TECNICO DE LABORATORIO




·TECNICO DE LABORATORIO

Sinónimos: Auxiliar de laboratorio, trabajador de laboratorio.


Perfil del empleo.
Técnico de laboratorio (en  cualquier industria) es el  término aplicado a los trabajadores  que llevan a cabo tareas rutinarias, realizan pruebas  especiales o investigan en ese tipo de instalaciones.
De acuerdo con el tipo de trabajo  efectuado, se pueden clasificar en bioquímicos  (profesores y afines); catadores de  alimentos (diversas industrias); comprobadores  de laboratorio (diversas industrias) y  ayudantes científicos (profesores y afines)  (DOT). Los comprobadores de laboratorio  llevan a cabo pruebas conforme a normas  preestablecidas para determinar las características  químicas y físicas o la composición  de materiales sólidos, líquidos y gaseosos  con fines como el control de calidad, el  control de procesos o el desarrollo de  productos. Instalan, ajustan y utilizan  equipos e instrumentos de laboratorio como  microscopios, centrifugadoras, mezcladoras,  viscosímetros, balanzas químicas,  espectrofotómetros, cromatógrafos de gas,  colorímetros y otros dispositivos. Ponen a  prueba materiales utilizados como componentes  en adhesivos, pegamentos, combustibles,  lubricantes, productos refractarios,  caucho sintético, plásticos, pinturas, papel y  textil, así como otros productos para determinar  cualidades como pureza, estabilidad,  viscosidad, densidad, absorción, velocidad  de combustión y temperaturas de fusión y  de inflamabilidad. Comprueban las soluciones  utilizadas en procesos como la anodización,  la impermeabilización, la limpieza,  la decoloración y el tratamiento desoxidante,  con el fin de establecer la concentración  química, la gravedad específica y otras  características. Prueban materiales para  verificar la presencia y el contenido de  elementos y sustancias como hidrocarburos,  manganeso, grasa natural, tungsteno,  azufre, cianuro, cenizas, polvo o impurezas.
Examinan las muestras de productos manufacturados  para controlar su conformidad  con las especificaciones. Registran los resultados  de las pruebas en formularios normalizados  y redactan informes de prueba en los  que describen los procedimientos utilizados.
Limpian y esterilizan los equipos de laboratorio.
Pueden elaborar gráficos y cuadros.
Asimismo, pueden preparar soluciones  químicas de acuerdo con fórmulas normalizadas  y añadir sustancias químicas o materias  brutas al objeto de procesar las  soluciones o los lotes de producto y corregir  o establecer la formulación requerida para  satisfacer las especificaciones. Pueden calibrar  los instrumentos de laboratorio. Es  posible clasificarlos de acuerdo con el  producto o el material comprobado (DOT).
Profesiones asociadas y específicas.
Auxiliar, ayudante, jefe de  laboratorio, instalador de  equipos, inspector, gestor,  investigador, encargado de  muestras, supervisor de laboratorio,  etc.

Tareas.
Añadir (sustancias químicas a  una solución, etc.); ajustar  (equipos); agitar; analizar;  anestesiar; aplicar; estimar;  asfixiar; aspirar; montar  (sistemas); asistir; asegurar (calidad, coherencia,  etc.); unir (tubos); atender; equilibrar  (balanzas); decolorar; mezclar; hervir;  quemar; calcular; calibrar (instrumentos);  acarrear; centrifugar; clasificar; limpiar;  subir (escaleras de mano, etc.); revestir  (metales, etc.); recoger (muestras); comparar  (respecto a normas, etc.); computar;  condensar; realizar (pruebas); conectar y  desconectar; controlar; enfriar; contar;  moler; cortar (tejidos); describir; determinar  (parámetros de prueba, etc.); diluir;  sumergir; desinfectar; dividir (en partes  alícuotas); destilar; documentar; secar;  elevar; garantizar; evaluar; examinar;  alimentar; filtrar; encajar; encender; lavar  con agua; congelar (tejidos); soplado de  vidrio; triturar; manejar; calentar; sostener  (instrumentos, etc.); humidificar; identificar;  sumergir; incubar; hinchar; inyectar;  inocular; inspeccionar; instalar; instruir;  investigar; etiquetar; izar; cargar y  descargar; mantener; gestionar; manipular;  marcar; medir; dosificar; mezclar; realizar  seguimientos; desplazar; notificar; observar,  poner en funcionamiento; realizar pedidos  (sustancias químicas, etc.); efectuar  (pruebas); pipetear; colocar; pulir; verter;  preparar (muestras, etc.); procesar; pulverizar;  bombear, adquirir; leer; registrar;  investigar; tomar muestras; atornillar; sellar;  fijar; seleccionar; separar; establecer;  instalar; tamizar; soldar; esterilizar; almacenar;  colar; estudiar; succionar; supervisar;  rotular; comprobar; instruir; transferir;  transportar; utilizar; ventilar; verificar (la  conformidad con las normas, etc.); lavar;  llevar (equipo de protección personal, etc.);  pesar; redactar (informes).

