AMONIACO 




AMONIACO

Existen pequeñas cantidades de amoniaco en el aire, agua, tierra y en general, en todas las materias orgánicas en descomposición.

El amoníaco es un gas incoloro de olor muy penetrante.
Se disuelve fácilmente en el agua y se evapora rápidamente.
Generalmente se vende en forma líquida.
El amoníaco es producido naturalmente en el suelo por bacterias, por plantas y animales en descomposición y por desechos animales.
El amoníaco es esencial para muchos procesos biológicos.
Se usa fundamentalmente en la industria química como fuente importante de compuestos nitrogenados, y también en la industria farmacéutica, en medicina y agricultura ( abonos).
El resto es usado en textiles, plásticos, explosivos, en la producción de pulpa y papel, alimentos y bebidas, productos de limpieza domésticos, refrigerantes y otros productos.
También se usa en sales aromáticas.
Otros usos son como refrigerante etc.

El amoníaco líquido se encuentra en muchos productos de limpieza domésticos.

RIESGOS

- Intoxicación durante la producción del amoniaco o de sus compuestos.

Esta intoxicación industrial es generalmente aguda, aunque también puede producirse de forma crónica (pequeñas dosis, durante largo tiempo).

Su efecto es irritante del sistema respiratorio alto, y a grandes concentraciones, afecta al sistema nervioso central (cerebral) produciendo espasmos.

- Las salpicaduras en los ojos son especialmente peligrosas, pues penetra rápidamente en la córnea, destruyendo el globo ocular.

- Riesgos específicos según las tareas que se desempeñen en la fábrica: emisión de monóxido de carbono, de sulfuro de hidrógeno... o de fuertes concentraciones de amoniaco que alcancen límites explosivos, etc.

La exposición a altas concentraciones puede producir quemaduras graves.
El amoníaco se ha encontrado en por lo menos 134 de los 1,613 sitios de la Lista de Prioridades Nacionales identificados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

PREVENCIÓN

- Respecto al alto riesgo de incendio y explosión deben tomarse medidas especiales: instalaciones al aire libre, distancias de seguridad entre los equipos...

- Los depósitos serán fabricados con materia que soporten las presiones y la corrosión.

- Equipamiento con extractores locales de aire, ventilación general y sistemas de alarmas.

- Protección respiratoria con equipos de protección frente a: monóxido de carbono, sulfuro de hidrógeno y amoniaco (son específicos).

- En el interior de los convertidores y recintos cerrados, se usan respiradores con suministro de aire, cinturón de seguridad con cabo salvavidas, y vigilancia desde el exterior para el caso de salvamento.

RECOMENDACION BOTIQUIN EMERGENCIA:

Agua con solución de alumbre al 0,5-1% para el lavado de ojos en caso de contacto accidental.

Solución de acético, cítrico, tartárico y salicílico, para aplicar a la piel después del lavado con agua.

En caso de intoxicación por vía respiratoria, una vez evacuada la víctima al aire fresco, se hará inhalar vapor de agua caliente (si puede ser añadiendo vinagre o ácido cítrico) y una solución de mentol en cloroformo al 10%.

En casos graves de asfixia se administra oxígeno inmediatamente a baja presión, junto con 1 cc de atropina al 1% en inyección subcutánea, y mantener en reposo. Aplicar resucitación si hay parada respiratoria.


MEDIOAMBIENTE

· Debido a que el amoníaco existe naturalmente, se encuentra en el suelo, el aire y el agua.
· La mayoría del amoníaco en el agua se transforma en amonio, un líquido inodoro.
· El amoníaco y el amonio pueden cambiar del uno al otro en el agua.
· El amoníaco es reciclado naturalmente en el ambiente como parte del ciclo del nitrógeno.
· No dura mucho tiempo en el ambiente.
· Las plantas y bacterias incorporan amoníaco rápidamente del suelo y del agua.
· Cierta cantidad de amoníaco en el agua y el suelo es transformada a nitrato y nitrito por bacterias.
· El amoníaco liberado al aire es removido rápidamente por la lluvia o la nieve o por reacciones con otros productos químicos.
· El amoníaco no se acumula en la cadena alimentaria, pero sirve de fuente nutritiva para plantas y bacterias.

