ASBESTOSIS




ASBESTOSIS.

Enfermedad pulmonar crónica grave, causada por la inhalación de partículas de asbesto durante un periodo determinado.

La asbestosis es una fibrosis intersticial difusa del pulmón, producida como resultado de exposición a polvo de asbesto.

Es como cualquier otra fibrosis, y además coincide con la evidencia de exposición previa significativa al polvo de asbesto, o se detectan fibras o cuerpos de asbesto en el tejido pulmonar.

Las fibras retenidas en los alvéolos del pulmón (especialmente anfiboles) forman los llamados "cuerpos de asbesto" (las fibras se recubren de proteína a modo de bastoncillo).

Todos los tipos de asbesto causan fibrosis similares.

Esta fibrosis comienza en los bronquios, donde el colágeno va reemplazando a la red inicial de reticulina, de ahí esta fibrosis se extiende y va aumentando de tamaño.

La fibrosis comienza en las bases pulmonares y posteriormente progresa a otras zonas, hasta ocupar toda la estructura del pulmón en los estadios avanzados, llegando a convertirlo en un tejido fibroso, denso, con quistes y algunas zonas de enfisema.

La pleura, también está afectada por la fibrosis hasta un grado que, en el caso de la asbestosis, es mucho más intenso que en otros tipos de neumoconiosis.

El asbesto es un compuesto de silicato fibroso que antes se utilizaba mucho para fortalecer y reforzar materiales de construcción, como aislante y por su elevada resistencia al calor en las superficies sometidas a fricción.

Los peligros de la inhalación del polvo del asbesto procedente de estos materiales sólo se detectaron después de que muchos trabajadores hubiesen sufrido la exposición durante años, debido a que los daños pulmonares son muy lentos y los síntomas aparecen más de 20 años después.

Las partículas de asbesto inhaladas quedan retenidas en los pulmones y no son eliminadas de forma eficaz por la acción limpiadora normal del sistema inmune.

El primer síntoma de la asbestosis es el acortamiento de la respiración, que con el paso del tiempo aparece con esfuerzos cada vez menores.

La oxigenación inadecuada de la sangre y la elevación de los niveles de dióxido de carbono desencadenan un reflejo automático de aumento de la frecuencia y profundidad de la respiración. Se produce también un empeoramiento de la tos y una sensación de opresión en el pecho.

La asbestosis puede progresar hacia una insuficiencia respiratoria en la que el aporte de oxígeno es tan pobre que el paciente está jadeante y azul (cianótico), incluso cuando guarda reposo en cama. En esta fase la radiografía de tórax muestra cambios característicos y los extremos de los dedos adquieren el aspecto de palillos de tambor.

El diagnóstico de la asbestosis se basa en una historia de exposición al asbesto, la aparición de los síntomas clínicos característicos, la evidencia radiológica y, en los casos dudosos, la presencia de las fibras de asbesto en las muestras obtenidas mediante lavado o aspiración pulmonar.

Desafortunadamente, no existe un tratamiento eficaz y por lo general la enfermedad acorta la vida. Las investigaciones han demostrado que las personas con asbestosis presentan también un riesgo elevado de desarrollar cáncer de pulmón, en especial si son fumadoras de cigarrillos.

FUENTES DE EXPOSICIÓN:

- Trabajos de minería, molienda, procesado, transporte, etc. de fibras de asbesto.
- En el domicilio: por la ropa contaminada traída del trabajo
- Contaminación medio-ambiental: exposición de la población proxima.
 

SÍNTOMAS.

Los signos y síntomas de la asbestosis son similares a los que aparecen con motivos de otras fibrosis pulmonares.

El incremento de la fatiga tras la realización de ejercicio, es generalmente el primer síntoma que aparece.

No es frecuente que exista tos, excepto en los últimos estadios.

Tampoco existe aumento de la expectoración, a menos que coexista una bronquitis derivada del hábito de fumar.

La aparición de dolor torácico y hemoptisis (sangre por la boca) indicarán la necesidad de investigar la posible existencia de cáncer bronquial o de un mesotelioma.

Junto con la auscultación característica, el diagnóstico mediante la radiografía de tórax es el elemento de evidencia más importante.

Las pruebas funcionales respiratorias (espirometría) constituyen un elemento diagnóstico donde se observa un síndrome restrictivo de la capacidad pulmonar.

PLEURESÍA VISCERAL ( CRÓNICA Y AGUDA)

La forma aguda es la más común, y se trata de un proceso que acompaña a la enfermedad parenquimatosa. El diagnóstico es radiológico.

Los pulmones se observan con un aspecto típico de veladura, llamado en "vidrio deslustrado".

Este proceso cursa con dolor, fiebre, leucocitosis y aumento de la velocidad de sedimentación.

PLACAS PLEURALES

Las placas que se forman en la pleura, rara vez dan síntomas, y pueden presentarse solas o conjuntamente con asbestosis. El diagnostico es por exploración radiológica.

Se localizan a lo largo de la línea de las costillas apreciando a veces un "reborde" del pulmón.

OTRAS LESIONES

Los "cuernos de asbesto" de los dedos, son áreas de engrosamiento de la piel alrededor de fibras que se han clavado en ella. En la actualidad son difíciles de encontrar, porque el asbesto se envasa con medios automáticos y además se utilizan guantes de protección.

DIAGNÓSTICO:

El diagnóstico de una asbestosis se basará en uno o varios de los datos siguientes:

Una historia de exposición significativa a polvo de asbesto, desde hace mas de 10 años.
Radiografía de tórax: fibrosis basal (categoría 1/0 o superior de la OIT de 1.980).
Auscultación: estertores crepitantes bilaterales específicos.
Espirometría : alteraciones con síndrome restrictivo.

PREVENCIÓN:

- Control técnico:
Sustitución por otros materiales más seguros.
Control del polvo: procesos en húmedo, en aislamiento, con extractores, etc.
Equipos de protección individual (uso de respiradores y tipos según la exposición).
- Supervisión médica: con radiografías de tórax y espirometría pulmonar para diagnóstico precoz de lesiones que se hará con periodicidad desde anual hasta trimestral según los casos (riesgos).
- Información a los trabajadores y recomendaciones higiénicas, así como no fumar, etc.

Las cuestiones relacionadas con la indemnización de esta enfermedad profesional varían según los países.

TOMA MUESTRAS

FIBRAS ALTERNATIVAS

EXPOSICION A FIBRAS
Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]