Equipo básico utilizado.
Equipos de vidrio y plástico  desechables (matraces, botellas,  pipetas, micropipetas,  buretas, cubetas, grifos, tubos  flexibles y rígidos, etc.); dispositivos  de manipulación y fijación (pinzas,  tenacillas, posicionadores, elevadores,  alicates, soportes, destornilladores, etc.);  instrumentos de distribución automática  (p. ej., pipetas automáticas); escalas y  balanzas; coladores, filtros, bombas y  mezcladoras; dispositivos de toma de  muestras gaseosas, líquidas y sólidas;  instrumentos de cálculo de partículas;  equipos de calentamiento, enfriamiento y  medición o mantenimiento de temperatura  (placas, camisas calefactoras, hornos,  quemadores de gas, calefactores infrarrojos,  calentadores de inmersión, refrigeradores,  placas refrigeradoras por efecto  Peltier, pirómetros, termómetros, termostatos,  etc.); bombas de vacío, matrices,  manómetros, etc.; calculadoras, grabadoras,  ordenadores y dispositivos periféricos;  equipo de protección personal, etc.;  equipos especializados con fines específicos  (p. ej., microscopios ópticos y electrónicos);  medidores de pH; electrodos  selectores de iones; fuentes de energía,  potenciostatos y galvanostatos; equipos  para ensayos de inmunización, instrumentos  de comprobación de materiales,  incubadoras y autoclaves; medidores de  humedad, flujómetros, colorímetros y  calorímetros; cromatógrafos de gases y  líquidos; espectrómetros de masas, espectroscopios  IR y de Raman; analizadores  de fluorescencia y de difracción de rayos  X, láseres; fuentes de radiación, sondas,  dosímetros y detectores de radiación;  cajas de manipulación con guantes;  campanas; micrótomos; etc.

Industrias en las que esta profesión es común.
Química, petróleo y petroquímica,  alimentación,  caucho, polímeros, metalurgia  y acabado de metales,  papel y otras; universidades,  centros escolares, institutos de investigación;  hospitales y clínicas médicas; instituciones  reguladoras; entidades públicas y  privadas dedicadas a la realización de  pruebas, laboratorios de inspección y de  garantía de la calidad.

RIESGOS

Riesgos de accidente.
– Resbalones y caídas sobre  suelos húmedos; caídas de  escaleras de mano;
– Cortes y punzadas con  bordes afilados, vidrios rotos,  etc.;
– Incendios y explosiones en el lugar de  trabajo producidos por gases, líquidos  y sólidos inflamables;
– Incendios y explosiones debidos a reacciones  químicas no controladas;
– Implosiones de equipos de generación  del vacío;
– Caída de objetos pesados sobre la cabeza  (situados en estanterías de almacenamiento)  y los pies;
– Posibilidad de que la ropa o el pelo se enreden,  o los dedos o los brazos queden  atrapados en equipos rotativos o que realizan  otro tipo de movimiento, como centrifugadoras,  mezcladoras, etc.;
– Explosión de equipos que funcionan a  una presión elevada;
– Electrocución y descargas eléctricas;
– Quemaduras y escaldaduras debidas  al contacto con llamas, superficies calientes  y gases y líquidos a temperatura  elevada;
– Quemaduras químicas producidas por líquidos  corrosivos;
– Partículas en suspensión originadas al reventar  centrifugadoras y autoclaves;
– Intoxicación aguda debida a una amplia  gama de gases, líquidos y sólidos tóxicos  utilizados como materias primas o liberados  en reacciones químicas;
– Daños oculares producidos por rayos láser,  salpicaduras de sustancias qúimicas,  gases corrosivos y partículas  proyectadas;
– Quemaduras por congelación por el contacto  de la piel con superficies o líquidos  muy fríos (p. ej., gases licuados).


