TOXICO




·TOXICO

Tóxico es todo aquel elemento o compuesto químico que, absorbido e introducido en el medio interno y metabolizado, es capaz de producir lesiones en los aparatos y sistemas orgánicos de la economía e incluso provocar la muerte.
- De esta forma se diferencia de otros elementos o compuestos químicos, como por ejemplo, ácidos o bases que causan efectos cáusticos sobre los tejidos (quemaduras) pero no tienen acción tóxica sobre el medio interno.
- Para que una sustancia ejerza su acción en el medio interno, debe ser absorbida. Para ello, tiene que ser soluble en agua, grasas, o sus disolventes.
Por otra parte, la toxicidad está en relación con la reactividad de una sustancia, y ésta depende de su estructura química.
También, la tensión de vapor y la constante de ionización condicionan la toxicidad.
- Otros factores que intervienen sobre la toxicidad son: la especie, la edad, el sexo, diferencias genéticas, peso, condiciones metabólicas de reposo y esfuerzo, estado de nutrición deficiente, tomar medicamentos (ejemplo: el tricloroetileno inhibe la acción de los anticonceptivos), y alteraciones previas a la intoxicación.
- Intervienen factores ambientales: temperatura, presión atmosférica, humedad...
- Los tóxicos pueden presentarse en forma: sólida, líquida, gas y plasma atómico (nuclear).
Las formas sólidas actúan por contacto o por inhalación pulmonar de los polvos.
Los líquidos actúan por contacto o también por inhalación de sus vapores.
Los gases, humos, vapores y nieblas ejercen una acción más activa.
Los plasmas (de hidrógeno, deuterio...) se usan en la industria metalúrgica y termonuclear (producir energía).

VÍAS DE ENTRADA

Las principales vías de entrada o penetración de los tóxicos en el organismo son: vía oral, pulmonar, cutánea y mucosa.
A nivel industrial, las principales son la vía respiratoria (por inhalación) y la cutánea (por la piel).
Pero además una sustancia puede ser inhalada, y luego deglutida (por el paso de los pulmones a la faringe) y penetrar por vía digestiva.
Pero la vía digestiva es muy secundaria en las intoxicaciones profesionales (ejemplo: casos de ingestión accidental...).

VÍA ORAL
- Es difícil de valorar, porque tiene un tránsito rápido.
- En el estómago, la absorción es más rápida cuanto más liposoluble es la sustancia, o bien es rica en lipoides o tiene una estructura química afín (ácidos biliares, bilis, seponinas...), y también si contiene CO2 en disolución.
- La absorción máxima intestinal es en el intestino delgado y recto.
- El hígado, como órgano antitóxico, actúa de ’freno".

VÍA RESPIRATORIA
- Es la principal vía de absorción de los tóxicos industriales para el caso de: gases, vapores, humos, nieblas y polvos.
- La penetración a través de los alveolos pulmonares evita el paso por el hígado.
- Además la penetración a través de la pituitaria de la nariz, pone en contacto directo las vías aéreas superiores con el sistema nervioso central.

VÍA CUTÁNEA
- Hay sustancias que penetran la piel incluso cuando está intacta. Se debe a las propiedades fisicoquímicas, por estar disueltos en solventes de lípidos que faciliten su penetración.
- Por ejemplo: fenol y derivados, anilinas, nitro y amino-derivados hidrocarburados, hidrocarburos cíclicos, ácido cianhídrico, plomo tetraetilo, etc.

VÍA MUCOSA
- Poco importante en toxicología industrial, salvo ciertos casos de penetración a través de la conjuntiva del ojo.

EFECTOS DE LOS TÓXICOS

Los tóxicos producen lesiones o alteraciones de tipo estructural o funcional en las células al entrar en ele organismo.
Las lesiones estructurales consisten en la destrucción total o parcial de la arquitectura celular.

Según la magnitud del daño éstas pueden consistir en:
. necrosis y causticación de la célula producidas por ácidos, bases y gases corrosivos.
. deterioro de la membrana celular
. destrucción de elementos subcelulares con efectos también graves.

Las alteraciones funcionales se concretan en:
. modificación de la permeabilidad de la membrana.
. inhibición o exaltación de la acción enzimática.
. afectación del DNA o el RNA.

En la toxicidad intervienen factores como:
- Presión atmosférica.
- Temperatura.
- Actividad lumínica.
que dependen del medio ambiente.

