CISTERNAS DE TRANSPORTE




·CISTERNAS DE TRANSPORTE

Las cisternas de transporte son grandes recipientes que se instalan en camiones o remolques para transportar líquidos (productos químicos, petrolíferos, alimentarios, agua,...), gases (butano, propano,...) o sólidos a granel (harina, cemento). Hay cisternas que transportan a la vez productos diferentes.
Estos camiones transcurren normalmente por las autopistas.
- Las personas que conducen estos camiones, deben conocer el tipo de sustancia que transportan y sus riesgos (pueden transportarse sustancias peligrosas, tóxicas o explosivas,...), así como las medidas de prevención (actuación en caso de derrames, incendios, accidentes o colisiones,...).
- Los camiones-cisterna deben cumplir los requisitos de diseño y construcción (robustez, estanqueidad, estabilidad, equipos auxiliares, ...), correcto mantenimiento (inspecciones, revisiones de sus dispositivos e indicadores, reparación inmediata de averías, e inspección técnica oficial) y uso (carga y descarga correctas), y cumplir las normas de tráfico.
- En el trayecto, deben llevar dos extintores de incendios (camiones cisterna para gases,...) uno de espuma y otro de anhídrido carbónico, y dos mangueras con una barra puesta a tierra con su cable.
- En caso de detectar una fuga: se debe parar el camión en carretera y repararla, o bien proceder al trasvase del contenido (Ejemplo: a otra cisterna,...). No se iniciará la marcha hasta reparar por completo la avería.
En caso de fuego, se debe trasladar el camión a otra zona segura.

TIPOS:
- Un tipo de camión cisterna muy frecuente es el de suministro de combustibles: tiene una trampilla de visita para entrar las personas a supervisar, que está atornillada, y en la parte alta lleva una válvula o respiradero. También dispone de sistema colector de lodos, de pantallas perforadas para evitar el efecto de golpe hidráulico (por los cambios repentinos de velocidad del vehículo), cubiertas reflectantes a la luz, con inscripciones de "inflamable" o de "gasolina", y van equipadas con bandas y nervios de refuerzo y aros de sujeción. Cuando transportan productos de petróleo debe dejarse un espacio para el aire. En el uso de mangueras para la carga y descarga, deben tomarse las precauciones sobre la electricidad estática, pues existe riesgo de explosión o de incendio. En carretera, los camiones cisterna de combustible se conectan a tierra mediante pequeñas cadenas o cables que van rozando la superficie de la carretera.
- Las cisternas cilíndricas de transporte para gases, se incluyen entre las normas que regulan los recipientes a presión . Están sujetas a inspección técnica y oficial, y llevan marcas de inspección en la tapa de la trampilla de visita, y una placa de características sobre la armadura de base de la cisterna (envoltura de acero, con pintura externa de aluminio,...).
Las cisternas para gases licuados llevan 3-6 válvulas de acero, de diámetros reglamentarios, y cada una está conectada a un tubo dentro de la cisterna. Disponen de mangueras de hasta 10 metros, y de válvulas de seguridad automáticas.
La presión del gas se vigila mediante un manómetro que está instalado en la cabina de conducción.
A ambos lados, y en toda la línea media de la cisterna, el camión lleva una banda fija indicando el gas que transporta, y la palabra "inflamable" en letras negras.
Debe estar puesto a tierra para evitar los peligros de la electricidad estática.
También van equipados con un intercambiador de calor tubular para evitar las dificultades del trasvase de gases, especialmente en tiempo frío (pues la presión del gas en los tanques de almacén, puede ser mayor que la de las cisternas).
Debe atenderse especialmente a los riesgos en el proceso de llenado de la cisterna (parada del motor en la plataforma, puesta a tierra del camión, conexión correcta de las mangueras, apertura de válvulas, etc.).

 

Transporte de mercancias peligrosas

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes) 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]