RADIACIONES ULTRAVIOLETA




·RADIACIONES ULTRAVIOLETA

VISIBLE E INFRARROJA
Las "radiaciones no ionizantes", se corresponden con las regiones del espectro electromagnético, en las que la energía de los fotones emitidos es insuficiente, en condiciones normales, para producir ionizaciones en los átomos de las moléculas absorbentes. Su límite más bajo de longitud de onda se considera en los 100 nm, donde están incluidas las regiones de las bandas infrarroja, visible y ultravioleta.
La absorción de las zonas ultravioleta y visible del espectro, causa reacciones fotoquímicas o de fluorescencia. En la radiación infrarroja (y la de longitudes de onda superiores), toda la energía radiante se convierte en calor.

RADIACIÓN ULTRAVIOLETA
Es la porción del espectro comprendida entre la longitud de onda más larga de los rayos X, y las longitudes de onda más cortas del espectro visible.
Tiene tres zonas:
· A- o RUV próxima o de onda larga o luz negra, con longitudes de onda entre 400 y 320 nm.
· B- o RUV de onda media o radiación de quemadura solar, entre 320 y 280 nm.
· C- o RUV lejana o de onda corta o radiación germicida.
Las energías radiantes inferiores a 200 nm se denominan "radiación ultravioleta de vacío", pues solamente pueden existir en el vacío o en el ambiente de un gas inerte.
La fuente más importante de RUV es el sol, pero es absorbida por la capa de ozono de la estratosfera (sobre todo la longitud de onda de 250 nm, y hasta la de 350 nm). Las fuente artificiales son: fuentes luminosas incandescentes, fluorescentes, operaciones de soldadura, antorchas de plasma, y láseres.

RIESGOS
- Eritemas y quemaduras en la piel: (en las longitudes de onda por debajo de los 320 nm).
Tras la exposición puede haber un periodo de latencia de dos o más horas y sus mayores efectos pueden manifestarse hasta incluso las 12-24 horas. Puede aparecer desde un sencillo enrojecimiento (eritema) hasta una considerable ampolla con descamación. Después desaparecerá dejando un aumento de la pigmentación (bronceado) y engrosamiento de la piel (de la capa córnea), que suponen una reacción defensiva para resistir los efectos de exposiciones siguientes. La intensidad de los síntomas es superior cuanto más clara es la piel (cuanto más oscura es la piel, es más resistente y los mismos efectos se presentan a dosis superiores).
- Efectos carcinogénicos: causa cáncer de la piel tras largos periodos de exposición. Sobre todo en trabajadores/as expuestos a la intemperie y a productos químicos como: benzopireno de alquitrán de hulla, metilcolantreno, y otros compuestos de antraceno.
- Fotosensibilidad: son reacciones anormales asociadas a enfermedades idiopáticas (de la persona): lupus eritematoso, porfiria,... y ante la ingestión o aplicación de ciertas drogas o medicamentos.
- Conjuntivitis y queratitis: unas horas después de la exposición surgen síntomas de conjuntivitis, fotofobia, inflamación dolorosa de la córnea del ojo, epífora y blefaritis (hinchazón de los párpados). La evolución de las lesiones dependen la longitud de onda de exposición y del tiempo de duración de la misma.
- Fluorescencia: se utilizan fuentes de "luz negra" en diagnóstico médico para detectar por el brillo de la fluorescencia las tiñas en la piel y coproporfirinas en orina. También ocurre en el cristalino del ojo, pero de forma transitoria. Otros usos de la fluorescencia han sido enfocados con fines de publicidad.
- Efecto bactericida y virucida: por eso se utilizan aparatos de emisión de estas radiaciones para la desinfección del ambiente, y de la superficie de líquidos y sólidos. Es importante la prevención de las personas, pues pueden causar además eritema en la piel y conjuntivitis en los ojos, por su uso.
- Efectos indirectos: por debajo de 160 nm pueden disociar el nitrógeno molecular, que en presencia de oxígeno formará óxidos de nitrógeno. También descomponen los vapores de hidrocarburos clorados (tetracloruro de carbono, tricloroetileno,..) formando gases tóxicos como el cloruro de hidrógeno y el fosgeno.

RADIACIÓN VISIBLE
Se corresponde con el intervalo del espectro luminoso comprendido entre la longitud de onda más larga del ultravioleta próximo a 400 nm y la longitud de onda más larga del infrarrojo a 750 nm.
- La exposición a fuentes de luz deslumbrantes, causa daño a las estructuras del ojo dando: fatiga ocular, iritis y blefaritis, hasta intenso daño ocular (en caso de fuentes incandescentes).

RADIACIÓN INFRARROJA
Se corresponde con al banda del espectro comprendida entre 0,75 micro-m a 1 micro-m aproximadamente.
Las fuentes industriales de radiaciones infrarrojas son: hornos, metales o vidrios fundidos y procesos por arco.
La absorción de estas longitudes de onda, tiene efectos térmicos.
- Quemaduras en al piel, causando desde eritema (enrojecimiento) hasta ampollas.
- En los ojos causan inflamación crónica de los párpados (por exposiciones repetidas) y lesiones ocultas sobre la córnea. Las radiaciones de longitud de onda más corta causan lesiones de las estructuras más internas del ojo: iris, cristalino ("catarata de los vidrieros") y retina.
Las lesiones en la retina pueden darse por ejemplo: al exponerse a la observación de un eclipse, o ante fuentes intensas de láser.

PREVENCIÓN
- Uso de pantallas, blindajes y materiales de protección personal como las gafas con filtro.
- Mantener las distancias adecuadas: pues (salvo en el caso de los haces de láser), el efecto es proporcionalmente inverso al cuadrado de la distancia.
- Ventilación del local, para que la radiación ultravioleta no pueda actuar sobre gases contaminantes.
- Instalar avisos e información en la zona de radiación invisible o insensible.
- Tener en cuenta que generalmente se emiten radiaciones de varias bandas y que la protección contra un tipo de radiación no es suficiente para otras.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]