Factores personales:
- Sexo.
- Edad.
- Idiosincracia.
- Enfermedades.

Factores de la propia intoxicación:
- Vía de absorción.
- Concentración.
- Coincidencia con otros tóxicos.

Ciclos biológicos:
- Ciclo circadiano.
También hay que considerar los productos potenciadores de los tóxicos.

CLASIFICACIÓN DE LOS TOXICOS 

Tóxicos Irritantes

Actúan sobre los tejidos que se ponen en contacto.
Pueden ser:
- Irritantes muy solubles en agua: actúan en las vías respiratorias superiores : ácido fluorhídrico, amoníaco, etc.
- Irritantes relativamente solubles en agua: actúan en vías respiratorias superiores y pulmón: halógenos, haluros de fósforo, ozono, etc.
- Irritantes poco solubles en agua: actúan en el pulmón: óxido de nitrógeno, cloruro de arsénico, etc.
Se subdividen en: irritantes primarios e irritantes secundarios, según posean el efecto irritante, o produzcan, además, algún efecto sistémico.
Una exposición aguda a este tipo de tóxicos producirá edema pulmonar, debido a una exudación de líquidos como consecuencia de la destrucción celular. Los irritantes pueden producir cambios en el comportamiento elástico de los pulmones.
La acción de los irritantes en forma de aerosol aumenta a medida el tamaño de las partículas decrece.

Tóxicos Neumoconióticos

Neumoconiosis son todas las enfermedades pulmonares crónicas causadas por una prolongada inhalación de polvos lesivos para los pulmones. Esto sucede cuando las partículas alcanzan los alvéolos pulmonares y los "coniófagos" -celulas especializadas en la eliminación de polvo- son insuficientes para fagocitar estas partículas por el exceso de exposición.
Según el efecto que produzca el polvo en los pulmones, se hace la siguiente clasificación:
- Inerte: no produce neumoconiosis.
- Neumoconiótico: Neumoconiosis inerte o benigna.
- Neumoconiosis nocivas: fibrótica, no fibrótica.
Las neumoconiosis benignas pueden ser:
• Siderosis: polvo de óxido de hierro.
• Estanosis: polvo de óxido de estaño.
• Antracosis: polvo de carbón.
• Aluminosis: polvo de óxido e hidróxido de aluminio.
Estos compuestos están en los humos de soldadura.
Entre la neumoconiosis nocivas están:
• Silicosis: polvo de sílice libre, finamente dividido.
• Asbestosis: fibra de asbesto.
• Beriliosis: polvo o humos de berilio (neumoconiosis no fibrática).

Tóxicos que actúan sobre la piel

Los tóxicos que actúan sobre la piel pueden penetrar por los canales glandulares y alterarlos aumentando o disminuyendo la capacidad sudorípara por la presencia de tóxicos, formando "ronchas" por necrosis de las glándulas sudoríparas, obstruyendo el canal de las glándulas sebáceas produciendo acné, infectando el folículo piloso, etc.
Tóxicos alérgicos
Parece ser que por la intromisión de ciertos tóxicos en la estructura de las proteínas del organismo se producen reacciones alérgicas : formación de vesículas, picores, etc.

A medida que se va teniendo contacto con el tóxico se produce una sensibilización de manera que cantidades mínimas de sustancia producen reacciones desproporcionadas.

Tóxicos asfixiantes

Tóxicos asfixiantes son los que privan de oxígeno a un tejido. Se clasifican en simples y químicos.
Los asfixiantes simples actúan fuera del organismo, desplazando al oxígeno, como por ejemplo, el dióxido de carbono.
Los asfixiantes químicos impiden el suministro de oxígeno a los tejidos, como por ejemplo, el monóxido de carbono que desplaza al oxígeno de la hemoglobina. Otros pueden destruir los glóbulos rojos, o reducir la presión sanguínea, o paralizar el sistema muscular respiratorio.

Tóxicos anestésicos

Estos tóxicos actúan sobre el sistema nervioso central (SNC), fundamentalmente en el cerebro. Los disolventes, tienen fácil acceso al sistema nervioso, y actúan con efectos narcóticos o depresivos, aunque también pueden causar lesiones graves e irreversibles.
Tóxicos que alteran el hígado
El hígado juega un papel importante en la desintoxicación, ya sea generando las enzimas adecuadas, o propiciando los fenómenos de conjugación. Si la intoxicación es superior a la que el hígado es capaz de aceptar, supone una hiperfunción o el deterioro de este órgano. La hiperfunción se manifiesta aumentando el tamaño del hígado.
Dañan el hígado, entre otros, el tetracloruro de carbono, los hidrocarburos clorados, las nitrosaminas, etc.

