DESINFECTANTE

La desinfección de instrumentos y superficies de los puestos de trabajo, básicamente en el laboratorio donde se manipulan muestras biológicas, constituye la forma más adecuada de evitar el posible contagio.

Esto se consigue con una correcta utilización de desinfectantes.

Para el empleo de estos productos (tóxicos) es necesario conocer los riesgos ligados a su utilización y los consejos de prudencia que deben estar indicados en la etiqueta y en la ficha de datos de seguridad.

En general, el producto debe poderse aplicar de tal manera que no presente ningún riesgo de toxicidad aguda o crónica para los animales y el hombre.

Debe tenerse en cuenta que, por su propia función, destrucción de microorganismos, la mayoría de desinfectantes tienen unas características de toxicidad importantes.

La primera acción preventiva en cuanto a su uso es comprobar que estén adecuadamente etiquetados según la normativa vigente, (RD 1078/93, preparados, y RD 363/95, substancias, y siguientes), tanto si se han adquirido comercialmente como si se han preparado en el propio laboratorio.

Al adquirir productos químicos debe exigirse siempre con la primera entrega la ficha datos de seguridad correspondiente.

Relación de desinfectantes (NTPs)

Ácido peracético
Agua oxigenada (Peróxido de hidrógeno)
Alcohol etílico (Etanol)
Alcohol isopropílico (Isopropanol)
Aldehídos
Formol-formaldehído
Glutaraldehído
Cloro   (Hipoclorito sódico)
Compuestos de amonio cauteurario
Compuestos fenólicos
Yodo y Yodóforas

 

Glosario NTPs

ASEPSIA
BACTERICIDA
BACTERIOSTÁTICO
DESCONTAMINACIÓN
DESINFECCIÓN
ESTERILIDAD
ESTERILIZACIÓN

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]

FACEBOOK  TWITTER