AIRE ACONDICIONADO TERMORREGULACIÓN




 

·AIRE ACONDICIONADO TERMORREGULACIÓN

El acondicionamiento del aire se realiza para establecer un clima interior apropiado a las condiciones de salud y de confort en las actividades laborales.

En el ambiente térmico intervienen cuatro variables:

- La temperatura del aire.
- La temperatura del entorno: paredes, suelo...
- El contenido de humedad del aire
- Movimiento del aire (velocidad) en el interior del recinto.

Además de controlar el ambiente térmico se debe controlar también la concentración de gases, vapores, polvo...etc.

El cuerpo humano genera calor, que lo obtiene de la energía de los alimentos, y del propio esfuerzo físico que también lo produce. Pero su temperatura debe mantenerla constante (de 36-37ºC) especialmente la temperatura de núcleo (el interior del organismo). Por lo tanto, establecerá unos mecanismos de termorregulación.

En el intercambio de temperatura con el aire del exterior, si la temperatura del entorno es alta, tenderá el cuerpo a acumular calor, y por lo tanto, se activan los mecanismos para perderlo: llevando sangre a la periferia (enrojecimiento de la piel) para refrescar, y ayudado por el sudor, que al evaporarse pierde calor.

En caso de frío ambiental, por el contrario, la sangre se dirigirá al interior del cuerpo, para conservar la temperatura (de núcleo) de sus órganos internos (aparece frialdad y palidez de la piel).

La velocidad del aire interviene favoreciendo la pérdida de calor, y de ahí que la exposición a corriente de aire provoca una sensación de un nivel térmico inferior.

La humedad actúa impidiendo la evaporación del sudor, y por lo tanto, cuanto mayor es el grado de humedad, menor será la posibilidad de evaporarse el sudor, y será mas ineficaz, con riesgo de padecer golpe de calor. Es importante tenerlo en cuenta para trabajos con esfuerzo físico o exposición a temperaturas elevadas, donde deberá regularse el grado de humedad.

Un estado de confort ambiental, se produce cuando el organismo no tiene que poner en marcha sus mecanismos de ganancia o pérdida de calor, y se encuentra en equilibrio.

Por lo tanto, dependiendo de cada tipo de actividad laboral, y el esfuerzo requerido, se establecen los requisitos óptimos de temperatura, humedad, y velocidad del aire recomendados.

Del mismo modo deben tenerse en cuenta el tipo y medios de ropa y protección a usar en las actividades laborales (ropa de abrigo, ropa fresca, o transpirable de sudor, o aislante de humedad...etc.)

SEGÚN EL MÉTODO L.E.S.T.
tipo de trabajo temperatura humedad velocidad aire (m/s)
físico ligero, o intelectual (sentado) 18-24º C  40-70% 0,1
trabajo medio (de pie) 17-22º C 40-70% 0,1-0,2
trabajo duro 15-21º C 30-65% 0,4-0,5
trabajo muy duro 12-18º C 20-60% 0,1-0,5

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]