EXPOSICION

· Todo el mundo está expuesto regularmente a bajos niveles de amoníaco en el aire, el suelo y el agua.
· El amoníaco tiene un olor fuertemente irritante que la gente puede oler fácilmente antes de que pueda causar daño.
·
· Si usted usa en su hogar productos de limpieza con amoníaco, estará expuesto al amoníaco liberado al aire y a través de contacto con la piel.
·
· Si usted aplica abonos con amoníaco o vive cerca de fincas donde se han aplicado estos abonos, puede respirar amoníaco liberado al aire.
·
· Usted puede estar expuesto a amoníaco que proviene de escapes y derrames de plantas de producción, plantas de almacenaje, oleoductos, camiones tanques y carros de ferrocarril.


EFECTOS

La exposición a altas concentraciones de amoníaco en el aire puede producir quemaduras graves en su piel, ojos, garganta y pulmones.
En casos extremos puede ocurrir ceguera, daño del pulmón y la muerte.
Respirar concentraciones más bajas puede causar tos e irritación de la nariz y la garganta.
Si usted traga amoníaco puede sufrir quemaduras en la boca, la garganta y el estómago.
Derramar amoníaco concentrado sobre la piel causará quemaduras.
Los estudios en animales demuestran efectos similares a los observados en seres humanos.
No sabemos si el amoníaco afecta la reproducción en seres humanos.

¿Qué posibilidades hay de que el amoníaco produzca cáncer?
No sabemos si el amoníaco puede producir cáncer en seres humanos o en animales de laboratorio.
El Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS), la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) y la EPA no han clasificado al amoníaco en relación a carcinogenicidad.

¿Cómo puede el amoníaco afectar a los niños?
Es menos probable que los niños se expongan a amoníaco concentrado porque la mayoría de las exposiciones de ese tipo ocurren en ambientes de trabajo.
Sin embargo, es posible que los niños se expongan de la misma forma que los adultos a gas de amoníaco que provenga de derrames o escapes de tanques de amoníaco u oleoductos, especialmente en fincas donde se usa como abono.
Los niños también pueden estar expuestos a soluciones diluidas de amoníaco en productos de limpieza domésticos que contienen amoníaco.
Los efectos del amoníaco en niños serán probablemente los mismos que en adultos.
No sabemos si la exposición al amoníaco produce defectos de nacimiento, o si puede pasar al feto a través de la placenta o a niños a través de leche materna.

PREVENCION DOMESTICA

Mantenga los productos que contienen amoníaco fuera del alcance de los niños.
Mantenga una ventilación adecuada en cuartos cuando use productos de limpieza que contienen amoníaco y use ropa apropiada y protección para los ojos.
No deje que los niños entren a cuartos donde se está usando amoníaco.
Nunca almacene soluciones de limpieza en envases que pueden ser atractivos para los niños, como por ejemplo botellas de soda.
Evite entrar a terrenos donde se están aplicando abonos de amoníaco.

Hay exámenes que pueden detectar amoníaco en la sangre y la orina.
Sin embargo, estos exámenes no pueden determinar con seguridad si usted ha estado expuesto porque el amoníaco se encuentra normalmente en el cuerpo.
Si usted estuviera expuesto a cantidades de amoníaco peligrosas, lo notaría de inmediato por el fuerte olor desagradable y el fuerte sabor.
Además, también sentiría irritación en su piel, ojos, nariz y garganta.

La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA) ha establecido un límite de 25 partes de amoníaco por millón de partes de aire (25 ppm) en el trabajo durante una jornada de 8 horas diarias y un límite de exposición breve (15 minutos) de 35 ppm.
.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]