MERCURIO




·MERCURIO

AZOGUE
Es un metal pesado, movedizo, de color blanco-plateado. En condiciones normales y a temperatura ambiente, es líquido.
- En la naturaleza se encuentra en el mineral de cinabrio (en forma de sulfuro), en la corteza terrestre en geodas de mercurio líquido (Ejemplo: en Almadén) y también como esquistos y pizarras impregnados.
- El mineral de mercurio se extrae por minería subterránea. Y el mercurio se extrae por calentamiento en un horno (rotatorio o de tipo de cuba) o por reducción con óxido de calcio o hierro. Los vapores así emitidos se condensan en tubos verticales.
- El mercurio metálico y sus compuestos inorgánicos se usan en: tratamiento de la plata y oro, fabricación de amalgamas, de aparatos de medición para laboratorio, bombillas, tubos de vapor, tubos de rayos X, como catalizador, en industria química, en laboratorios de investigación (física, química o biológica), en electrodeposición, fabricación de fieltro, de tejidos, seda artificial, de pinturas y pigmentos, taxidermia, fotografía,...
COMPUESTOS ORGÁNICOS
Son compuestos en los que el mercurio está directamente unido a un átomo de carbono. Los grupos de estos compuestos más importantes, y de uso más común son: los alkilos, los hidrocarburos aromáticos o arilos y los alkoxialkilos.
- Se utilizan: en medicina (antisépticos, germicidas, diuréticos, contraceptivos), como pesticidas (algicidas, herbicidas, fungicidas,...), como preservadores (en pinturas, tejidos, papeles, madera,...), y en la industria química (como catalizadores, alkilantes,...).
- Se citan:
· Compuestos arílicos de mercurio: ACETATO FENILMERCÚRICO.
· Compuestos alkilmercúricos: CLORURO METILMERCÚRICO, CLORURO ETILMERCÚRICO.
· Compuestos alkoxialkilmercúricos: ACETATO DE METOXIMETILMERCURIO.


PREVENCIÓN COMPUESTOS
- Sustitución de los compuestos alkilmercúricos por otros menos nocivos. En caso de usarlos será en sistemas de proceso en cerrado y con buena ventilación, sin posibilidad de exposición para las personas.
- Medidas técnicas enfocadas a evitar la exposición a vapores de mercurio: pues la mayoría de las exposiciones a estos compuestos, son mixtas: exposición a vapores de mercurio y al compuesto orgánico (porque se descomponen y liberan vapores de mercurio). Uso de ropas protectoras que se cambiarán a final del turno, protección respiratoria en algunas operaciones (Ejemplo: pintado aerográfico), junto con sistemas de ventilación.
- Información a los trabajadores/as sobre los riesgos y las medidas de prevención.
- Controles de salud: asociando control biológico específico al tipo de compuesto mercurial de exposición. Los compuestos arílicos requieren revisarse mediante análisis de sangre y orina. (La concentración de mercurio no debe superar 50 microgramos/lit en orina, o 3 microgramos/100 ml en sangre). (En el caso de compuestos alkílicos el valor límite es 5 microgramos/100 ml)
Las exposiciones antiguas se detectan en el pelo (teniendo en cuenta el crecimiento de 1 cm. al mes), y no deben superar 15 mg/Kg). Todas estas determinaciones requieren ser realizadas por laboratorios especializados.
- Estos trabajos se desaconsejan a personas: mujeres fértiles, embarazadas o lactantes (pues los alkilmercúricos causan lesiones fetales, y postnatales en lactantes), y personas con eczemas, lesiones renales, o neurológicas.
- El tratamiento de la intoxicación, dependerá del compuesto, pero en general, se aplica: administración de cisteína con hemodiálisis (para eliminar el mercurio del organismo), y pueden añadirse agentes queladores (excepto algunos como el BAL, que provocaría la acumulación de la sustancia en el cerebro) (AGENTES QUELADORES).
También se recomienda usar N-acetilpenicilamina o el ácido dimercaptosuccínico para movilizar el mercurio del cerebro y favorecer la eliminación. Entre otros métodos para facilitar la eliminación del mercurio del intestino se ha usado una resina intercambiada de iones. En caso de lesiones de contacto puede usarse n-acetilpenicilamina en soluciones tópicas. El resto de lesiones, pueden requerir tratamientos específicos.


