ENCOLADOR




·ENCOLADOR


Sinónimos: Especialista en adhesivos; aplicador de pegamentos; solador y empapelador (industria de la  construcción); aplicador de adhesivos; engomador; especialista en chapeado (mobiliario).
Perfil del empleo.
Estos trabajadores encolan  materiales como papel, tela,  cuero, madera, metal, vidrio,  caucho o plástico, de acuerdo  con procedimientos específicos.
Aplican adhesivos en la superficie de los  materiales mediante cepillado, pulverización,  inmersión, rodillo, sosteniendo la  pieza en cuestión contra un cepillo giratorio  saturado o colocándola entre rodillos  impregnados. Unen mediante presión los  materiales encolados a mano, aseguran  éstos con la ayuda de un rodillo de mano o  los colocan en su lugar de montaje para  fijarlos y aplican el adhesivo. Pueden llevar  a cabo operaciones de montaje de material  preencolado. Eliminan el material sobrante  de las piezas encoladas. Pueden retirar con  un trapo o una esponja el adhesivo aplicado  en exceso en las juntas. Inspeccionan visualmente  el trabajo realizado. De acuerdo con  el elemento encolado, pueden recibir la  denominación de encolador de elementos  en punta de flecha (juguetes - equipamiento  deportivo); encolador de juntas (fabricación  de maquinaria); aplicador de muescas  (juguetes - equipamiento deportivo); encolador  de rellenos (todas las industrias); o de  pulverizador de adhesivos (todas las industrias)  con arreglo al método de encolado  utilizado. Otras denominaciones posibles  son: forrador de cajas, manual (artículos de  papel); esparcidor de cola (mobiliario);  confeccionador de filtros de papel (componentes  electrónicos); encolador de goma  (juguetes - equipamiento deportivo).
Profesiones asociadas y específicas.
Aplicador de adhesivos; pulverizador  de adhesivos; operador  de máquinas de encolado;  solador; aplicador de oseína;  especialista en juntas encoladas;  operador de equipos de fabricación de cola;  mezclador de adhesivos; esparcidor de adhesivos;  operadordemáquinasdeencolar; etc.

Tareas.
Adherir; aplicar (adhesivos);  aspirar (disolventes); montar;  unir (piezas de relleno); encuadernar  (libros); aglutinar; cepillar;  enmoquetar; acarrear;  sujetar; limpiar y acondicionar; subir (escaleras  de mano, andamios, etc.); revestir;  cubrir; cortar (moquetas, bordes de papel  pintado, etc.); sumergir; distribuir (cola);  conducir; deshacerse (de residuos); secar;  documentar; alimentar (máquinas); ajustar;  formar; encolar; manejar; calentar (cola);  sostener (herramientas); inyectar (cola);  inspeccionar; instalar; aislar; juntar (superficies);  arrodillarse (al enmoquetar, etc.);  laminar; solar; izar y bajar; cargar y  descargar; mantener; fabricar; mezclar  (colas con varios componentes, etc.);  moldear; abrir (recipientes, etc.); poner en  funcionamiento (equipos); pedir (materiales);  empaquetar y desempaquetar; empastar;  ejecutar; colocar; verter; preparar;  presionar; regular (el flujo de pulverización,  etc.); reparar; sellar; afianzar; seleccionar;  establecer; alisar (superficies); pulverizar;  esparcir; apretar; almacenar; supervisar;  roscar; comprobar (las juntas encoladas);  transportar; dar el acabado; desatascar  (boquillas); tapizar; utilizar (herramientas);  lavar (equipos, manos, etc.); llevar (equipos  deprotecciónpersonal);pesar;limpiar.

Equipo básico utilizado.
Cepillos de mano; rodillos (de  mano o mecanizados); equipo  de pulverización (de aire  comprimido o no; de mano o  automático); pistolas de inyección  de cola aplicada en caliente; rociadores;  aplicadores a presión.
Industrias en las que esta  profesión es común.
Cintas adhesivas; acondicionamiento  de aire (fabricación e  instalación); fabricación y  mantenimiento de aeronaves;  montaje de aparatos; encuadernación;  fabricación y mantenimiento de  automóviles; construcción (solado y empapelado);  cartón ondulado; pañales desechables;  electrónica; colchones de espuma;  calzado; muebles; joyería; etiquetado y  embalaje en diversas industrias y servicios;  laminación (papel y cartón); cuero; fontanería  (PVC y otras tuberías de plástico);  refrigeración; caucho; fabricación de  juguetes; tapicería.

