·VENTILACION INDUSTRIAL

Se considera una parte integral del acondicionamiento del aire ambiente, con la finalidad de eliminar los contaminantes y aportar un aire respirable y una climatización de la condiciones de temperatura (calefacción o refrigeración) y humedad (hasta el estado de confortabilidad). Por lo tanto, es un medio útil de control de la temperatura y los contaminantes.

- Tipos de ventilación:

· Ventilación natural: el aire sale eventualmente por cualquier abertura, o fisuras para ser sustituido por aire fresco. Pero para controlar las emisiones de contaminantes (polvos, humos, gases, vapores...), no es suficiente basarse en la filtración, que sólo es útil para emisiones muy bajas de gases y vapores. Por otra parte, se controlan bien las emisiones moderadas de calor.

· Ventilación general forzada: puede ser por medios difusores que soplan aire fresco al local, o por evacuación del aire del local con ventiladores (en paredes o techo).

· Ventilación de evacuación: para emisiones altas de contaminantes. Este sistema debe colocarse próximo al foco del contaminante, o bien usar dispositivos de aire fresco en el entorno de los trabajadores/as. De esta forma, las concentraciones de contaminación se reducen, y los tóxicos se controlan con un aislamiento completo (o casi completo) del proceso y son evacuados del recinto.

· Ventilación de confort: para obtener las condiciones de confort adecuadas mediante climatización (caliente o frío) y humedad del local.

- La elección técnica de los requisitos de ventilación, el tipo, etc. dependerá de las características y condiciones de trabajo, de las operaciones y puestos de trabajo en estudio.
- Previamente a la iniciación del proceso, deben realizarse pruebas de ventilación, para comprobar: el funcionamiento, la emisión de ruido, si en el ambiente se consigue la calidad de aire deseada (mediciones ambientales), y si las emisiones al exterior no causan contaminación al medio ambiente de la comunidad.
Se aconseja que la revisiones se repitan anualmente, con inspecciones periódicas (semanalmente) según las características del trabajo.
- Las mediciones de la calidad del aire se realizan con: termómetro (para la temperatura), anemómetro (para la velocidad del aire), e instrumentos adecuados para la toma de muestras (gases, polvos y otros contaminantes). Se mide en el entorno de las personas, para detectar lo que perciben, y también en las aberturas hacia y desde el sistema de ventilación para conocer los regímenes de emisión de los contaminantes. 

SISTEMAS EXTRACTORES

- Los sistemas extractores se utilizan a nivel industrial para la ventilación de evacuación local de los contaminantes tóxicos del aire.
- A diferencia de la ventilación general (que funciona cuando el contaminante ya se ha dispersado y requiere mayor cantidad de aire), los sistemas de extracción actúan antes de que el agente de riesgo contamine el aire del trabajador/a. Controla mejor que la ventilación general. Por este motivo, la ventilación de evacuación local se usa estrictamente en procesos de una determinada contaminación, y frecuentemente ubicados en determinados puntos de un proceso mecanizado.
- El mecanismo se basa en el movimiento del contaminante en el aire, a través del propio aire.
El sistema de evacuación local consiste en una serie de campanas (una en cada operación) que están conectadas por un sistema de tuberías a un ventilador central, con una instalación de limpieza de aire, y un punto de descarga.
- Para la eficacia del sistema, el diseño más importante es el de las campanas de evacuación, y además, la determinación de sus respectivas necesidades de ventilación.
Conviene utilizar campanas y sistemas de ventilación de evacuación normalizados (derivados de ensayos ya probados). Existen reglamentos indicando las normas mínimas que debe cumplir el equipo.
- Antes de su puesta en marcha para los procesos de trabajo, deberán realizarse pruebas de funcionamiento óptimo, controlando las concentraciones atmosféricas del contaminante, bajo los límites.
- Del mismo modo, es necesario hacer comprobaciones y supervisiones periódicas, para detectar posibles anomalías que hubiera que reparar. (A modo de programas regulares de inspecciones de los elementos del sistema, y mediciones de contaminantes medio-ambientales).
- Es importante añadir programas de salud específicos, para conocer mediante controles médicos si los trabajadores/as expuestos/as han recibido contaminación, y en qué grado. (Los controles dependerán del tipo de contaminante/s en cuestión).

MEDIDAS

1 En todos los locales de la empresa habrán sistemas de suministro y extracción de aire correctamente distribuidos y que aseguren una efectiva renovación del aire; o en su defecto, existen ventanas que se puedan abrir. (RD 486/97).

2 La renovación mínima del aire en los locales de trabajo oscilará entre 30 y 50 metros cúbicos de aire limpio por hora y trabajador, según lo establecido en el RD 486/97. (RD 486/97).

3 Procurar que las tomas de aire exterior no estén localizadas en sitios de contaminación elevada. (RD 486/97).

4 Someter al aire exterior a filtración u otro tipo de tratamiento que garantice una calidad adecuada del aire de ventilación. Procurar que las tomas de aire exterior no estén localizadas en sitios de contaminación elevada. Las entradas y salidas de aire deben estar instaladas suficientemente alejadas entre sí. (RD 486/97).

5 El aire procedente de lugares donde haya una emisión importante de contaminantes debe ser expulsado y no recircularse. (RD 486/97).

6 Las salas de máquinas, de instalaciones combustibles, etc., han de cumplir los reglamentos vigentes en cuanto a ventilación.

7 Cuando se manipulan sustancias químicas tóxicas o nocivas y existen focos concretos de contaminación (humos, polvos, nieblas, gases o vapores), se dispondrá de extracciones localizadas de aire de características adecuadas a los focos de generación de los contaminantes.

8 El sentido de las corrientes de aire que provoca la ventilación no disminuirá la eficacia de las extracciones localizadas.

9 Comprobar periódicamente el correcto funcionamiento de los sistemas de ventilación y/o extracción.

10 Los garajes de más de 5 vehículos dispondrán de ventilación natural o forzada de forma que ningún punto del garaje diste más de 25 m. de un punto de extracción de humos. (NBE-CPI-96).

11 La ventilación natural del garaje será adecuada para la eliminación de humos de incendio (mínimo huecos o conducciones al exterior de 0.25 cm² /m² de superficie). En caso contrario será forzada (debiendo proporcionar al menor 6 renovaciones por hora). (NBE-CPI-96).

12 Los portones de los garajes tendrán una abertura de al menos 0.3 m² como mínimo, en caso de que puedan ser destinados a evacuación. (NBE-CPI-96).