Riesgos físicos.
– Radiación ionizante y  ultravioleta;
– Niveles de ruido elevado,  subsónicos o ultrasónicos,  generados por equipos vibradores  o rotativos.

Riesgos químicos.
Exposición a una amplísima  gama de sustancias químicas  (los técnicos de laboratorios  químicos pueden verse  expuestos a todo tipo de  agentes químicos conocidos y a combinaciones  de los mismos) corrosivas, irritantes,  tóxicas, neurotóxicas, asfixiantes, alergénicas,  cancerígenas, mutagénicas, teratogénicas,  fetotóxicas, inhibidoras de las  encimas, radiactivas y similares, mediante  inhalación, ingestión, contacto cutáneo u  ocular, etc. (véase el apéndice).

Riesgos biológicos.
Exposición a muy diversos  agentes biológicos(los técnicos  de laboratorios biológicos  pueden verse expuestos a todo  tipo de de agentes biológicos  conocidos y a combinaciones de los  mismos), como virus, bacterias, hongos,  parásitos, etc., mediante inhalación, ingestión,  contacto cutáneo u ocular, transmisión  por mordeduras o picaduras de animales de  laboratorio, inoculación accidental, etc.

Factores ergonómicos y sociales.
– Tensión ocular debida al  trabajo con microscopios  ópticos y electrónicos, manipuladores  telescópicos y terminales  de ordenador, a la   actividad en condiciones de oscuridad o   semioscuridad, y a otros factores;
– Afecciones musculares y óseas producidas  por el trabajo rutinario en una posición  fija;
– Estrés y tensión en las manos debidas a la  realización de operaciones manuales repetitivas  (p. ej., al emplear pipetas, en los  recuentos no automatizados, en el pulido  a mano, etc.).

Notas.
Existe un riesgo especial al  trabajar con nuevas sustancias  químicas (NSQ) cuyos efectos  físicos, químicos, biológicos y  de otro tipo no se han investigado  adecuadamente. Las NSQ pueden ser  explosivas o altamente inflamables, o  formar mezclas explosivas con el aire y otras  sustancias. Asimismo, pueden resultar  sumamente tóxicas, corrosivas para la piel,  los ojos o el sistema respiratorio o producir  un efecto sinérgico con otras sustancias.

Clasificación de sustancias peligrosas de  las Naciones Unidas:
Clase 1: Explosivos 
1.1. Sustancias y productos que conllevan  un riesgo de explosión masiva.
1.2. Sustancias y productos que conllevan  un riesgo de proyección, pero no de  explosión masiva.
1.3. Sustancias y productos que conllevan  un riesgo de incendio, además de un  riesgo de explosión y/o de proyección  menor, pero no de explosión masiva.
1.4. Sustancias y productos que no representan  un riesgo significativo.
1.5. Sustancias muy insensibles que  conllevan un riesgo de explosión masiva.
1.6. Sustancias extremadamente insensibles  que no conllevan un riesgo de explosión  masiva.
Clase 2: Gases  Comprimidos, licuados, disueltos a  presión o refrigerados intensamente.
Clase 3: Líquidos inflamables  Clase 4: Sólidos inflamables  4.1. Sólidos inflamables  4.2. Sustancias propensas a la combustión  espontánea.
4.3. Sustancias que, al contacto con el  agua, emiten gases inflamables.
Clase 5: Sólidos oxidantes  Clase 6: Sustancias tóxicas e infecciosas  Clase 7: Materiales radiactivos  Clase 8: Sustancias corrosivas  Clase 9: Otras sustancias y productos  peligrosos.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]