ARCILLA

La arcilla es un material maleable formado por los residuos procedentes de la desintegración de rocas de silicatos arcillosos por los agentes atmosféricos. Se encuentra como sedimento en muchas formaciones geológicas en todas las partes del mundo y contiene. 15-20% de agua, y cantidades variables de feldespatos, mica y mezclas de cuarzo, calcita y óxido de hierro. La calidad de la arcilla depende de la cantidad de alúmina que contenga.
Se extrae a menudo de minas a cielo abierto, pero otras veces lo es de minas subterráneas. Se usa en la fabricación de cerámicas, ladrillos, tejas...etc.

RIESGOS
- Accidentes: en los trabajos en la mina y por el uso de la maquinaria. Riesgo de caídas y deslizamientos de arcilla, derrumbamientos, etc.
Por el manejo de equipos mecánicos, resbalones en suelo resbaladizo, o accidentes debidos al uso de cintas transportadoras, reparación y limpieza de maquinaria en movimiento... (que por supuesto, debe impedirse).
- Riesgo de padecer silicosis pulmonar como enfermedad profesional, pues la arcilla puede tener un alto contenido de cuarzo y poca humedad natural, lo que plantea la necesidad de un estricto control de polvo.

PREVENCIÓN
- Pueden evitarse muchos accidentes por desprendimientos de arcillas teniendo en cuenta que la pendiente de trabajo no debe exceder de 60-70º , y deben evitarse los salientes.
- Protección de las partes peligrosas de las maquinarias; "instalación" de pasos elevados sobre las cintas de los transportadores, prohibición de la limpieza y reparación de maquinaria en movimiento...etc.
- Las superficies resbaladizas en el exterior deben protegerse con serrín de madera o materia similar, y las superficies subterráneas deben cubrirse con planchas.
- Reglas de seguridad en el acoplamiento de vagones y prevención de descarrilamientos.
- Control de polvo ambiental.
- Equipos de protección personal en función de los riesgos.
- Controles médicos periódicos observando posibles lesiones pulmonares, incluyendo placa de tórax (rayos X) si procede.