·TABACO

Nombre común de dos plantas de la familia de las Solanáceas cultivadas por sus hojas que, una vez curadas, se fuman, se mascan o se aspiran en forma de rapé. La especie más cultivada alcanza entre 1 y 3 m de altura y produce de 10 a 20 hojas anchas alternas que brotan de un tallo central.

Contiene un alcaloide, la nicotina.

Es tóxica y puede producir alteraciones en el aparato circulatorio y los pulmones del ser humano.

En ocasiones, se ha utilizado como insecticida.

Historia

El tabaco es una planta originaria del continente americano. Según observó Cristóbal Colón, los indígenas del Caribe fumaban el tabaco valiéndose de una caña en forma de pipa llamada tobago, de donde deriva el nombre de la planta. Al parecer le atribuían propiedades medicinales y lo usaban en sus ceremonias. En 1510, Francisco Hernández de Toledo llevó la semilla a España, cincuenta años después lo introdujo en Francia el diplomático Jean Nicot, al que la planta debe el nombre genérico (Nicotiana). En 1585 lo llevó a Inglaterra el navegante sir Francis Drake; el explorador inglés sir Walter Raleigh inició en la corte isabelina la costumbre de fumar el tabaco en pipa. El nuevo producto se difundió rápidamente por Europa y Rusia, y en el siglo XVII llegó a China, Japón y la costa occidental de África.

España monopolizó el comercio del tabaco, para lo cual estableció en 1634 el estanco de este producto para Castilla y León, régimen que en 1707 se amplió a todos los territorios de la corona, acompañado de la prohibición de cultivar la planta en la península para facilitar el control aduanero. La extensión del estanco a Cuba, donde tenía lugar gran parte de la producción, provocó numerosas revueltas y, en 1735, España cedió la explotación a la Compañía de La Habana. La América colonial anglófona se convirtió en el primer productor mundial de tabaco; el cultivo se inició en el asentamiento de Jamestown, donde ya en 1615 la planta crecía en jardines, campos y hasta en las calles; en poco tiempo se convirtió en el producto agrícola básico y en el principal medio de cambio de la colonia. En 1776, el cultivo se extendió hacia Carolina del Norte y llegó por el oeste hasta Missouri. Hacia 1864, un agricultor de Ohio obtuvo por casualidad una cepa deficiente en clorofila que recibió el nombre de burley blanco y acabó por convertirse en el ingrediente principal de las mezclas de picadura americana, sobre todo a partir de la invención en 1881 de la máquina de elaborar cigarrillos.

Producción

Aunque se cultiva tabaco en unos 120 países de condiciones climatológicas diversas, que llegan por el norte hasta los 50º de latitud, las mejores labores comerciales se fabrican con el producto obtenido en ciertas regiones que dedican mucha atención y trabajo a su cultivo.

Las plántulas de las distintas cepas —como las destinadas a la producción de picadura Maryland o burley para cigarrillos y de tripa, capilla y capa para cigarros puros— se trasplantan de las cajoneras frías en que se obtienen al campo; cada tipo exige un régimen especial de riego y aplicación de fertilizante. Para obtener las hojas grandes y delgadas con las que se elabora la capa de los puros se extienden sobre los campos grandes cubiertas de tela de saco (costal). Con el fin de favorecer el crecimiento de las hojas mayores, las plantas se desmochan antes de la floración. Las hojas suelen recolectarse a mano y a medida que maduran. A continuación se tienden en barracones y se curan al aire, con fuego o con calor, de modo que la hoja adquiera al marchitarse el color y el aroma buscados. El curado con aire, que se aplica a muchos tabacos destinados a la producción de cigarrillos y cigarros, dura entre seis y ocho semanas. Para curar al fuego se enciende una hoguera en el suelo del barracón y se deja que las hojas se impregnen del humo formado. El curado con calor se realiza aplicando con cuidado el calor conducido a través de unos humeros, de forma que las hojas fermenten y sequen de forma correcta. Las hojas así curadas se clasifican, por lo general en función de la posición que ocupaban en la planta, el color, el tamaño y otras características; se empacan y se llevan a los almacenes donde se subastan.

Uso del tabaco

Numerosos estudios médicos han vinculado el consumo de tabaco con el cáncer de pulmón, las afecciones vasculares del corazón, el enfisema y otras enfermedades; todo ello ha llevado a muchos países a financiar intensas campañas orientadas a restringir el uso y la venta de tabaco. En general, el consumo ha disminuido en occidente, aunque ha aumentado entre ciertos grupos sociales, como las mujeres de los países del sur de Europa. Un reglamento del GATT (Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio) autoriza a los países signatarios a "considerar la salud humana más importante que la liberalización del comercio", pero el comercio internacional de tabaco sigue creciendo a buen ritmo. En los países en desarrollo, el consumo aumenta a razón del 2% anual.

