·VIBRACION

VIBRACIONES, CONCEPTOS
Las vibraciones, cuando son aplicadas al organismo adecuadamente, pueden producir sensación placentera y efectos beneficiosos, empleándose fundamentalmente en medicina rehabilitadora.
Sin embargo, cuando inciden de forma incontrolada constituyen un agente nocivo capaz de originar alteraciones en el organismo de la persona expuesta.
Estas alteraciones pueden ir desde una simple sensación de disconfort (ergonomía) hasta alteraciones funcionales reversibles, pudiendo llegar a lesiones orgánicas (siendo ya una competencia de la higiene).

- PERCEPCIÓN DE LAS VIBRACIONES:
El organismo no dispone de un receptor especializado en la captación de las vibraciones, éstas son captadas por receptores situados en diversas zonas corporales:
. El oído interno.
. Los ojos (informan de los movimientos).
. Los músculos (contienen receptores sensibles al estiramiento).
. Las articulaciones y los tendones.
. La piel (receptores cutáneos). Los sujetos en pie son más sensibles a las vibraciones verticales e inversamente sucede a las personas en posición sentadas.

- EFECTOS DE LAS VIBRACIONES SOBRE EL ORGANISMO:
Intervienen diversos factores:
· Desde el punto de vista del confort influyen el lugar donde se encuentre el individuo y la actividad que esté desarrollando. En el interior de una habitación se toleran muy mal las vibraciones, sobre todo en situación de reposo. En un vehículo la tolerancia es mayor. En el lugar de trabajo es aún mayor.
· También condicionan en gran medida la personalidad y el estado psicológico del individuo.
· Las características físicas de las vibraciones: fundamentalmente la intensidad y la frecuencia.
· La forma en que se transmiten al organismo.
Físicamente el cuerpo no se comporta como una masa única, cada órgano tiene unas características físicas diferentes; teóricamente puede considerarse como un sistema de masas suspendidas relacionadas entre sí por unos resortes (músculos, articulaciones...). Las vibraciones del suelo son transmitidas al tronco a través de los miembros inferiores, si el sujeto está en pie y a través de la pelvis si está sentado. Cuando se manejan útiles vibratorios se trasmiten a través de los miembros superiores al tronco y a la cabeza.

RIESGOS
Se puede clasificar la patología de las vibraciones según su FRECUENCIA.
Las vibraciones que afectan al conjunto del cuerpo son de baja frecuencia, fundamentalmente.

- LESIONES POR VIBRACIONES DE MUY BAJA FRECUENCIA (INFERIOR A 2 Hz):
Existen sobre todo a bordo de barcos, aviones y algunos automóviles.
No se producen desplazamientos relativos de masas corporales, sino que su percepción por los receptores laberínticos (oído interno) da origen a cinetosis o mal de los transportes CINETOSIS (mareo).

- LESIONES POR VIBRACIONES DE BAJA FRECUENCIA ( 2 A 20 Hz):
Son las que fundamentalmente afectan al conjunto del cuerpo, producidas por la mayor parte de los vehículos terrestres y vibraciones de máquinas fijas transmitidas a través del suelo.
El laberinto del oído interno es insensible a estas vibraciones, las manifestaciones se localizan en el órgano cuya frecuencia de resonancia concuerda con la de las vibraciones.
Fundamentalmente originan:
Efectos biomecánicos: condicionados por la intensidad de la vibración, la postura de trabajo, o la dirección de las vibraciones.
Las verticales, el sujeto de pie con las rodillas flexionadas, se transmiten peor.
Para frecuencias inferiores a 2 Hz, el cuerpo se comporta como una masa única, pero entre 3-8 Hz aparece la resonancia con un desfase de movimiento entre diversos segmentos del cuerpo, y afectan sobre todo a raquis, vísceras abdominales y uréteres.
Las horizontales se toleran peor, afectan sobre todo al raquis y las caderas.
Efectos sobre los receptores sensoriales: sobre los receptores vestibular (oído int.) y visual pueden dar lugar a ilusiones posicionales o cinéticas.
Sobre los receptores músculo-esqueléticos y cutáneos, pueden provocar ilusiones cinéticas o movimientos reflejos.
Efectos sobre las grandes funciones fisiológicas: pueden modificar las funciones cardiorespiratorias, digestivas, y musculares; con aumentos transitorios de la frecuencia cardiaca, tensión arterial, de la secreción gástrica...
Otros trastornos en el organismo: especialmente trastornos vertebrales, fundamentalmente agravando lesiones preexistentes; y otros, digestivos, urinarios...
Consecuencias sobre la comodidad o confort: originan una sensación desagradable en el individuo que las percibe, aunque depende de la susceptibilidad de cada uno.
Son fuente de fatiga y perturban la ejecución de las tareas, claramente demostrado mediante pruebas fisiológicas.

