BOTIQUINES

DE PRIMEROS AUXILIOS
Básicamente, un botiquín que se dispone accesible y próximo a los lugares de trabajo, no puede pretenderse que solvente o ayude en emergencias considerables, pues su contenido debe ser manejado por personal que apenas tenga conocimientos técnicos o médicos, e incluso por los trabajadores/as en general.
Por lo tanto, ante una emergencia o accidente, deben procurarse como objetivos variados, o conjuntamente:
1. Asistencia previa (no profesionalizada) que facilita las condiciones del paciente para su traslado. (Ejemplo: uso de antisépticos, gasas, férulas, vendas,...)
2. Medicación sin riesgos para circunstancias leves, pero que incomodan para el transcurso normal de la jornada. (Ejemplo: analgésicos para el dolor, tratamientos de gripe/ resfriados, antiácidos,... etc.)
3. En relación con el trabajo (las condiciones de riesgo particulares), puede ser muy necesario disponer de inmediato de determinadas sustancias (antídotos, medicamentos,...), que aplicadas (bajo adiestramiento previo del personal) de forma inmediata, son totalmente eficaces incluso para salvar vidas. (Ejemplo: exposición a sustancias tóxica, irritantes,... lo cual se indica al citar el riesgo correspondiente en cuestión. Y del mismo modo, puede ser necesario disponer de equipos de resucitación cardio-respiratoia o de suministro de oxígeno en relación con determinados trabajos (Ejemplo: ante riesgo eléctrico, exposición a gases tóxicos, asfixiantes, ... etc.).
- En definitiva, un botiquín de primeros auxilios debe estar dotado de medios generales de asistencia, junto con los específicos en relación al tipo de riesgos del trabajo donde está ubicado.
Puede contener incluso material específico de manejo profesional para el caso de que la asistencia medico-sanitaria se desplace de urgencia al lugar de trabajo (y así tener disponibles determinados inyectables, sueros, ... etc.) .
- En todo caso, es importante dejar informado y bien entrenado al personal, sobre posibles urgencias que puedan ocurrir en su puesto de trabajo, y de cómo actuar y manejar el botiquín de que disponen.
- Por otra parte, conviene que los botiquines lleven un registro de su dotación y de las revisiones periódicas de sus existencias (para la correspondiente reposición del material gastado, o caducado,...etc.).
- La información y los cursos sobre primeros auxilios deberá repetirse periódicamente. Será impartido por personal facultativo o sanitario, que conviene que esté familiarizado con el tipo de actividades y riesgos en el trabajo que se desarrolle en el lugar o empresa.