Riesgos.
Riesgos de accidente.
– Lesiones producidas al trabajar  con equipos mecanizados  utilizados en la  mezcla o la aplicación de  colas (p. ej., al enredarse ropas,  cabellos o pelo de la barba o pillarse  los dedos en mezcladoras mecánicas o en  prensas);
– Caídas de escaleras de mano (sobre todo  en el caso de los empapeladores);
– Caída de recipientes de cola pesados sobre  los pies;
– Cortes sufridos al abrir ciertos tipos de  recipientes de cola;
– Reventón de boquillas de pulverización  a presión, con especial riesgo de  daños oculares, sobre todo cuando se  utilizan equipos sin presión de aire;
– Explosión de recipientes a presión;
– Quemaduras y daños oculares en el caso  de trabajos con adhesivos aplicados  en caliente (en especial al pulverizar);  quemaduras debidas al contacto con  superficies calientes (p. ej., de secadores  o de calentadores de activación).
– Salpicaduras de líquidos irritantes,  alergénicos y peligrosos por otras razones  (disolventes; diluyentes, colas líquidas,  emulsiones muy alcalinas, etc.) en  los ojos o sobre la piel, con posibilidad  de ingestión durante la mezcla, el  transporte o la aplicación de los  adhesivos;
– Intoxicación por fosgeno.
– Posibilidad de que los dedos se queden  pegados.
– Riesgo de descarga eléctrica o electrocución  debido a la utilización de herramientas  eléctricas de mano (p. ej.,  pistolas de aplicación de cola en caliente,  ventiladores, ciertos instrumentos  de pulverización), sobre todo al realizar  trabajos con colas acuosas;
– Riesgo elevado de incendios y explosiones  debido a la presencia de disolventes  y otros materiales inflamables (p. ej.,  papel y cartón en los trabajos de encuadernación,  madera y polvo de madera  en la fabricación de muebles, algunas  espumas inflamables en la aplicación  de colas para aislamiento, etc.) y a la  acumulación de vapores de disolvente,  sobre todo en instalaciones pequeñas y  mal ventiladas (véase el Apéndice);
– Explosiones de mezclas de hidrógeno y  aire formadas al poner en contacto,  por error o accidente, colas de un alto  contenido alcalino con superficies de  aluminio.

Riesgos físicos.
– Exposición a la radiación  de microondas y la luz infrarroja  o ultravioleta si se  utilizan en el secado de  colas;
– Niveles de ruido elevados, especialmente  en las operaciones de  pulverización.
Riesgos químicos.
– Eritema, sensibilización de  la piel, dermatosis de contacto  y sistémicas como resultado  de la exposición a  numerosos disolventes y  sus vapores o a otros componentes de  las colas, como las resinas epóxicas, el n-hexano, el tolueno, el cloruro de vinilo,  etc.;
– Depigmentación cutánea por contacto  (vitíligo) en trabajadores expuestos a las  colas de neopreno;
– Aparición de ampollas en la piel por contacto  con colas que contienen epiclorohidrina  (p. ej., colas epóxi);
– Irritación ocular debida a la acción de  colas o vapores que contienen epiclorohidrina,  disolventes clorados, tolueno o  xileno;
– Asfixia en el caso de exposición a concentraciones  elevadas de n-hexano;
– Irritación de la boca, la garganta y la cavidad  nasal por la acción del tolueno, el  tricloroetileno o el xileno;
– Irritación del aparato respiratorio por el  contacto con vapores de disolvente, en  particular, de n-hexano;
– Intoxicación por monóxido de carbono  procedente de los adhesivos aplicados en  caliente a excesiva temperatura;
– Neumoconiosis debida a la exposición al  polvo o a las fibras de algunos materiales  aislantes inorgánicos encolados;
– Edema pulmonar como resultado de la  inhalación de vapores de disolventes alifáticos  mezclados y gasolina;
– Edema pulmonar, neumonitis química y  hemorragias debidas a la aspiración de  benceno líquido o xileno;
– Trastornos gastrointestinales como consecuencia  de la ingestión de pequeñas  cantidades de diversas colas, en especial  en la aplicación de las basadas en vinilo;
– Polineuropatía, sobre todo a causa del nhexano;
– Depresión del sistema nervioso central  con posibilidad de migrañas, mareos, falta  de coordinación, estupor y coma como  resultado de la inhalación de acrilonitrilo,  ciclohexano, tolueno, xileno, 1,1,1-tricloroetano  y tricloroetileno;
– Riesgo de aborto espontáneo o de daños  al feto en las mujeres embarazadas expuestas  a disolventes organohalógenos;
– Cambios sanguíneos y anemia debidos a  la exposición al benceno;
– Elevación de la tensión arterial a causa  de la exposición a la dimetilformamida;
– Daños del hígado como resultado de la  acción de la dimetilformamida, el tetrahidrofurano  y el cloruro de vinilo;
– Carcinogenicidad. Los siguientes componentes  de las colas y disolventes han sido  clasificados como cancerígenos animales  (categoría A3) por la Conferencia Americana  de Higienistas Industriales del Gobierno  (ACGIH): acrilamida; cloroformo;  dinitrotolueno; epiclorohidrina;  hexacloroetano; cloruro de metileno; 2-  nitropropano. El acrilonitrilo y el acrilato  de etilo se han clasificado como presuntos  cancerígenos humanos (categoría  A2). Se ha confirmado que el benceno  constituye una sustancia cancerígena para  el hombre (categoría A1).
Riesgos biológicos.
– Exposición a microorganismos  patogénicos que pueden desarrollarse en ciertos tipos  de colas (p. ej., oseína, caseína).
Factores ergonómicos y sociales.
– Problemas en muñecas, manos  y brazos (p. ej., tenosinovitis  como consecuencia de  la realización de movimientos  repetitivos al encolar mediante  cepillado o aplicadores a presión);
– Cansancio (en particular en las piernas),  que afecta especialmente a los encoladores  que trabajan continuamente de pie,  por ejemplo, en puestos de pulverización;
– Calambres en las piernas y lesiones de rodilla  en el caso de los soladores (instaladores  de moqueta, parqué o tarima); la  utilización de las rodillas para desplazar  la moqueta al colocarla puede causar  bursitis (conocida en este caso como “rodilla  del instalador de moqueta”)
– Tensiones y torceduras causadas por el  levantamiento de recipientes de cola  pesados;
– Exposición a olores desagradables, sobre  todo los desprendidos por colas que contienen  ciertos bactericidas.
Información Complementaria.
1. Se han registrado intoxicaciones  graves e incluso con  resultado de muerte en  encoladores al fumar en  presencia de colas que contienen  disolventes organohalógenos. Al  ser inhalados a través de un cigarrillo  encendido, tales materiales se descomponen  y se transforman parcialmente  en fosgeno.
2. Un riesgo específico de los encoladores  consiste en la posibilidad de que  queden pegados los dedos entre sí,  sobre todo al trabajar con cianoacrilato  y algunas colas epóxicas.
3. Pueden producirse lesiones graves,  sobre todo al encolar mediante pulverización  sin aire, por inyección cutánea  de cola a alta presión en las manos o en  los brazos.
4. El “esnifado de cola” y los efectos  neurotóxicos y de intoxicación  asociados a esta práctica constituyen un  riesgo significativo debido a la facilidad  de acceso al producto.
5. La utilización de benceno como disolvente  de colas ha sido prohibido en  numerosos países.
6. Se han producido lesiones oculares por  el reventón de recipientes de cola (en  particular de cianoacrilato) al apretar  repetidamente tubos cuya abertura se  encontraba atascada por una pequeña  cantidad de producto endurecido.
7. Se ha registrado un aumento de la incidencia  de cáncer sinonasal, rectal y de  esclerosis múltiple en el caso de los  encoladores.
Sustancias químicas utilizadas habitualmente  como componentes o disolventes de  las colas:

