·BOMBILLAS Y TUBOS

Tres tipos de LÁMPARAS:

LÁMPARAS INCANDESCENTES - LÁMPARAS DE DESCARGA - LÁMPARAS FLUORESCENTES

LAMPARAS INCANDESCENTES

La fabricación en general, suele estar mecanizada.

RIESGOS INCANDESCENTES

- Exposición a calor radiante.
- Accidentes por fragmentos desprendidos (sobre todo en ojos).
- Lesiones ergonómicas (Ejemplo: en tareas de embalaje) con lesiones tendinosas en manos, brazos,...
- Exposición a gases de nitrógeno que se liberan en el proceso de fabricación del filamento de tungteno.
- Exposición a acetato de butilo (si la ampolla de la lámpara está recubierta de una capa de polvo de esta sustancia).

PREVENCION INCANDESCENTES

- Uso de soluciones de ácido fluorhídrico.

Requiere protección de las manos, ojos/cara, y uso de sistemas de ventilación del local.

- Uso de halógenos como gas de llenado de las lámparas.
- Exposición a polvo radiactivo de torio (por ejemplo: en el cepillado de los filamentos que debe realizarse en cámara de manipulación con guantes).
- Contacto con hidrobromuro de hidracina que causa dermatitis en la piel de la cara y las manos por lo que deben usarse sistemas de ventilación de los vapores.

LAMPARAS DE DESCARGA

Suelen contener diversos materiales tóxicos en el interior de la ampolla de cuarzo.

RIESGOS DESCARGA

- Riesgos en el trabajo del soplado.
- Exposición a altas temperaturas.
- Toxicidad por: mercurio (las gotas que se introducen dentro de la ampolla de vidrio) y otros tóxicos como yoduros de indio, talio o litio (riesgo de ser inhalados a través del tubo de soplado).

PREVENCION DESCARGA

- Requieren sistemas de ventilación y evacuación del local.

LAMPARAS FLUORESCENTES

El tubo de vidrio contiene en su interior una capa de polvo fluorescente. La lámpara tiene en cada extremo un filamento, y está rellena de gas argón y vapor de mercurio.

RIESGOS FLUORESCENTES

- Exposición a altas temperaturas por el calor radiante emitido por las máquinas y el vidrio calentado.
- Lesiones ergonómicas por patología postural (posturas, movimientos repetitivos,...).
- Exposición a polvos fluorescentes, que suelen estar compuestos de: halofosfato de calcio con fosfato de estroncio magnesio. A veces se añade arseniato de magnesio (para mejorar el color de la luz).
- Exposición a otros tóxicos como: óxido de arsénico, berilio (causa beriliosis), acetato de butilo (causa bronquitis e irritación de mucosas,...) y otros pigmentos fluorescentes.
- Exposición a mercurio (se introduce una gota/s dentro del tubo).
- Exposición a resinas de fenol-formaldehído (se usa de cemento para fijar los casquillos de metal) que causa lesiones en la piel.
- Accidentes: sobre todo por cortes y abrasiones en la manipulación del vidrio.

PREVENCION FLUORESCENTES

. Se requieren sistemas de aspiración/ventilación.
Deben usarse métodos para evitar la inhalación del polvo (Ejemplo. Trabajo sobre una tarima, con suelos húmedos,...)
Requiere control específico de su toxicidad.
Requieren protección específica de ojos y manos. (La curación de las heridas, parecer ser que es independiente de la existencia de los contaminantes del polvo).