CENIZAS Y ESCORIAS




·CENIZAS Y ESCORIAS

Son los residuos que quedan sin haberse combustionado cuando se quema una sustancia.
Las escorias contienen básicamente silicatos, y proceden de la industria del metal.
En general, se usan para: concentrar y recuperar combustibles, obtener carbonato potásico (de la combustión de minerales orgánicos), obtener sales de potasio y yodo (a partir de las cenizas de algas marinas), obtención de carbón ( a partir de huesos de animales,...) y usos de fertilizante como la ceniza volcánica.


RIESGOS
- Riesgo de quemaduras e incluso de incendios, pues mantiene el calor mucho tiempo.
- La recogida de desperdicios y otras operaciones de riesgo, es preferente que se realicen mecánicamente.
- Las calderas pueden contener sustancias tóxicas peligrosas. Debe considerarse como un importante riesgo en los trabajos de limpieza y mantenimiento.


PREVENCIÓN
Antes de entrar en cualquier horno o realizar determinadas operaciones debe comprobarse el enfriamiento previo adecuado, además de llevar el equipo de protección correspondiente (ropa aislante, y equipo respiratorio).
También pueden contener polvos y otras sustancias tóxicas con riesgo respiratorio y de conjuntivitis en los ojos, ... etc. Por lo tanto deben manipularse en todo caso con protección (respiratoria, ocular,...), y envasarse en recipientes cerrados.
- Se debe disponer de instalaciones sanitarias para mantener la higiene personal.


ESCORIAS BÁSICAS
La escoria es una mezcla de subproductos o desperdicios que proceden de la fusión de metales y aleaciones, y de su calentamiento y soldadura. Está compuesta de diferentes óxidos básicos (CaO, MnO, FeO, MgO) y ácidos (SiO2, P2O5, TiO2). El criterio de su basicidad dependerá de los que predominen, y en general de la relación CaO / SiO2. (Ejemplo en los altos hornos Bessemer es = 1).
Cuando se endurece tiene una forma pétrea o vítrea de característico bajo peso específico.
La escoria de horno alto se utiliza en: producción de cemento, productos fundidos, "grava" de carretera, material de aislamiento térmico en construcción (plumita o lana mineral) e incluso como fertilizante (escoria de fosfato). La escoria de Bessemer es un buen fertilizante.


RIESGOS ESCORIAS
- En estado fundido: es una fuente de calor, de radiación infrarroja y gases (anhídrido sulfuroso y dióxido de carbono).
- En polvo sólido: (operaciones de machacado, transporte, ...) es causa de una neumonía grave con ataque de tos espasmódica que puede ser mortal (incluso en la mitad de los casos).
Se agrava si hay neumoconiosis u otras enfermedades.
El polvo es irritante de la piel al contacto, causando un eczema similar al del cemento y de mucosas (conjuntivitis en ojos, faringitis, rinitis, ...).
- Riesgo de quemaduras.


PREVENCIÓN ESCORIAS
- La escoria debe procesarse, y nunca dejarla que se acumule en montones.
- Uso de métodos húmedos para evitar el polvo, con el inconveniente de la formación de sulfuro de hidrógeno , y por lo tanto debe haber buena extracción local, y ventilación.
- Locales resistentes a las humedades, con limpieza de los aspiradores diariamente, y con manguera de agua periódicamente.
- Transporte por procedimiento neumático o mecanizado. La escoria Bessemer se transporta en sacos estancos al polvo.
- Asociar medios de protección personal para el polvo (protección respiratoria, telas resistentes preferentemente sintéticas, gorros, ... según proceda).
- Controles de salud, especialmente de pulmones.
- Disponer de locales de aseo y duchas, así como de comedores (prohibición de comer en los lugares de trabajo).

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]