ESCALERAS DE MANO




·ESCALERAS DE MANO

Las escaleras de mano se usan en muchas actividades de trabajo: construcción, decoración, industria, comercio, limpieza de ventanas, ... e incluso en tareas domésticas.
Pueden ser de diferentes formas: de tipo fijas o portátiles, ... variedades especiales según el tipo de trabajos, e incluso de diferentes materiales (generalmente de aluminio con materiales plásticos,...).
Se usan solo para trabajos de corta duración (no deben usarse cuando existen otros medios más seguros).
En los lugares donde se requiere un acceso frecuente pero intermitente, una escalera fija es preferible a una portátil.
Otras veces se requiere una escalera de tipo plegable con plataforma o pasamanos, cuando la persona debe permanecer subida largos periodos, por ejemplo: en almacenes,... etc.

RIESGOS

- Acidentalidad muy variada, debida a: resbalamiento de la escalera que no fue asentada o asegurada, inclinación debida al transporte de mercancías a mano, materiales inadecuados, defectos o roturas, arreglos mal efectuados, descargas eléctricas por contacto (si es metálica), etc.

PREVENCION

- Existen normativas respecto a los materiales de construcción a usar, la forma y los métodos de fabricación. (Productos sólidos y seguros).
- Debe seleccionarse la adecuada al tipo de trabajo, y será examinada antes de su uso.
- No usar escaleras metálicas para trabajos de electricidad.
- Debe asegurarse firmemente, con su pies al mismo nivel, y jamás se debe calzar ningún pie.

Solo en determinadas circunstancias se usan calzos de seguridad.
- En trabajos de construcción, al fijar la escalera, una persona debe sujetar la base, hasta que la parte superior quede bien atada.

La estructura a la que se ate, debe ser firme.
- Al subir o bajar, debe hacerse de cara a la escalera, y agarrando los largueros. Y solo debe subirse una persona.
- Tomar precauciones especiales en los lugares de tránsito de otras personas, vehículos (carretillas,..) etc.: bloqueando los pasos y accesos, o con una persona de vigilante,...

- En escaleras fijas: dispondrán de aros de seguridad que impidan la caída de personas, si son largas se colocan plataformas, jamás deben soportar pesos adicionales más que a las personas, prohibición de usar los aros de seguridad como peldaños, y deben estar protegidas contra descargas eléctricas.
- Almacenamiento correcto con: protección de la exposición a los elementos, lejos de radiadores y fuentes de calor, sin que se deformen o resientan las uniones.
- Conviene que estén marcadas con un numero de registro o fichero, indicando las inspecciones a la entrada y salida de almacén.

- Inspecciones periódicas: las escaleras de madera conviene que sean inspeccionadas cada tres meses al menos, y las de aluminio cada mes. Debe comprobarse la estabilidad y solidez, así como las posibilidades de desgaste, corrosión u oxidación. No se recomienda pintarlas, pues se ocultarían los defectos.
En las escaleras de aluminio debe inspeccionarse si existen: deformaciones, holguras de peldaños, que no haya corrosión, bordes cortantes, y el estado de los accesorios (cuerdas, remaches,...), y el estado de las piezas de apoyo antideslizantes. Además deben ser sometidas a ciertas pruebas de flexión, desviación y carga para revelar sus defectos (ciertos métodos de comprobaciones de estabilidad, peldaños fijos,...)
Las escaleras de acero fijas, deben ser inspeccionadas regularmente por personal específico (al menos cada dos años, o con mayor frecuencia si existe riesgo de corrosión).
- En todo caso, cualquier reparación debe ser efectuada por personal experto. No obstante suele ser recomendable la adquisición de materiales nuevos, y las escaleras defectuosas deben ser destruidas (para evitar el uso accidental de la desechada).

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)    ESCALERAS MANO
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]