RIESGOS
Los efectos del mercurio metálico y sus compuestos inorgánicos son:
- Toxicidad: Los vapores penetran sobre todo por inhalación (principal vía de entrada), la absorción vía digestiva es despreciable, y por la piel es sólo por causa de un accidente (Ejemplo: rotura de un termómetro). Los compuestos inorgánicos (sales mercuriales) penetran por inhalación y por el tracto gastrointestinal (en caso de ingestión por accidente).
La absorción por la piel del mercurio y sus compuestos es muy baja.
Los iones de mercurio se distribuyen por el plasma y las células, puede traspasar la barrera hematoencefálica, y tiende a depositarse en los riñones y el encéfalo. Se excreta sobre todo por: el colon, riñones y en parte por la saliva, piel, transpiración o sudor y aire espirado. La vida media biológica es de unos 60 días.
· La intoxicación aguda (por inhalación de vapores en la extracción, o por calentamiento) causa: irritación pulmonar (neumonía química) que puede llegar a edema agudo de pulmón y lesiones renales. En caso de ingestión accidental, cursa con inflamación gastrointestinal y lesiones de insuficiencia renal.
· La intoxicación subaguda causa: síntomas respiratorios (tos, irritación bronquial), gastrointestinales (vómitos, diarrea), dolor y ulceraciones en boca y encías, y en algunos casos, proteinuria (eliminación de proteínas en orina).
· La intoxicación crónica: tiene un comienzo insidioso (que dificulta el diagnóstico) afectando sobre todo al sistema nervioso (puede que se inicie con ligera insuficiencia renal) con: temblores y algún tipo de alteración psicomotriz o neuromuscular (con sudoración, dermografismo,..). Si persiste la exposición, evoluciona con alteraciones psicológicas, digestivas y deterioro general (anorexia, pérdida de peso, etc.), haciéndose ya irreversible.
Predominan los síntomas digestivos (que se presentan antes) y sobre todo los nerviosos (más manifiestos y dolorosos).
- En principio (pródromos), surgen alteraciones digestivas (anorexia) con temblores y alteraciones neuróticas.
- Si la exposición continúa, las lesiones evolucionan haciéndose irreversibles. Generalmente evoluciona de una forma intermitente, con períodos de mejoría. (Antiguamente evolucionaban a una grave caquexia con trastornos mentales nerviosos y digestivos).
Una variante es el "micromercurialismo": neurosis, con labilidad cardiovascular y alteraciones gástricas.
- LESIONES DIGESTIVAS: Gingivitis (inflamación de encías) con sabor metálico en la boca, que se agrava con la mala higiene bucal. Estomatitis ulceromembranosa (inflamación de la boca) con salivación ("ptialismo mercurial"), lengua blanquecina, aliento fétido, quemazón al comer o beber, fiebre, inflamación de ganglios submaxilares, y periostitis alveolodental (ataca a los tejidos de los dientes, que caen o deben ser extraídos). Con independencia de la gingivitis (inflamación de las encías) aparece un ribete azulado en las encías ("ribete de Burton"), y también puntos grisáceos en la mucosa de la boca. Puede haber faringitis (una variante es la faringitis de Kussmmaul con intenso enrojecimiento y afectación de amígdalas y velo del paladar). Otras lesiones: gastritis, y gastroduodenitis.
- LESIONES RENALES: nefrosis en la intoxicación aguda. En casos de intoxicación crónica surge una albuminuria leve transitoria.
- LESIONES DEL SISTEMA NERVIOSO: (puede ir junto a los síntomas gastrointestinales ). Puede haber un temblor intencional ("temblor mercurial", que es parecido al de la esclerosis múltiple. Empieza en los dedos y puede avanzar afectando a la cara y a los miembros.... Suele desaparecer durante el sueño) o un temblor pasivo (Parkinsonismo mercurial: con hipotonía, marcha vacilante cara de "máscara",...).
Cualquiera que predomine, se complica con "eretismo mercurial" en casos de mayor excitación (por nerviosismo, hambre,...). El temblor mercurial puede avanzar hasta causar movimientos coreiformes tan amplios que se llega a tener que atar al paciente a la cama. Otras veces se detecta el agarrotamiento de la mano al coger cualquier objeto (no lo puede soltar), dificulta la emisión de las palabras (selismo mercurial), y la escritura.
Es característico el deseo de dormir. La pérdida de memoria lleva a una demencia, que aparece junto con el "síndrome vegetativo mercurial" en sus estadios finales.
- LESIONES EN OJOS: coloración del cristalino de los ojos, por depósitos de mercurio (incluso antes de los síntomas de intoxicación) que se llama "mercurialentis" (detectado por lámpara de hendidura), y puede acompañarse con restricciones del campo visual.
- EFECTOS SOBRE LA SANGRE: anemia ( a veces precedida de policitemia o aumento de glóbulos), linfocitosis, eosinofilia,...
- METABOLISMO: parece ser que genera un aumento de enzimas lisosomiales en el plasma.
- La introducción subcutánea accidental (Ejemplo: accidente por rotura de un termómetro) causa: inflamación local de la piel, que puede seguirse de síntomas de intoxicación (insuficiencia renal pasajera, lesiones digestivas moderadas, sabor metálico en al boca, alteraciones neuropsíquicas, anemia) y puede llegar a complicaciones de embolización a los tejidos.
- El mercurio y sus sales pueden causar irritación de la piel y eczema agudo de contacto (mercurio metálico).


