FONTANERO 




·FONTANERO

 
7136 LAMPISTERÍA Y INSTALADOR DE TUBERÍAS.

Los lampistas y los instaladores de cañerias montan, ajustan, instalan y reparan accesorios de fontanería, tuberías, sistemas de desagüe y otros conductos.

Sus tareas incluyen las siguientes:
a) Cortar, roscar, doblar, unir, montar, instalar, mantener y reparar tuberías y demás accesorios de sistemas de desagüe, calefacción, suministro de agua y saneamiento.
b) Montar, instalar, mantener y reparar conducciones en barcos, aviones, edificios, fábricas, etc.
c) Colocar en las zanjas los tubos de arcilla, hormigón o hierro de las alcantarillas, las tuberías de desagüe, los conductos de agua y otras instalaciones.
d) Ejercer tareas afines.
e) Supervisar la labor de otros trabajadores.

Entre las ocupaciones que comprende este grupo figuran:
• Colocador de tubos, conducciones de agua
• Instalador de tuberías
• Fontanero
Entre las ocupaciones afines, clasificadas en otro apartado, figura la siguiente:
• Operador de máquina, instalación de tuberías 8290
 
Perfil del empleo
Profesiones asociadas y específicas
Tareas - Riesgos: químicos - biológicos
Factores ergonómicos y sociales
Notas

 FONTANERO

Sinónimos: Instalador; tubero; montador de tuberías; técnico de mantenimiento y reparación de tuberías.

PERFIL

Los fontaneros montan,  instalan y reparan tuberías,  piezas y accesorios metálicos,  plásticos, cerámicos y de otros  materiales de sistemas de calefacción,  conducción de agua y desagüe.

Abren rozas en las paredes y suelos para  colocar tubos y accesorios, ayudándose de  herramientas de mano y mecánicas. Cortan  y roscan tuberías mediante la utilización de  cortadoras de tubos; sopletes y roscadoras.

Las doblan a mano o con la ayuda de  máquinas de curvar. Montan e instalan  válvulas, tubos y accesorios. Unen los  conductos por medio de tornillos, pernos,  empalmes, adhesivos, soldadura, latonado y  juntas calafateadas. Instalan y reparan  dispositivos como fregaderos, sanitarios,  bañeras, depósitos de agua caliente, calefactores,  lavavajillas, ablandadores de agua,  unidades de evacuación de basuras, etc.

Desatascan los desagües obturados. Arreglan  las tuberías reventadas. Sustituyen las  arandelas en los grifos que pierden.

Afianzan las tuberías y los accesorios  mediante soportes, abrazaderas y ganchos;  pueden soldar los dispositivos de sujeción  para consolidar los componentes estructurales.

Pueden emplear equipos para localizar  fugas, comprobar las tuberías y otros  dispositivos de conducción para determinar  su integridad estructural, etc. Asimismo  pueden aislar las conducciones o los depósitos  de agua en los sistemas de suministro  de agua caliente o de vapor.

Tareas.

Alinear; montar; doblar y enderezar,  taladrar; latonar; practicar  rozas (paredes, suelos);  quemar (antiguos aislamientos  o revestimientos); acarrear  (tubos, accesorios, equipos); calafatear;  pegar; burilar; fijar; limpiar; revestir (tubos);  conectar; cubrir; cortar (tubos y accesorios);  cavar; sumergir; abrir zanjas; desmontar;  drenar; perforar; conducir; verter; vaciar;  excavar; atar; limar; rellenar; encajar;  cortar a soplete; encolar; amartillar,  calentar; sumergir; instalar; aislar; unir;  empalmar; disponer; nivelar; izar; cargar y  descargar; localizar (fugas, posición de los  tubos); desobturar; marcar y medir;  mantener; arreglar; utilizar (herramientas);  abrir; pintar; colocar; aplicar (pegamentos);  tirar y empujar; bombear; reparar; sustituir;  raspar; limar; serrar; atornillar; restregar;  asegurar; sellar; establecer; palear; instalar  sifones; alisar; soldar; pulverizar (revestimientos,  pintura); extender (argamasa);  apretar; rodear con cinta; roscar;  comprobar (fugas); roscar; hermetificar;  transportar; ajustar; envolver; utilizar llaves  de tuercas.

Equipo básico utilizado.

Taladros; buriles; perforadoras;  martillos; faros; instrumentos  de detección de fugas;  curvadoras de tubos; enroscadoras;  alicates; sierras; destornilladores;  cizallas; palas; llaves de tuercas.

El suministro de energía de algunas de las  herramientas puede proceder de baterías o  de la red.

Industrias en las que esta profesión es común.

Agricultura; fabricación y  mantenimiento de calderas;  industrias químicas y afines;  construcción (incluidos el  mantenimiento y la reparación  de edificios); fabricación de equipos industriales;  laboratorios; servicios municipales;  construcción y mantenimiento de conducciones  (líneas de suministro de agua, gas,  petróleo, etc.); astilleros; fabricación de  equipos para calentar agua; desalinización  del agua.

