ANDAMIOS




ANDAMIOS

Un andamio puede definirse como una estructura temporal que proporciona soporte para los trabajadores/as, equipos y materiales utilizados en trabajos de construcción, mantenimiento, reparación y demolición.

TIPOS:   FIJOS

               COLGADOS

Hay otros muchos tipos de andamios, por ejemplo: andamios trepadores o elevadores, andamios suspendidos accionados mecánicamente, andamios para chimeneas, y andamios para torre de refrigeración.

Los andamios FIJOS se componen de varios elementos: puntales, traviesas (horizontales), riostras (sujetan el andamio transversalmente, almojayas (en un extremo sobre las traviesas, y en el otro sobre el edificio), conectadores y acopladores (cable de alambre, de acero o trincas de cuerda de fibra) y partes varias (placas base, pasadores, sujetadores de tableros para pies...).

Los principales puntos que han de comprobarse son:

- La alineación y soporte de los puntales.
- La rectitud de las traviesas.
- La adecuación del arriostado.
- Las fijaciones al edificio.
- El apriete de las grapas o acopladores.
- La calidad, soporte y seguridad de las planchas y plataformas.
- Los pasamanos y tableros para pies.
- La condición y seguridad de las escalas.

- Cuando sea posible, el desmontaje de un andamio debe realizarse en orden inverso al montaje. Se seguirán las normas para realizarlo correctamente.

- Cuando no estén en uso, todos los materiales de andamios deben almacenarse en un lugar protegido y seco. Pero antes de colocarse allí, todos los elementos deben examinarse, limpiarse y, si están deteriorados, repararse o desecharse.

RIESGOS

Además de los derrumbamientos, los principales riesgos son:

- Resbalamientos en escalas inseguras.
- Uso de materiales inadecuados o defectuosos.
- Tableros de andamios soportados inadecuadamente.
- Omisión de pasamanos o tableros para pies.
- Fallo en asegurar el andamios al edificio u obra o en arriostarlo adecuadamente.
- Sobrecarga de las plataformas y andamios.

PREVENCIÓN

- Los andamios deben siempre erigirse, mantenerse y desmontarse por personas competentes y entrenadas.

Es fundamental el correcto montaje conociendo las características y el método.
Incluso los andamios sencillos deben montarse bajo la supervisión de una persona competente.
Deben seguirse y conocerse estrictamente las instrucciones.

- Los andamios deben inspeccionarse por lo menos cada siete días, así como después de cualquier daño o de condiciones de mal tiempo (tormentas o heladas) que puedan haber afectado su seguridad.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]