NEUMOCONIOSIS




·NEUMOCONIOSIS

Es una enfermedad causada por la acumulación de polvo en los pulmones, y la reacción tisular que provoca.
- Pero no todos los polvos son causantes de la neumoconiosis, pues existe el filtro que aporta la nariz y la trama bronquial (la mucosa húmeda y los cilios que existen en ella) que retiene casi todas las partículas de polvo grueso, y luego son fagocitadas por las células encargadas de ello.
- Solamente las partículas con un diámetro inferior a 0,003 mm alcanzan los espacios aéreos pulmonares en cantidades significativas, y la gran mayoría de éstas tienen un tamaño inferior a 0,001 mm.
- La acumulación de este polvo, va colapsando el bronquiolo respiratorio (última unidad funcional de la estructura junto con los alveolos), y va evolucionando con exposiciones sucesivas fusionando unos focos con otros, pasando la neumoconiosis de ser multifocal a difusa.
Al estar los alveolos colapsados, el tejido pulmonar no puede cumplir su función, reaccionando con la formación de fibras (como cicatrices), dependiendo del polvo. Por eso se clasifican los polvos en fibrogénicos y no fibrogénicos (aunque muchos polvos son de características intermedias, como los silicatos). Las neumoconiosis se consideran ’colagenosas" o no según el polvo sea o no fibrogénico.
- Los polvos no fibrogénicos son los que se llaman ’inertes" (biológicamente) y son: caolinita, dióxido de titanio, óxido de estaño (estanniosis), sulfato de bario (bariotosis), óxido fénico y polvos de vidrio. En este caso, los espacios aéreos quedan intactos, y la lesión es potencialmente reversible.
- Casi todas las neumoconiosis se denominan según el tipo de polvos que llegan a los pulmones.
- El grado de incapacidad a la que puede llevar una neumoconiosis depende de la insuficiencia respiratoria que la causa (reducción de la capacidad funcional), que está en relación con la cantidad de polvo inhalado, y sobre todo, de la capacidad fibrogénica del mismo (muy incapacitante).
- Las neumoconiosis más típicas por polvos fibrogénicos son: la silicosis (fibrosis nodular multifocal) y la asbestosis (fibrosis pulmonar difusa no uniforme, afectando sobre todo las bases pulmonares). La insuficiencia respiratoria aparecerá como consecuencia de una bronquitis, un enfisema, o ambos.
El tabaco es un factor coadyuvante en la evolución a cáncer pulmonar por exposición a asbesto.
- También hay enfermedades crónicas pulmonares por inhalación de polvos que no son neumoconiosis, aunque también pueden llegar a ser muy incapacitantes: bisioniosis, beriliosis, pulmón del granjero, etc. donde el polvo o bien ha afectado el tejido pulmonar (reacción de inflamación granulomatosa) o al tejido bronquial (broncoconstricción).
- Polvos con riesgo de cáncer respiratorio: minerales radiactivos, asbesto y cromatos.
- Otros enfermedades por exposición a polvo: bronquitis crónica ... (aunque no esté incluida como enfermedad profesional...).
CLASIFICACIÓN INTERNACIONAL
Es necesaria una clasificación y un código de interpretación que sirva de intercambio de información entre los diferentes países.
- Hasta ahora, se han realizado diferentes tipos de clasificaciones y definiciones al respecto.
- La clasificación actual se basa en datos radiológicos, pues son los más fáciles de estandarizar y codificar, y sirven para el diagnóstico de la evolución de la gravedad.
- No obstante, han surgido diferentes criterios respecto a los signos radiológicos y descripciones a utilizar para la clasificación.
- Después de diferentes sistemas de clasificación, la revisión de 1980 la efectuó la OIT (Organización Internacional del Trabajo) con la cooperación de las Comunidades Europeas, el Instituto Nacional de Salud y Seguridad del Trabajo de los Estados Unidos (NIOSH) y el Colegio Americano de Radiología.
Se mantuvieron los principios de las anteriores clasificaciones de 1968 y 1971 y concilió la Clasificación Completa y la Abreviada de tal forma que fuera posible utilizar cualquier combinación de ambas, de acuerdo con las necesidades de cada caso. Por ejemplo: la abreviada para el terreno clínico, y la completa para investigaciones epidemiológicas. También son útiles con fines de indemnización. Pero si existe posibilidad de que las imágenes radiográficas tengan otra etiología. La radiografía no debe clasificarse.
Además, la clasificación 1980 aporta una serie de 22 radiografías tipo seleccionados a nivel internacional que sirven para los estándares medios de profusión de pequeñas opacidades. La profusión constituye el índice más importante de la exposición a la que ha sido sometida la persona.
Además la clasificación hace hincapié en la importancia de la calidad de las radiografías de tórax aportando información sobre equipos y técnicas.
NEUMOCONIOSIS CON INFECCIÓN INTERRECURRENTE
Es la modificación que sufre el pulmón afectado de neumoconiosis por polvo, cuando surge una infección, generalmente tuberculosis, evolucionando a la cronicidad con incremento de la fibrosis. Ejemplo: silicotuberculosis, donde es posible que las partículas de sílice destruyan los fagocitos (células de defensa para eliminar el polvo o agentes agresores) y por ello se favorece la multiplicación de los bacilos tuberculosos, a la vez que surge una respuesta inmunológica y se incrementa la fibrosis.
- La ’silicato-tuberculosis" es la infección por tuberculosis en una neumoconiosis causada por silicatos: caolín o asbestos. Se incrementa la reacción de fibrosis en ambos casos. También se ha detectado que una infección por un hongo (cándida albicans) produce una intensa fibrosis colagenosa en una asbestosis (por exposición a asbesto).
- En los mineros de carbón de hulla (’neumoconiosis de los hulleros"). Se detectó una neumoconiosis con imagen radiológica en forma ’apelotonado" a diferencia de otras neumoconiosis con reticulación en forma de ’encaje". Se estudió la relación de estos ’pelotones" de carbón (con contenido de sílice) con una coincidencia de tuberculosis añadida, concluyéndose en que ésta última agravaba seriamente el proceso fibrótico.
- También puede haber una fibrosis masiva en pulmones cuando se asocia la neumoconiosis con otras infecciones como: bacilos de vole y polvo de hematita (en trabajos con hematita).
Otras infecciones en mineros: micosis, bronconeumonías, bronquitis, bronquiectasios, gripe y espiroquetosis. (Sin terapia antibiótica pertinente agravar el cuadro).


