MINAS METALICAS




· MINAS METALICAS

Los minerales pueden encontrarse en formas muy diferentes, pero existen básicamente cuatro formas de presentarse: en rocas ígneas, en vetas o cavidades, en rocas sedimentarias, o en rocas metamórficas.

- Los métodos de extracción pueden ser del tipo de minería subterránea (perforando pozos verticales o inclinados, y con galerías y túneles), o de minería a cielo abierto.

- La explotación de la minería subterránea puede realizarse mediante diferentes métodos: ataque de frente (en yacimientos o filones planos, o de poca pendiente), ataque por debajo (en vetar o filones anchas con mucha pendiente), ataque por arriba (vetas y filones con mucha pendiente), rebajado (vetas anchas, masas o yacimientos gruesos), excavación (vetas anchas, yacimientos gruesos o filones masivos).

- La extracción del mineral se realiza generalmente mediante las operaciones de: perforar y volar con explosivos, carga del mineral arrancado, transporte (correas transportadoras o con vagonetas sobre raíles), o bien con los métodos basados en maquinarias de perforación, carga y transporte accionadas por motores diesel. También existen sistemas continuos de extracción o por rozadoras-cargadoras.

RIESGOS

- Accidentalidad: muy elevada en trabajos de minería.

- Riesgo respiratorio por la exposición a humos, gases (humos y gases en las operaciones de voladuras, procedentes de motores diésel,...), vapores y polvos (de la perforación, voladura, carga y transporte,...):

· Los polvos: aportan el riesgo de silicosis cuando se trabaja con rocas altamente silíceas.

. Los gases: causan asfixia por la reducción de la concentración de oxígeno necesario (efecto "mofeta"), sobre todo en minas abandonadas (producción de gases emitidos de las maderas en putrefacción), por la formación de dióxido de carbono (ya sea por oxidación o putrefacción en viejas minas, como por las emanaciones de los estratos rocosos), por el déficit de oxígeno en minas ubicadas en altitudes, emisiones de monóxido de carbono (de las voladuras, explosiones, fuegos, motores de combustión,..) , óxidos de nitrógeno (monóxido y dióxido), de los explosivos, gases de escape de motores diésel,... ácido sulfídrico (de las emanaciones subterráneas, procedente de agua putrefacta,...) con efecto paralizador de los nervios del olfato que impide ser detectado, nubes de vapores de agua (en la detonación de explosivos) que pueden elevar a un 100% la humedad ambiental.

- Exposición a condiciones extremas de temperatura y humedad que causan lesiones respiratorias (resfriados, bronquitis, neumonías,...): el calentamiento del aire de la mina debido a las paredes de roca, a la autocompresión adiabática del aire de entrada, las personas, las máquinas,... causando unas condiciones ambientales a veces seriamente incompatibles con las actividades de trabajo que además, requieren esfuerzos.

Es importante el uso de sistemas de climatización (con refrigeración) y ventilación, y evitar los contrastes de temperaturas (frío-calor) y corrientes de aire.

- Otros riesgos: cuando se trata de extracción de minerales radiactivos en minas de uranio, con riesgo de enfermedades de pulmón (por exposición a polvos).

Otros minerales que contienen arsénico aportan este riesgo por contacto o ingestión.

PREVENCION

Se requieren continuos trabajos de investigación en prevención de accidentes y nuevos diseños de seguridad. Los accidentes más frecuentes son por:

· Derrumbamientos: Es la principal causa de accidentes. Se requiere realizar estudios previos de las condiciones de la mina, y de la forma de realizar el tipo de refuerzo o apuntalamiento necesario. Es importante la prevención técnica en cuanto al diseño de las estructuras, y los métodos de trabajo en los túneles, accesos, etc.

· Trabajos de transporte y acarreo: (También son accidentes muy frecuentes). Se utiliza el arrastre por locomotora (ya sea de tipo: eléctrica, por baterías, por aire comprimido, motor diesel,...), arrastre por cabría, vehículos sin vías movidos a mano, arrastre mecánicos de rocas, uso de cintas transportadoras, etc. Deben establecerse normas de seguridad en las condiciones de transporte, tales como: túneles anchos, caminos rectos o de curvas amplias, inspección y mantenimiento correcto de las maquinarias y equipos, señalizaciones, uso de dispositivos de protección de parada automática, separaciones de espacios, uso de alumbrado, no subirse en vehículos no autorizados, caminos de paso para personas, asignar personal responsable de maniobras, etc.

· Manejo de maquinarias y herramientas: la prevención comienza desde el propio diseño de la maquinaria y del método de trabajo. Las herramientas (picos, palas, hachas, martillos, equipos mecánicos portátiles,...) deben ser adecuadas al tipo de trabajo, y en perfecto estado de mantenimiento y conservación (se revisará periódicamente).

· Desplazamientos del personal, caídas de objetos,...: se diseñan caminos seguros para el paso, escudos protectores, lugares de descanso y refugios, y uso de materiales de protección adecuados al tipo de riesgos: botas de seguridad, cascos, cinturones,...

· Explosivos: Se requieren precauciones especiales en el almacenamiento, transporte, y manipulación. Además aportan riesgos por la emisión de polvos y gases.

· Uso de equipos de elevación: requieren el cumplimiento de las correspondientes normativas y técnicas de seguridad.

· Otros: inundaciones, electricidad, fuego, explosiones, desprendimientos de gases, etc., que requieren la prevención correspondiente.

Accidentes en la superficie: en las plantas de trituración y talleres de la mina, en relación con el manejo de máquinas herramientas, uso de productos químicos, recipientes a presión, y condiciones generales de trabajo, que requieren los correspondientes medios, métodos y materiales de prevención (diseño del trabajo, uso de botas, guantes, etc. ).

La eliminación de los materiales de desecho también requiere su prevención específica en cuanto a los sistemas de transporte, bombas de lodos o teleféricos, escombreras y estanques de cieno, etc., pues tienen consecuencias sobre la seguridad de la mina.

Se requieren diferentes procedimientos técnicos para reducir la producción de polvo, que dependen del tipo de proceso. Se utilizan además sistemas de ventilación forzada para eliminar los contaminantes del ambiente, con sistemas de filtros o colectores de polvos, uso de boquillas pulverizadores de agua, etc. Y deben realizarse mediciones de los niveles de polvo para supervisar el estado de la prevención.

Se requieren sistemas de ventilación idóneos, capaces de reducir rápidamente la concentración de gases nocivos en todos los ambientes y locales relacionados con el trabajo o los accesos.

Se debe disponer de ropas cómodas de abrigo (dependiendo del trabajo, o para la salida,...), salas de espera a resguardo (al final de turno), y los vestuarios en la superficie.

- Por último es muy importante una formación en primeros auxilios, pues aporta además un grado de información sobre los riesgos y una concienciación sobre la importancia de la prevención.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]