PREVENCIÓN
- Sustitución del uso de mercurio por otras sustancias con menos riesgos.
- En las minas: uso de técnicas de picado en húmedo, sistemas de ventilación y de protección respiratoria.
- En la industria: uso de sistemas herméticamente cerrados para los procesos. El pavimento y los bancos de trabajo serán de material de fácil limpieza de eventuales derrames, y con un ligero declive hacia un colector. Limpieza regular de superficies, y evitar que contamine el agua (recogida inmediata). Uso de sistemas de ventilación.
- Controles de salud, especialmente para detectar: lesiones en piel (eczema), de la boca, neurológicas y renales. Pueden asociarse determinaciones analíticas de mercurio en orina (la concentración máxima admisible es de 50 micro-gramos/litro en orina), o bien en sangre (máximo 3 microgramos/100 ml). También se suelen realizar análisis de poteinuria (proteínas en orina).Lo más importante es detectar síntomas neurológicos: pues ante cualquier alteración del comportamiento o temblor (mercurial), se requiere un estudio a fondo (a veces se han utilizado test psicomotrices para la detección).
- Información a los trabajadores/as de los riesgos: higiene personal, ducharse al final de jornada, lavarse antes de comer, prohibición de comida y bebida en los locales de trabajo, etc.
- Uso de guantes y equipos de protección respiratoria, etc. Los materiales y la ropa de trabajo se guardarán en taquillas separadas.
- Los casos afectados requieren tratamiento: administración de BAL (2,3-dimercaptopropanol) vía intramuscular.
No hay tratamiento específico para la intoxicación crónica, lo importante es sólo la detección precoz de los síntomas.
Pueden usarse tratamientos para estimular la eliminación de mercurio: BAL, CaNa, EDTA, penicilamina, N-acetil-D-penicilamina,... con resultados variables; o mejor con 2,3-dimercaptopropano-1-sulfonato sódico, ácido dimercaptosuccínico (AGENTES QUELADORES).

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]