CARRETERAS




·CARRETERAS

OBRAS
Los trabajos de obras en carretera, plantean los problemas de seguridad sobre construcción, y se añaden otros particulares como: el asfaltado de la carretera, el uso de equipos y maquinaria móvil, y los riesgos en relación con el tráfico.
En el diseño de la seguridad (responsabilidad del personal de capataz e ingeniero), se incluye la prevención de los riesgos referentes a los trabajadores/as y público de tránsito en general, así como la determinación de zonas peligrosas, localización de la maquinaria peligrosa, duración de los trabajos, requisitos de los mismos, etc.
Antes de iniciar los trabajos, se coloca la correspondiente señalización de la zona: conos, cilindros, y señales de tráfico con respecto a las normativas reconocidas.
El terreno para la maquinaria pesada se prepara antes mediante el apuntalamiento correspondiente.
El personal que dirige el tráfico de la zona de obras, debe estar bien preparado y cualificado, siendo muy importante hasta la vestimenta que use, por ejemplo, en algunos lugares se dispone de casco blanco, ropa y bandera rojas, etc.
NOTA 1: Las señales, generalmente están a un lado de la carretera, a 2-4 metros del borde, a 70 cm del bordillo, a una altura de 1,70 m por encima del pavimento, o más altas a unos 2,30 metros si hay vehículos aparcados u otras obstrucciones de la visibilidad.
Deben instalarse señales de aviso a unos 250 metros antes de la zona.
Por la noche, las señales deben ser reflectantes o estar iluminadas (focos de luz con destelladores, ...).
Los trabajadores/as deben llevar ropa de trabajo con color brillante tipo "naranja internacional".


RIESGOS
- Por el uso de asfalto: sobre todo si se usa en caliente, con riesgo de quemaduras.
El uso de asfalto líquido conlleva el riesgo de exposición a humos bituminosos (HIDROCARBUROS AROMÁTICOS POLICÍCLICOS), con efectos irritantes (piel, ojos,...) y cancerígenos. Por ello debe prohibirse el uso de asfalto a base de alquitrán de hulla. No obstante, se evitará en todo caso el contacto con la piel y se asociarán equipos de protección respiratoria.
- Por el uso de maquinaria móvil y vehículos de trabajo: equipos de compactación (diferentes tipos de apisonadoras) y camiones volquete, para el asfalto y la piedra triturada, que tienen dificultades de visión en sus maniobras, y por ello, el personal trabajando debe permanecer alejado de estas máquinas (con una persona que despeje y dirija la zona, etc.). Además, solo se usarán apisonadoras con dispositivos de parada.
La maquinarias aportan la exposición a ruido y a vibraciones.
Otros tipos de maquinarias como grúas, excavadoras,... tienen riesgo de contacto con redes eléctricas (aéreas o subterráneas y otras canalizaciones (teléfono, agua, gas,...), y debe advertirse previamente a las respectivas compañías para evitar riesgos.
- Riesgos en el uso de hormigón con maquinarias hormigoneras que aportan particulares riesgos en los procesos de mezclado y movimiento, tanto de accidentalidad, como el riesgo de contacto con la piel e inhalación. Se recomienda el uso de protección ocular, facial y equipo respiratorio para polvos.


PREVENCIÓN
Debe tomarse la prevención de que los quemadores de su distribución, queden libres de obstrucciones, y de no usar en su proximidad líquidos volátiles como el petróleo, por el riesgo de incendio. Los encargados de la caldereta deben ir provistos de material de seguridad (guantes,...) y de extintores.
En el transporte, las herramientas de uso deben ir bien fijadas al vehículo.
Todos los vehículos de trabajo, deben estar provistos de luces y señalización (juegos de reflectores y lámparas,...) de equipos extintores y botiquines de primeros auxilios.
El personal que esté trabajando llevará ropa de color brillante tipo "naranja internacional".

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]