RADIO, METAL




·RADIO, METAL


Es un metal blanco y brillante, que se ennegrece al exponerse al aire.
- Sus efectos son conocidos desde su descubrimiento por Becquerel en 1901.
- Se conocen 16 isótopos del radio, y todos son radiactivos. El más importante es el Radio-226 (forma parte de la serie de Uranio), su periodo de desintegración es de 1.622 años, y su producto de transformación es el gas radiactivo radón-222.
- El radio-226 se encuentra en todos los minerales de uranio. La concentración de radio en algunos alimentos (animales o vegetales) depende de la concentración ambiental.
Se extrae de un mineral llamado uraninita, por cristalización, y se obtiene principalmente en forma de sales: cloruros, bromuros, fluoruros, azidas, carbonatos, etc.
De estos compuestos, se extrae el metal por procedimientos de electrólisis. Pero el radio y el bario son difíciles de separar, y por ello se aplica un procedimiento de intercambio de iones.
- Se utiliza como emisor de radiación alfa en: medicina (tratamiento del cáncer), en la industria (fuente de radiación ionizante, fabricación de compuestos luminosos para esferas de relojes e indicadores,...), en la fabricación de pararrayos, en investigación o análisis de materiales (fuente de neutrones), y en la industria nuclear.

RIESGOS
- Personal expuesto: médicos, físicos, químicos, personal auxiliar,..., personas encargadas de la extracción y procesado, trabajo con esferas luminosas,... etc.
- Lesiones (similares a las ocasionadas por los rayos X):
· Dermatitis aguda en la piel: con pigmentación oscura y descamación en manos y cuello tras varios años de exposición, lesiones en las uñas y grietas en los dedos.
· Lesiones en huesos: necrosis ósea, sobre todo del maxilar, con fracturas y tumores, tipo osteosarcoma y carcinoma de los senos paranasales.
· Lesiones en órganos hematopoyéticos (formadores de células sanguíneas): afectando en principio a los glóbulos rojos y evolucionando hacia anemia aplásica, leucopenia,... .
· Otras lesiones: fibrosis pulmonar,... .

PREVENCIÓN 
- Sistemas de ventilación de evacuación de los locales.
- Las fuentes deben estar aisladas herméticamente, con el uso de blindajes (de hormigón o plomo) para reducir la exposición. Cabinas bien ventiladas, con aire filtrado. Con dispositivos de mando por control remoto.
- Uso de ropas protectoras y equipos respiratorios.
- Controles médicos especialmente sobre: el estado de los órganos hematopoyéticos, piel, tejido óseo, ojos, glándulas linfáticas, casos sanguíneos y pulmones.
Se desaconsejan estos trabajos a personas con: alteraciones sanguíneas, lesiones en piel, tuberculosis, lesiones del tejido óseo y muy especialmente a las embarazadas.
Es importante realizar controles muy periódicos de análisis de las células de la sangre (incluyendo un examen morfológico).
El control biológico de la absorción de radón se realiza en el aire exhalado, y el radio se detecta en el análisis de heces. (Además se puede calcular la proporción de radio en el organismo por medio de un contador).

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]