– Acetato de etilo
– n-Acetato de butilo
– Acetato de isopropilo
– Acetato de polivinilo
– Acetato de vinilo
– Acetona
– Acido adípico
– n-Acrilato de butilo
– Acrilato de estireno
– Acrilato de etilvinilo
– Acrilonitrilo
– Alcohol isobutílico
– Alcohol isopropílico
– Alcohol polivinílico
– Aminas alifáticas
– Anhídrido maleíco
– Benceno
– p-terc-Butilfenol
– Cianoacrilato de metilo
– Ciclohexano
– Ciclohexanona
– Cloroacetamida
– Clorobenceno
– Cloruro de metileno
– Cloruro de polivinilo
– Colágeno
– Colofonia (resina de trementina)
– Diaminodifenilmetano
– Dibutil maleinato
– o-Diclorobenceno
– 1,1-Dicloroetano
– Diclorometano (cloruro de metileno)
– Dicloropropano
– Diisocianato de tolueno
– 2,2-Dimetilbutano
– Disolvente de nafta
– Disolvente de Stoddard
– Etanol
– Etilbutilcetona
– Etilcianoacrilato
– Formaldehído
– Glicoles de polioxialkeno
– n-Heptano
– n-Hexano
– 2-Hidroxipropil metacrilato
– Hidroxitolueno butilado
– Isoforonediamina
– Látex natural
– Metacrilato de metilo
– Metanol
– Metil cloroformo  (1,1,1-tricloroetano)
– Metilbutilcetona
– Metiletilcetona
– Metilisobutilcetona
– Metilpentano
– Nafta VM&P
– Neopreno
– Nitrobenceno
– 2-Nitropropano
– Pentaclorofenol
– Pentano
– Percloroetileno
– Polímeros de acrilamida
– Queroseno
– Resinas de fenol-formaldehído
– Resinas de poliéster
– Resinas de poliimida
– Resinas de poliuretano
– Resinas epóxi
– Resinas poliamida
– Tetracloroetileno (percloetileno)
– Tetrahidrofurano
– Tolueno
– 1,1,1-Tricloroetano
– Tricloroetileno
– Xileno

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]