- LESIONES POR VIBRACIONES DE ALTA FRECUENCIA (SUPERIOR A 20 Hz):
(Es competencia de la prevención en higiene industrial, pues causan enfermedades profesionales).
Las vibraciones de alta frecuencia entran en la gama de las frecuencias audibles para el oído humano, y pueden provocar lesiones duraderas.
A diferencias de las de baja frecuencia son atenuadas por las partes almohadilladas del cuerpo y transmitidas a distancia por el sistema óseo.
Los útiles vibrátiles son la principal fuente de ellas y al ser manejados con las manos van a originar básicamente patologías de miembro superior, estas lesiones son las más estudiadas y conocidas.
Aquí se encuentran las frecuencias de la mayor parte de las herramientas vibrantes:
- 20-40 Hz: herramientas pesadas de obras públicas (martillos neumáticos). Pueden ocasionar problemas osteoarticulares (artrosis hiperostósica del codo, pseudoartrosis de escafoides... y otras lesiones a nivel de articulación de la muñeca... artrosis de la articulación del hombro...tenosinovitis, bursitis...)
- 40-300 Hz: herramientas ligeras (por ejemplo: buriles en siderurgia) pueden causar problemas vasomotores (El más característico es el síndrome de Raynaud, que entre otros síntomas, aparece la sensación del "dedo muerto" desencadenado también por la exposición del frío, siendo más frecuente que ocurra por las mañanas).
- MAS de 300 Hz: herramientas rápidas (pulidora, debastadora) el efecto se presenta como una quemadura que puede llegar al brazo y dejar marcas permanentes.
Se producen trastornos neuromusculares, sensitivos (parestesias, calambres y dolores en la mano y los dedos) y tróficos (atrofias musculares en la mano).
 
PREVENCIÓN
Colectiva:
- Dispositivos antivibratorios en las máquinas.
- Dispositivos antivibratorios en los vehículos.
- Suspensión de cabinas.

Individual:
- Guantes acolchados.
- Ropas acolchadas.
- Cinturones de contención abdominal y lumbar.
- Reconocimiento médico enfocado a detección de lesiones previas que pudieran agravarse, reconocimientos periódicos para la detección precoz, y seguimiento médico. 

MEDICIÓN
Para medir las vibraciones debe hacerse en los lugares del cuerpo que están en contacto con las superficies vibrantes, o en el lugar de amarre de herramientas (si es vibración local), en el asiento (si es en posición sedente), o en el punto donde se permanece de pie (si es sobre una plataforma de trabajo). Por lo tanto es diferente si se trata de una exposición local o es todo el cuerpo el que recibe la vibración globalmente.
El aparato utilizado, es básicamente un acelerómetro, con un sistema de amplificación de la señal recibida, un vibrómetro para analizarla, y un registrador o grabador de datos en una cinta magnética.
Normalmente el aparato se coloca a la persona, los registros quedan grabados en la cinta, y posteriormente se analizan en el laboratorio.

PREVENCIÓN MEDICIÓN
(Evitar los riesgos de las vibraciones detectadas)
- Procedimientos técnicos de los procesos de trabajo: diseño de maquinarias y herramientas menos vibrátiles, automatización, control a distancia de los procesos, uso de sistemas amortiguadores, equipos de protección personal accesorios (guantes para vibraciones,...) etc.
- Mantenimiento correcto de maquinarias y herramientas.
- Controles de salud: pueden requerirse exploraciones complementarias por especialistas de otorrinolaringología (detectar trastornos nerviosos vestibulares) , neurología (por el síndrome diencefálico, o trastornos neurovasculares periféricos en extremidades si la exposición ha sido global...), ginecología, radiología (detectar lesiones en dedos o manos, o bien de lumbalgia, radiculitis, ...etc., si la exposición ha sido global...), junto con análisis de sangre.
Pueden ser necesarias pruebas específicas de capilaroscopia (por los trastornos circulatorios en dedos, manos, fenómeno de Raynaud,...), radiografía de huesos de la mano (por la exposición a lesiones articulares con las herramientas vibrátiles), y de la columna vertebral (si todo el cuerpo está expuesto a vibraciones).
- También se recomienda asociar gimnasia y ciertos tratamientos de rehabilitación (masajes, radiaciones ultravioleta,...), y administrar vitaminas, etc.