Tóxicos que producen alteración en los riñones

Para que el riñón funcione, el tamaño molecular de las partículas ha de ser limitado o han de ser hidrosolubles. Si no se da alguna de estas condiciones pueden producirse nefropatías obstructivas. Sucede esto con los fosfatos insolubles y los agregados de polímeros sintéticos.

Agentes neurotóxicos

Actúan principalmente sobre el sistema nervioso, que es muy sensible a los compuestos organometálicos. Las lesiones pueden ser reversibles o irreversibles, dependiendo de la parte de la neurona dañada:
- Neuropatía, si se daña el cuerpo neuronal.
- Axonopatía, si se daña el axón.
- Mielinopatía, si se deteriora el recubrimiento de mielina.

Tóxicos que actúan en la sangre o en el sistema hematopoyético

Existen tóxicos asfixiantes como la anilina, nitritos y toluidina que modifican la hemoglobina en metahemoglobina.
Pero la acción más profunda es la que se produce en la médula ósea generadora de glóbulos rojos. Es el órgano hemopoyético más importante, sistema donde se generan las células que constituyen la sangre.
El benceno actúa sobre este tejido causando anemia muy peligrosa, si cabe, es la que lleva a cabo el benceno, en el sistema hematopoyético.

Agentes cancerígenos

Existen tóxicos que pueden afectar a las estructuras del DNA y RNA. DNA (ácido desoxirribonucleico) contiene el programa de actividades cotidianas de las células. El RNA (ácido ribonucleico) suministras los modelos para fabricar las proteínas. Modificar estos ácidos, que están en el núcleo de las células, supone generar un desorden genético, pues, además el DNA es el protagonista de la reproducción celular.

Los efectos que pueden producir son:
- Mutagénicos: alteraciones que se heredan.
- Carcinógenos: alteraciones que no se heredan.
- Teratogénicos: malformaciones congénitas.
El cáncer se caracteriza por un crecimiento y difusión incontrolada de células. Si esta difusión continúa, destruye el organismo.
Tienen relación con la generación del cáncer la exposición a ciertos productos químicos industriales.
Se clasifican en:
- Compuestos químicos.
- Metales.
- Polvos y fibras.
Existen sustancias que propician o potencian la acción de los agentes cancerígenos, como por ejemplo, el tabaco-asbesto. El tiempo que transcurre entre la exposición y el efecto, tiempo de latencia, puede ser muy dilatado, antes de la aparición del cáncer.

TOXICIDAD AGUDA

Es el conjunto de síntomas como consecuencia inmediata de la absorción de una dosis importante de un producto tóxico ingerido o inhalado en una sola vez, o en varias pero muy seguidas (subaguda).
En este caso, las manifestaciones son muy llamativas e incluso puede dar lugar a la muerte (venenos).
Si bien una intoxicación repetitiva y crónica de una misma sustancia deriva en enfermedad profesional, en este caso de intoxicación aguda, se trata de un suceso súbito y violento y por lo tanto, se considera como accidente de trabajo, por lo que se tratará como tal en todas sus connotaciones.

TOXICIDAD CRÓNICA

Son todos los síntomas que aparecen a un plazo más o menos largo, provocados por la absorción de un tóxico de forma repetida en el tiempo y a dosis mínimas
Ocasiona de forma característica la Enfermedad Profesional derivada del tóxico en cuestión, debes comprobar que figura en el Cuadro Oficial de Enfermedades Profesionales e iniciar todos los trámites para considerarla como tal.
Cuando aparecen los signos alarmantes, puede que ya sea muy tarde, que ha pasado mucho tiempo, y según el tipo de tóxico, a veces, las lesiones son irreversibles.
Por esto, se hace muy importante el control biológico de la persona (análisis específicos para el tóxico que se ha detectado en su trabajo cuando se realizó el estudio del puesto), de esa forma si se detecta que existe impregnación tóxica en el trabajador, aunque se estén cumpliendo los "niveles aceptables" en el ambiente, es motivo imprescindible para desplegar todas las medidas preventivas.
Un reconocimiento médico rutinario que no incluya un análisis específico para el tóxico de su trabajo, no detectaría nada hasta que se hiciera evidente por la aparición de síntomas, e insistimos, ya sería tarde, porque lo importante hubiera sido evitarlo, aunque aquí aún quedará la esperanza al menos de un diagnóstico precoz para tratar cuanto antes el daño ya hecho.
Es recomendable incluir estos análisis específicos en los acuerdos de Planes de Salud de la empresa.
Para conocer el estado de salud de los trabajadores, y respetando su intimidad, es de gran ayuda requerir a la empresa los resultados estadísticos de las revisiones médicas en este aspecto, así como los casos de Enfermedad Profesional que tiene obligación de declarar (Art. 64 ET); y compete a la Entidad Aseguradora (Mutua) la asistencia, prestaciones o indemnizaciones según los casos (Ley General de Seguridad Social).