PREVENCIÓN INFECCIÓN
- Prevención de la neumoconiosis: mediante la supresión del polvo, y medios de protección a los trabajadores/as.
- Controles periódicos (monitorización) de las concentraciones de polvo ambiental del puesto de trabajo.
- Control médico que incluya: Rx de tórax, baciloscopia de esputo (detección del bacilotuberculoso), y demás exploraciones del aparato respiratorio.
- Los casos afectados se tratan con terapia específica antituberculosa, entre otros tratamientos.
NEUMOCONIOSIS DE LOS MINEROS DE CARBÓN
Es una enfermedad pulmonar causada por la retención prolongada en los pulmones de cantidades anormales de polvo producido en los trabajos de minería (sobre todo en el interior, y también en trabajos de cribado, paleros...).
Hay una neumoconiosis simple y una complicada (más rara, con fibrosis masiva progresiva o masas pseudotumorales).
- Las lesiones silicóticas son raras en mineros, pues la sílice suele estar en menos del 5% del contenido del polvo (salvo en trabajos de roca, con gran contenido de sílice libre).
- Cuanto mayor es el tamaño del polvo, hay menor riesgo de neumoconiosis. Este riesgo disminuye por orden desde la antracita al carbón antracinoso, al carbón bituminoso, dejando de ser un riesgo en las minas de lignito.
- Las causas de la neumoconiosis complicada son discutidas, existiendo diversas teorías como: existencia de tuberculosis o de otra infección, causas inmunológicas, o por sobrecarga de polvo, etc.
- Esta neumoconiosis se presenta en forma de pequeños focos diseminados a lo largo de las vías aéreas finas de los pulmones ( sobre todo en los alveolos), y ocasionalmente hay fibras de reticulina y colágenas. Esta neumoconiosis simple, puede asociarse con enfisema centro-acinar.
Pero en la forma complicada (que asienta sobre una forma simple) surgen masas de tejido fibroso mezclado con polvo (sobre todo en las partes altas pulmonares) y evoluciona hacia una "fibrosis masiva progresiva" que se puede controlar por exploración radiológica seriada. También puede llegar a causar un fallo de las cavidades cardíacas derechas.
- La neumoconiosis simple evoluciona con incremento del tamaño y número de los focos pulvígenos característicos. La evolución puede frenarse si se retira la exposición al polvo (salvo que exista silicosis).
Avanza con una disminución de la función respiratoria (detectado por pruebas funcionales como la espirometría). Esta evolución es más intensa y rápida en la forma complicada, asociandose con enfisema, e incluso con afectación de cavidades cardíacas derechas, acortando la vida media de la persona.
- También se han realizado estudios sobre la incidencia de bronquitis asociada a las lesiones.
- Para la clasificación y determinar el grado es práctico utilizar los modelos de imágenes radiográficas.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]