·ALCOHOLISMO

Definición del Subcomité de Expertos de la O.M.S.: "Los alcohólicos son aquellos bebedores en exceso cuya dependencia del alcohol ha alcanzado un grado tal que presentan una alteración mental manifiesta o una interferencia con su salud mental y física, sus relaciones interpersonales y sus funciones económicas y sociales normales; o los que presentan signos de desarrollo de estos factores. Estas personas, por ello precisan tratamiento."

Entre las causas de origen social que inducen a la adicción de alcoholismo, están las relacionadas con el ambiente de trabajo (origen laboral) que, por tanto, interesa conocer a los efectos de la prevención.

Causas de origen laboral:

- Productos químicos industriales (por ejemplo ciertos solventes) que actúan sobre el sistema nervioso potenciando la acción del alcohol. O bien otros, (por ejemplo cianamida cálcica) que afectan al metabolismo del alcohol, o bien que provoquen alteraciones hepáticas (enzimáticas) de efectos similares al alcohol, e incrementando la toxicidad.

- Ambiente tóxico: en el caso de tendencia a tomar bebidas que quiten la sensación de "mal sabor".

- Ambiente con exceso de calor que induce a la bebida.

- Carga física de trabajo: en trabajos con dureza, existe una tendencia a beber más para soportar las condiciones adversas (Ej. construcción, pesca...).

- El trabajo monótono o el trabajo de tipo repetitivo, de bajo contenido.

- Jornadas ampliadas o turnos/nocturnidad.

- Trabajo con aislamiento personal, o familiar... etc.

- Trabajos con fuerte carga psíquica o con gran contenido de capacidad de alerta o atención.

- Inadecuadas relaciones laborales.

- Insatisfacción profesional: falta de promoción, inestabilidad laboral, salario precario...etc.

- Trabajos con exceso de riesgos y accidentalidad: para adquirir la sensación de "valor".

- Determinados ambientes "culturales" con mayor tendencia a la bebida....etc.

El análisis de las condiciones de trabajo que puedan desencadenar o predisponer a una adición debe tenerse en cuenta al establecer la prevención, ya sea para no inducir al riesgo, o para rehabilitar a la persona afectada (colaboración con los equipos profesionales que se ocupan de la rehabilitación, introduciendo en el ambiente de trabajo unas óptimas condiciones).