CULTIVO

El tabaco se cultiva generalmente en extensas áreas tanto de zonas tropicales como templadas. Los métodos de cultivo varían de una región a otra según el clima, el tipo de suelo, etc., y requiere labores profundas del terreno. También se aplican pesticidas y fungicidas.

- Cuando la planta ha crecido, se "desbotona", cortando con una navaja el cogollo, y se "deshija" arrancando los brotes con los dedos. A los dos meses de iniciar la florescencia, las hojas amarillean, y se cortan a golpe de hoz, por plantas enteras, o por pares de hojas ("mancuernas"), o por hojas sueltas.

- Después tienen lugar los proceso de secado (en muros al sol, por fuego, o por aire caliente en secaderos), y la fermentación (fundamentalmente química y enzimática). Y en determinados cigarrillos (los americanos,...) se añade un proceso de envejecimiento en locales aireados durante 1-3 años.

RIESGOS CULTIVO

- Toxicidad: por exposición al rociado de pesticidas y fungicida.

- El contacto de la hoja del tabaco con al piel causa un absorción percutánea de nicotina, que produce la "enfermedad del tabaco verde". Esta enfermedad cursa con trastornos neurológicos (dolor de cabeza, vértigos, náuseas, vómitos,...), respiratorios (tos y dificultad respiratoria), y gastrointestinales (estreñimiento o diarrea,...), junto con eliminación urinaria de nicotina y de su metabolito (la cotinina).

- Dermatosis en piel en los trabajos de desbotonar y deshijar.

- En trabajos de fermentación pueden causarse conjuntivitis y laringitis.

- Accidentes: heridas con las herramientas: cortes con las navajas, ... etc.

Se asocia el riesgo de tétanos en las heridas.

PREVENCIÓN CULTIVO

- Medidas de higiene y de primeros auxilios, asociadas a materiales de protección personal correspondientes (ropa, guantes)

- Correcto diseño de las herramientas

- Uso de pesticidas menos peligrosos.

- Uso de maquinarias: tractores,

de transporte de carga (evitando trabajos manuales,...).

INDUSTRIA

El tabaco se manufactura para confeccionar cigarrillos, tabaco de pipa, de mascar, etc., y aunque muchas fábricas están mecanizadas, todavía hay algunos tipos de cigarros que se hacen a mano.

- Proceso: las hojas de tabaco se reciben en fardos, para realizar la preparación y la mezcla. En principio de humedecen los fardos por regado o por vapor, y luego se corta mecánicamente la base leñosa del manojo ("desmoñar"). Después se arranca la vena principal de cada hoja ("desvenado"), y se mezclan tabacos de diferentes tipos y recolecciones. Se aplican aditivos vegetales o químicos para aportar determinados sabores o aromas (Ejemplo: los cigarrillos rubios o tipo "blended ") que se llaman "salsas".

Se usan máquinas picadoras y cortadoras, y por último se reduce el grado de humedad por calentamiento en "torrefactores" y "secadores" y se enfría por aire.

- La confección puede ser manual, pero sobre todo es mecanizada, con las máquinas liadoras que producen un ciagarrillo "sinfín" ("salchichas"), que se corta, empaqueta, etiqueta,... y embala. Para todo ello se utilizan maquinarias de transporte neumático, rotativos de tornillo (o de nervios helicoidales, o paletas,...), bandas transportadoras, etc.

- Los residuos de tabaco se suelen incinerar en un horno, pero en otros casos se usan para destilar nicotina.

RIESGOS INDUSTRIA

- Riesgos por exposición al polvo de tabaco, y por contacto con estas sustancias (VER: TABACO/CULTIVO, POLVO/CONTROL,...). Causa síntomas como: conjuntivitis, picor y sequedad naxo-faríngea, malestar gástrico,... (se consideran síntomas transitorios que desaparecen tras unos días, haciéndose la persona resistente a ello).

También surgen serios trastornos respiratorios: disnea (fatiga), enfisema y bronquitis crónica.

- Riesgo especial de dermatosis recidivantes con lesiones en piel y fragilidad de uñas en trabajos de desvenado y confección manual de cigarros puros.

PREVENCIÓN INDUSTRIA

- Prevención de accidentes de la maquinaria: uso de defensas, dispositivos y resguardos, ... especialmente en los puntos y máquinas de mayor riesgo (transmisiones, engranajes, picadores, cuchillas, correas, rodillos, poleas,...).

- Prevención del riesgo de explosión del polvo de tabaco.

- Prevención de las condiciones climáticas de temperatura y humedad.

- Como prevención general se recomienda disponer de sistemas de ventilación general y de aspiración mecánica de polvos y vapores. Se asociará el uso de ropas y materiales de protección personal adecuadas, así como medios de higiene personal (vestuarios y duchas).

Se recomiendan controles de salud para detectar en principio personas sensibles, reforzar la prevención o adecuar el puesto a la persona.