante.
Por su composición, pueden ser orgánicos, o minerales.
 
ABONOS ORGÁNICOS:
 
La mayoría son de origen natural, como estiércol de animales de granja (caballos, vacas, aves), guano (excrementos de aves marinas secados en depósitos en ambiente cálido), harina de huesos, turba...
Los riesgos dependen de la composición, y tienen lugar en la elaboración, almacenamiento, y uso.
RIESGO ABONOS ORGÁNICOS:
 
- Infecciones por contacto con animales (fiebre Q, carbunco, tuberculosis...), incluso transmisión de enfermedades propias de animales (Ej. Psitacosis de las aves).
- Parásitos, por contacto con excrementos (Anquilostomiasis, que se transmite por la piel de los pies descalzos)
- Infecciones de las heridas (sobre todo riesgo de contraer Tétanos, por lo que conviene vacunar).
- Afecciones respiratorias, por respirar el polvo, o irritaciones de la piel ( por el polvo y sudor).
- Accidentes con los animales (mordedura, coces...) , y otros, como la asfixia por exposición a los gases de descomposición del abono almacenado (amoniaco, dióxido de carbono...), riesgo de explosión del polvo, etc.
 
PREVENCIÓN ABONOS ORGANICOS:
 
- Reducir la exposición disminuyendo la manipulación y aumentando la mecanización.
- Información higiénica a los trabajadores/as, dotar de equipos y prendas de protección especial, disponer de instalaciones sanitarias (lavabos, duchas) y realizar control médico.
 
ABONOS MINERALES:
 
Son "artificiales" o de producción industrial (química).
Son simples (derivados nitrogenados, fosfáticos o potásicos) o compuestos por oligoelementos (con boro, manganeso, cobre...).
 
RIESGO ABONOS MINERALES:
 
- Los riesgos aparecen en la fabricación, almacenamiento y uso, destacándose los de incendio y explosión (los nitrados).
- El mayor problema es la polución ambiental (polvos, gases o vapores tóxicos), y la fabricación que suele asociarse a exposición a calor y ruido.
- Hay peligro de fluorosis cuando existe exposición a flúor y sus compuestos, y de silicosis a través de los fosfatos y derivados cuando contienen un 10% de sílice libre.
 
PREVENCIÓN ABONOS MINERALES:
 
- Mediante medidas técnicas de extracción y ventilación de los locales donde se fabrica, pudiéndose asociar equipos de protección respiratoria.
- Automatización y aislamiento de los procesos de riesgo.
- Filtrado de las extracciones evitando emanaciones a la atmósfera.
- Información higiénica y control médico específico de huesos y pulmones (radiología), por el riesgo de fluorosis en huesos y de trastornos respiratorios (riesgo de inflamaciones respiratorias).