AZUFRE

El azufre puede encontrarse en estado natural en: algunas zonas volcánicas, combinado en sulfuros (minerales de pirita, galena, cinabrio, blenda), de sulfatos (anglesita y yeso), e incluso en forma de sulfuro de hidrógeno en algunos manantiales de agua con gas. Antes, el azufre natural se consumía como combustible. El azufre puro se extrae de los minerales mediante calor, y también se extrae mucho del refinado de petróleo.
Se utiliza en la producción de diferentes productos químicos (ácido sulfúrico, disulfuro de carbono,...), para fabricar cerillas, bombas incendiarias, en la vulcanización del caucho, ... y tiene aplicaciones en medicina (antiséptico, antiparasitario, ...), y en la industria textil (hiposulfitos, como blanqueadores de seda o lana).

RIESGOS

- Inhalación del polvo de azufre (sobre todo en las operaciones de extracción del mineral), que afecta al sistema respiratorio con: irritación nasal de forma catarral, traqueobronquitis, con tos, expectoración, y disnea (fatiga). Puede causar sinusitis. Las lesiones respiratorias pueden evolucionar de forma crónica con enfisema y bronquiectasias, causando una disminución global de la función pulmonar. También causa irritación de ojos y párpados, con conjuntivitis y lacrimeo, e incluso puede causar otras lesiones como cataratas.
- El polvo de azufre también supone riesgo de incendio y explosión. Debe darse especial atención a su característica de acumular cargas estáticas en su procesado o transporte, pues la descarga de electricidad estática puede incendiar el polvo. En el azufre amontonado, es un posible foco de incendio.
- Otros riesgos en relación con accidentalidad, son los referidos a actividades extractivas de minas.

PREVENCION

- Métodos de protección contra incendios, sistemas de ventilación y evacuación (del sulfuro de hidrógeno), y control de la concentración ambiental. Prohibición de uso de fuentes de ignición (ej. Fumar...). Control de polvo de azufre en la atmósfera, y métodos para prevenir su emisión. Almacenamiento alejado de agentes oxidantes.
- Uso de equipo respiratorio de tipo autónomo, en operaciones extractivas, sobre todo para situaciones de emergencia o rescate.
- Control médico, sobre todo de detección de los procesos respiratorios citados. El azufre puede detectarse en sangre, o bien un aumento de su eliminación en orina en forma de sulfatos (pruebas específicas). El tratamiento es general respecto a la lesión respiratoria (no hay específico).

COMPUESTOS

BISULFURO DE CARBONO

HIDRÓGENO SULFURADO

ÁCIDO SULFÚRICO

TIOLES

BIÓXIDO DE AZUFRE

TRIÓXIDO DE AZUFRE

SULFURO CARBONILO

HEXAFLUORURO DE AZUFRE

TETRACLORURO DE AZUFRE

PENTAFLUORURO DE AZUFRE

FLUORURO SULFURILO

FLUORURO DE TIONILO