EXPOSICION AL FRIO




· EXPOSICION AL FRIO

La disminución de la temperatura a nivel cerebral produce incoordinación, y en las extremidades entumecimiento y torpeza de movimientos.

Como respuesta al frío, el organismo reduce la circulación a nivel de la piel (vasoconstricción), y de ahí su color pálido, para concentrar la sangre más hacia el interior del cuerpo procurando mantener su temperatura. Además surgen reacciones del organismo de aumento del trabajo muscular (para producir calor) como ocurre con los escalofríos.

Con una ropa protectora adecuada, puede conseguirse una "aclimatación" al menos en parte (por ejemplo: la cara, las manos, los pies,...).

Se dice que una persona está "habituada" al frío cuando percibe menor sensación al mismo (es decir, tiene menor sensibilidad), pero debe tenerse en cuenta que esto no significa que se libre de sus efectos adversos. Esto ocurre más frecuentemente en personas que viven o trabajan en ambientes fríos, porque han acoplado sus costumbres o conductas a estas condiciones.

RIESGOS

- Congelación (sobre todo de las partes distales: nariz, orejas, dedos,...)

- El llamado " pié de trinchera" por llevar calzado apretado y con humedad. Es causa de dolor y palidez del pie, pudiendo dejar secuelas.

- La "hipotermia general del organismo" (enfriamiento) que puede causar la muerte, por ejemplo: en trabajos de submarinismo, con pérdida de conocimiento y parada cardiaca.

- Infecciones y enfermedades respiratorias: reumatismos, gripes,...

- Aumento de accidentes: por disminución de la destreza debido al frío, o de la movilidad, debido al uso de prendas de protección excesivas.

PREVENCION

- Aclimatación del ambiente, o de la persona (ropas de protección). Adiestramiento del personal para trabajos en ambiente frío.

- Adecuación del tipo de trabajo en función de las condiciones citadas (maquinarias de fácil manejo,...)

- Elección de ropas de abrigo que aíslen de la humedad exterior, y transpirables... etc. La elección del tipo de ropa es muy importante, incluso para evitar accidentes.

- Dotar de instalaciones de descanso climatizadas, con suministro de bebidas y alimentos calientes, e incremento de los periodos de descanso.

- Se desaconseja estos trabajos a personas con lesiones circulatorias (vasculares), o con excesivo consumo de tabaco o alcohol.

- En emergencias: inmersión del accidentado/a en agua caliente (38-40ºC), o meterlo, en principio, en un saco de dormir relleno de bolsas calientes, como primeros auxilios.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]