·VETERINARIO

Los veterinarios investigan, perfeccionan o desarrollan conceptos, teorías y métodos y aplican los conocimientos de la medicina veterinaria.

Sus tareas incluyen las siguientes:
a) Llevar a cabo investigaciones y concebir, perfeccionar o desarrollar conceptos, teorías y métodos.
b) realizar exámenes y diagnosticar enfermedades o lesiones de animales.
c) Administrar tratamiento veterinario quirúrgico o medicinal.
d) Examinar ganado lechero y de otro tipo y vacunar los animales contra enfermedades.
e) Asesorar sobre el cuidado y la cría, la reproducción y el cruce de animales (inseminación artificial, castración,...).
f) Inspeccionar la calidad, la pureza y la seguridad de los alimentos total o parcialmente de origen animal (carnes, leche, huevos, pescados) destinados al consumo humano.
g) dar asistencia durante la vigilancia epidemiológica, radiológica y de otro tipo de la salud de los animales.
h) Preparar comunicaciones e informes de carácter académico o científico.
i) Ejercer tareas afines.
j) Supervisar la labor de otros trabajadores.

Veterinaria, rama de la ciencia médica que se ocupa de prevenir, curar o paliar las enfermedades y lesiones de los animales, especialmente de los domésticos; comprende las disciplinas de histología, anatomía, microbiología, parasitología, patología, farmacología y fisiología de los animales. Los veterinarios también ayudan a proteger al ser humano de las más de 100 enfermedades de los animales que pueden afectarlo.
La mayor parte de los veterinarios se dedican a la práctica privada.

Muchos de ellos tratan a todo tipo de animales, pero en los últimos años muchos han limitado su práctica al tratamiento de animales de compañía. Algunos se han especializado en el tratamiento de ciertas poblaciones, como las de caballos, aves de corral o los animales de los zoológicos. Otros se han especializado en ciertos problemas médicos de los animales; estos especialistas son oftalmólogos, dermatólogos, radiólogos y patólogos veterinarios.

Muchos de ellos son miembros de facultades de instituciones educativas, que además de impartir enseñanzas realizan también investigaciones.

Las industrias que elaboran fármacos para las personas y los animales dan trabajo a un gran número de veterinarios. Un número reducido de veterinarios trabajan como gestores de grandes granjas de cría de vacuno para carne, de centros de producción de leche y de muchas de las grandes granjas avícolas, cada vez de mayor tamaño. También hay un número reducido de veterinarios que empiezan a implicarse en la transferencia de embriones en el ganado vacuno, en la que se extraen huevos fecundados de donantes superiores para transferirlos al útero de vacas de calidad genética inferior.
La veterinaria moderna está hoy al mismo nivel que la medicina, y se emplean métodos de investigación similares.

Muchas de las clínicas privadas para animales que han aparecido tienen dos o más veterinarios entre su personal, y las más grandes normalmente disponen de especialistas en determinados animales.

La demanda de inspección alimentaria por parte de veterinarios va en aumento, especialmente en el caso de la carne, la leche y los alimentos procesados, así como la de regulación del tráfico de todo tipo de animales y la erradicación de las plagas que les afectan. Además, el hacinamiento cada vez mayor de muchos animales de granja requiere expertos veterinarios en los campos de la vacunación, la inmunización y métodos especiales de higiene.

RIESGOS
- Exposición a zoonosis (enfermedades trasmitidas por los animales a las personas).
- Accidentes: con los animales (coces, mordeduras, golpes,...), riesgo eléctrico, riesgos en el traslado (a granjas por caminos rurales, ...)... etc.
- Exposición a radiaciones ionizantes (radiología,...).
- Exposición a sustancias tóxicas o alérgicas usadas en terapias, pesticidas, ...
- En el laboratorio: infecciones, sustancias tóxicas, ...
- Estrés psicológico (dependiendo de las situaciones).

PREVENCION
- Diseñar correctamente el procedimiento de trabajo, y disponer de los medios idóneos.
- Métodos adecuados para el trato de animales dependiendo de las circunstancias, por ejemplo: uso de anestésicos, sedantes,...
- Añadir el uso de materiales de protección: ropa, guantes, botas, gafas, ... según las necesidades.
- Inmunización o vacunación (o quimioprofilaxis,...) si es posible.