RIESGOS.

Riesgos de accidente.

Caídas desde altura (de escaleras  de mano, andamios  y tejados); caídas en zanjas;

– Caídas en superficies sin  cambio de nivel, (resbalones  y caídas en superficies húmedas y resbaladizas);

– Lesiones (y posibilidad de asfixia) como  resultado del desprendimiento de tierras  en zanjas;

– Cortes, punzadas, pellizcos y aplastamiento  de dedos a causa de la utilización  de herramientas de mano y maquinaria;

– Cortes y punzadas con fragmentos de loza  sanitaria;

– Golpes en la cabeza con tuberías, barras  situadas en alto, cantos, etc., sobre todo  en espacios cerrados o en sótanos y pasillos  de techo bajo;

– Partículas extrañas que se introducen en  los ojos, en especial al efectuar operaciones  de perforación o aislamiento (trabajos  de desmontaje);

– Lesiones en los pies por caída de herramientas  o de secciones de tubería;

– Quemaduras con líquidos calientes o corrosivos  liberados al reventar tuberías o  conexiones;

– Quemaduras al manejar lámparas de  soldar y latonar portátiles;

– Descargas eléctricas y electrocución  debidas a la utilización de lámparas  portátiles y herramientas eléctricas;

– Incendios y explosiones como resultado  de la utilización de lámparas o herramientas  eléctricas móviles en  espacios restringidos (p. ej., dentro de  cisternas) que contienen residuos de gases  combustibles;

– Posibilidad de ahogamiento en inundaciones  accidentales de estaciones de  bombeo (agua, aguas residuales);

– Torceduras y lesiones de los órganos  internos (p. ej., hernias, reventón de  pequeños capilares sanguíneos) como  resultado de un esfuerzo físico  excesivo;

– Mordeduras y picaduras de insectos,  roedores, ácaros, etc.;

– Intoxicación por fosgeno emitido por  disolventes clorados a temperaturas  elevadas (p. ej., en presencia de llamas,  arcos eléctricos, cigarrillos encendidos,  etc.), sobre todo en espacios cerrados;

– Intoxicación producida por los gases  tóxicos liberados en los sistemas de tratamiento  de aguas residuales (p. ej.,  dióxido de azufre, ácido sulfhídrico, indol,  etc.).

Riesgos químicos.

Dermatitis de contacto debidas  a la exposición a diversos  componentes de los   líquidos de desagüe y de  las aguas residuales y al  contacto con disolventes y otros ingredientes  de las colas y los líquidos utilizados  en la limpieza de tuberías  (especialmente al trabajar con conducciones  de plástico)

– Irritaciones oculares y del sistema respiratorio  a causa de la exposición a ácidos,  álcalis, y diversos líquidos  corrosivos patentados utilizados para  desatascar tuberías;

– Deficiencia de oxígeno o exposición a  gases asfixiantes al trabajar en espacios  cerrados (p. ej., sótanos de altura reducida);

– Irritación del aparato respiratorio y posibles  lesiones pulmonares debidas a la  exposición al amianto, fibras minerales  y otras fibras y aerosoles inorgánicos al  aplicar o desmontar aislamientos o  conducciones de amianto.

Riesgos biológicos.

Exposición a una amplia  gama de microorganismos,  parásitos, etc., presentes en  aguas residuales, estancadas  (sobre todo a temperaturas  elevadas), instalaciones sanitarias, y otros medios, que pueden producir la enfermedad  del legionario, giardiasis, dermatitis  cutánea Larra migrans, etc.

Factores ergonómicos y sociales.

Exposición a la humedad, el  frío y el calor en exceso  (p. ej., en sótanos o en la  construcción, la agricultura  y otros trabajos sobre el terreno);

– Molestias lumbares;

– Estrés por calor al utilizar trajes  antivapores;

– Problemas de muñeca debidos a un esfuerzo  físico excesivo al roscar y cortar;  callosidades en las rodillas (“rodilla de  fontanero”), debidas a permanecer arrodillado  al trabajar durante mucho  tiempo.

Notas.

1. En el caso de los fontaneros,  se ha detectado un  aumento del riesgo de  leptospirosis; carcinoma  bronquial; cirrosis hepática;  cáncer de pulmón; cáncer  de esófago; cáncer bucal y bucofaríngeo;  cáncer de hígado; linfoma no  de Hodgkins; cáncer de laringe;  mesotelioma pleural; cáncer de  lengua; cáncer de próstata.

2. Al trabajar en laboratorios, en la  industria química o en sistemas de  tratamiento de aguas residuales, los  fontaneros se exponen a todos los  riesgos químicos y biológicos propios  de estos lugares de trabajo. En las  operaciones de soldadura en latón o  estaño, los fontaneros se exponen a  los mismos riesgos que los profesionales  que llevan a cabo estos trabajos.

Lo mismo puede decirse en el caso  del encolado.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)    FORTANERIA

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]