TE

CULTIVO
El cultivo de la planta de té (camelia sinensis) se realiza fundamentalmente en Asia (y pequeñas cantidades en África y América del Sur,...), en grandes plantaciones (aunque también se cultiva en pequeñas propiedades.
En algunos países como en la India, se trata de un trabajo fundamentalmente realizado por mujeres.

RIESGOS CULTIVO
- Accidentes: caídas, lesiones con las herramientas, rayo, mordedura de serpiente, picaduras de insectos (avispas, abejas,...), alergias a insectos (orugas,...),... etc. Y por la propia mecanización (accidentes por los tractores y otras maquinarias,... etc.)
- Toxicidad: por la exposición a pesticidas.
- Las inadecuadas condiciones de vida y vivienda causan enfermedades: respiratorias, digestivas, anemia (por trabajadoras gestantes, anquilostomiasis, mala alimentación,...) y desnutrición.

PREVENCION CULTIVO
Es importante mejorar las instalaciones sanitarias, aportando además un buen control y asistencia médica, así como una buena información y educación para la salud.

INDUSTRIA
En la industria del té se trabaja el procesado de las yemas jóvenes de la planta de té (camelia sinensis).
Hay muchas variedades de té (según el lugar, la temporada de recolección o el método de tratamiento), que pueden alcanzar el centenar. Pero básicamente se habla de dos variedades: el té verde y el té negro.
Una modalidad es la fabricación de té instantáneo, obtenido de extractos secos de la planta. Lo que antiguamente era un proceso manual, se convirtió en mecanizado, con una serie de técnicas que se realizan en diferentes fases con maquinaria distinta: fase de secado, de aplastamiento y corte, de fermentación, caldeamiento y limpieza, y clasificación del té semimate (en que básicamente se divide en dos clases: hoja y picadura). El té verde se fabrica parecido al negro, pero es diferente en la etapa de fermentación, y en que en la primera etapa es de pancaldeamiento (en lugar del secado).

RIESGOS INDUSTRIA
- Accidentes: por el tipo de máquinas (enganches, aplastamientos,...).
- Estrés térmico: en los procesos de pancaldeamiento y caldeamiento. Pero la mecanización puede evitar la exposición de las personas.
- Exposición a ruido (que puede superar incluso los 90 dB) y vibraciones de las maquinarias.
- Exposición al polvo de té (sobre todo en las etapas de refinado), que además contiene una pequeña cantidad de sílice, por lo que no se descarta el riesgo de neumoconiosis. Este polvo es altamente higroscópico, provocando la sequedad e irritación de las vías respiratorias superiores, y con ello: inflamación crónica de la cavidad nasal (rinitis), vías nasofaríngeas (faringitis) y bronquios (bronquitis) junto con fatiga (astenia).
También pueden causarse reacciones alérgicas a modo de asma causada por la "pelusa del té" o bien por ciertos hongos.

PREVENCION INDUSTRIA
- Prevención de accidentes usando los correspondiente dispositivos de las maquinarias, resguardos de seguridad, protecciones, etc.
- Prevención de la exposición a ruido y vibraciones.
- Control del polvo de té mediante mecanización del mezclado y envasado, y correctos sistemas de ventilación.
- Uso accesorio de equipos de protección personal, sobre todo respiratoria.
- Controles de salud, especialmente detectando posibles riesgos de bronquitis crónicas o asma (son trabajadores/as más sensibles).