·CRESOLES

Y DERIVADOS
HIDROXITOLUENOS, METILFENOLES, TRICRESOLES
DERIVADOS: TRICRESILFOSFATO - DINITRO-O-CRESOL - CREOSOTA
El cresol es una mezcla de isómeros, o bien de "cresoles", xilenoles y fenoles. Es un líquido incoloro o amarillento que se vuelve marrón al exponerse al aire.
Se usa en la industria química (fabricación del plásticos, colorantes, antioxidantes, esmaltes de alambres, solventes, reinas fenólicas y otros productos...). También se usan en jabones y en soluciones desinfectantes sanitarias y domésticas.

RIESGOS
- Toxicidad del cresol similar a la del fenol: se absorbe por piel (sobre todo según la extensión de la piel, más que la contaminación), vía respiratoria (vapores irritantes respiratorios) y digestiva (sensación urente en boca y esófago con vómitos). Actúa con efectos tóxicos sobre las células. Causa depresión del sistema nervioso central (sobre todo medular) y cardiovascular.
Es muy irritante de la piel (causa desde alergia y enrojecimiento hasta vesiculaciones y úlceras, dependiendo de la concentración), y a su través se absorbe para causar neuritis del nervio facial y lesiones en hígado y riñón (incluso necrosis).
En los casos graves surge después el colapso vascular, shock, hipotermia, pérdida de consciencia, fallo respiratorio y muerte.
- Riesgo moderado de incendio.

PREVENCIÓN
- Evitar el contacto con la piel y los ojos. En todo caso se usarán guantes, botas, delantales de goma, gafas,... u otros medios.
- Almacenamiento en contenedores de hierro o acero, y bien etiquetados. Se deben evitar los derrames, y en tal caso, debe lavarse la zona con abundante agua (o se recogen con arena previamente,...).
- Disponer de baños o duchas de emergencia para el caso de salpicadura accidental.
- Control médico, asociando detección en orina (como tal o conjugado con ácido glucurónico o sulfúrico) y además hay alteraciones de orina (hematuria, cilindruria y albuminuria).
- Emergencias: en caso de ingestión accidental, procede realizar lavados de estómago con aceite de oliva.