BIOTRANSFORMACIÓN TÓXICOS.

Una vez que ha penetrado en el organismo cualquier sustancia tóxica industrial (por vía dérmica, respiratoria, o digestiva), sufre una serie de transformaciones metabólicas, ayudadas por las enzimas de las células, para formar otras sustancias (metabolitos) que puedan ser eliminadas por el organismo.
En general, estas otras sustancias o metabolitos, se procuran como menos tóxicos para poder eliminarse, pero a veces resultan otros productos aun más tóxicos, es la llamada "reacción de activación" (Por ejemplo: metanol en formaldehído, paratión en paraoxón...)
Esta metabolización (transformación metabólica) puede tener lugar en diferentes órganos (riñones, intestino, placenta, ...) pero sobre todo por el hígado (por las enzimas de sus células parenquimatosas).
Los procesos metabólicos, son fundamentalmente reacciones químicas de: oxidación, reducción, hidrólisis, y de conjugación.
Estos procesos, también varían en cierto grado en función de las personas, e incluso se pueden observar variaciones dentro de la misma persona, porque influyen diferentes factores: factores genéticos (es posible diferencias de predisposición a una intoxicación), factores fisiopatológicos (estado de nutrición, de embarazo, de enfermedades previas,...), efectos externos (interferencia con la exposición a otras sustancias químicas que causan efectos antagonistas, sinergistas o potenciadores, o bien efectos combinados).
Es importante el estudio de las transformaciones metabólicas de los tóxicos, porque la detección de los metabolitos sirve como análisis de diagnóstico específico, y sobre todo cuando se trata de detectar si existe impregnación por algún tóxico con efectos cancerígenos (Ejemplo buscar la excreción urinaria de un determinado metabolito).

CENTROS TOXICOLÓGICOS

El riesgo tóxico, está presente, no sólo a nivel de la industria y las actividades laborales, sino también puede afectar a la población en general (Ej. Uso de drogas y medicamentos, limpiadores, cosméticos, aditivos alimentarios,...).
- La utilidad de un Centro toxicológico es la de aportar ayuda médica de información en los temas: informativo (información de las sustancia y composición, y determinar su toxicidad) terapéutico (tratamiento), biológico (análisis toxicológicos), social (detectar e intervenir sobre las causas que afecten a la población), y científico (realización de estudios epidemiológicos,...).
- Básicamente, un Centro de información tiene las funciones de: recogida de documentación, servicio de consultas permanente (sobre todo vía telefónica), y recopilación de las informaciones obtenidas, aplicando una "supervisión toxicológica" (término acuñado por la OMS, para referirse a la necesaria supervisión médica-hospitalaria de los riesgos tóxicos que puedan afectar a la población).
- Pero la organización y funcionamiento de un Centro es diferente según los países, y pueden ser: centros de información telefónica (Estados Unidos, Canadá, Suecia,...), centros de tratamiento especializado en un tóxico (Ej.: de barbitúricos en Copenhague, o el Centro de Budapest,...), o bien centros multidisciplinarios (Ejemplo: Hospital Fernand Widal de París).
- Es necesaria, y muy importante, una conexión a nivel internacional de las informaciones, sobre todo en lo que respecta a las enfermedades profesionales (pues son crónicas). 

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[Last]
BLOGGER FACEBOOK TWITTER YOUTUBE JMCPRL IMAGENES de PREVENCION PREVENCIONISTA FORO  PREVENCIONISTA EMAIL WEBMASTER RSS FORMACION