·CROMO

ALEACIONES Y COMPUESTOS
CROMO
Es un metal duro y brillante, de color gris y resistente a la corrosión.
Se obtiene a partir de los minerales (espinela, cromita, cromita ferrosa), en minas subterráneas o a cielo abierto. El mineral se tritura y se concentra, para su tratamiento posterior en un horno eléctrico y otros procesos.
Se usa sobre todo para: piezas de automóviles, de equipos eléctricos, fabricación de acero inoxidable (en aleación con hierro y níquel,...), y en otras aleaciones.

COMPUESTOS DE CROMO:
Compuestos de cromo trivalente (III):ÓXIDO CRÓMICO, SULFATO CRÓMICO,
Compuestos de cromo hexavalente (VI): DICROMATO SÓDICO , DICROMATO POTÁSICO, TRIÓXIDO DE CROMO,
Cromatos insolubles: CROMATO DE PLOMO, CROMATO CÁLCICO, CROMATO DE CINC.

El cromato y dicromato sódico, son los materiales iniciales que se obtiene del mineral, y a partir de ellos se fabrican la mayoría de los compuestos mediante diferentes procesos.
Tienen un amplio campo de utilidades: fabricación de pigmentos (los cromatos de plomo, cromato de zinc, óxido crómico), preservación de maderas, anticorrosivos, fabricación de vidrios y esmaltes de color, en curtidos (sulfato crómico), estampado de telas, fabricación de celuloides para color, fabricación de catalizadores, en aplicación de "cromados" decorativos y resistentes (ácido crómico), y otros usos en la industria química.

RIESGOS
- Exposición laboral por: inhalación de polvos y humos en la fabricación de dicromato, cromato de zinc y plomo, inhalación de nieblas de ácido crómico en el trabajo de cromados y revestimientos de superficies metálicas, soldadura del acero inoxidable (posibles humos y polvos de cromo hexavalente) y el contacto de la piel con los compuestos de cromo hexavalente en su fabricación y uso.
La dermatitis por contacto a cromo, puede darse en muchas profesiones: fabricación de automóvil, trabajos con locomotoras diésel, trabajos con petróleo, con cemento, etc.
- Los compuestos de cromo trivalente son menos peligrosos (sin causar dermatitis ni úlceras en la piel), pero los de cromo hexavalente son: irritantes y corrosivos (de piel y mucosas) y se absorben por la vía digestiva, respiratoria y percutánea (por la piel), causando efectos fundamentalmente sobre la piel y el aparato respiratorio.

Lesiones en la piel:
· Ulcera por cromo: el cromo hexavalente penetra en la piel a través de cortes y abrasiones, con acción corrosiva. Las lesiones son más frecuentes en las manos, antebrazos y pies, comenzando por una pápula indolora y va formándose la úlcera que progresivamente invade zonas más profundas hasta el hueso. Con tratamiento, la curación es lenta dejando una cicatriz atrófica (antiguamente, en casos de evolución sin tratamiento, podía llegar a hacer necesaria la amputación del dedo).
· Irritación cutánea y sensibilización: sobre todo en las zonas de roce de la ropa con la piel (cuello y muñecas) causando eczema profesional de carácter crónico, que como se ha citado puede ocurrir en una amplia variedad de actividades laborales.

Lesiones respiratorias:
· Efectos respiratorias tras la inhalación de polvo o nieblas que contengan cromo hexavalente, a modo de: irritación y congestión de nariz y garganta, con estornudos y lesiones en el tabique nasal y a veces reacciones de asma. También en casos de inhalación de nieblas de ácido crómico: síntomas respiratorios similares a bronquitis con disnea (fatiga), dolor de cabeza y del pecho. De forma tardía, puede causar cáncer de pulmón (carcinoma broncogénico detectado en: trabajos de fabricación de dicromatos, industria de colorantes, pigmentos,...) que es similar a otros del mismo cáncer (dificulta la determinación de su causalidad en el cromo).
· Ulcera del tabique nasal: surge tras una herida o traumatismo (aun siendo leve, por ejemplo por hurga en el tabique), en los lugares contaminados de polvos y humos, empezando con rinorrea (secreción nasal) y epistaxis (sangrado de nariz), provocando la lesión a modo de costra (que la persona afectada tiende a retirar, empeorando la lesión) y va progresivamente afectando el cartílago hasta causar la perforación del tabique. Si la perforación es pequeña, se percibe un molesto silbido al respirar.

PREVENCIÓN
- Evitar la exposición mediante un correcto diseño de los procesos de trabajo, con un adecuado sistema de extracción de humos y vapores, y otros medios. El uso de prendas de protección se considera accesorio (Ejemplo: añadir máscaras contra el polvo), pero en ciertos casos especiales pude requerirse una especial protección respiratoria con equipos alimentados con aire, por ejemplo en determinadas tareas de mantenimiento de equipos.
- Uso de procedimientos que eviten las emisiones: limpieza al vacío, sistemas en húmedo,...
- Mediciones periódicas de las concentraciones ambientales (por aparatos fijos, o de control personal).
- Medidas de higiene y limpieza de los locales, ropas de trabajo y del personal, y disponer de medios al respecto (vestuarios, duchas, reposición de ropas impermeabilizadas,...).
- Evitar el contacto con la piel, sobre todo en ¡zonas de pequeñas lesiones o sudorosas,...
En caso de pequeños cortes, se aplicará en la zona CaNa2, ACIDO EDÉTICO (EDTA) al 10%, para evitar que evolucione la lesión. Y también es útil aplicarlo en el tabique nasal como prevención
- Revisiones médicas: especialmente del estado de la piel, y del aparato respiratorio (con radiografía de tórax si procede). La detección de cromo en sangre o en orina no aporta un diagnóstico concreto (pues está discutido).