PILAS SECAS




·PILAS SECAS

Existen tres tipos diferentes de pilas secas:
- pilas con un depolarizador sólido, hechas de dióxido de manganeso
- pilas con un depolarizador gaseoso de oxígeno atmosférico (con carbón activado)
- pilas con un depolarizador sólido hecho de óxido de mercurio.
RIESGOS
- Exposición a emisiones de polvo, sobre todo de dióxido de manganeso y grafito (especialmente en maquinarias trituradoras mezcladoras, en limpieza de hornos...etc.)
La intoxicación por manganeso provoca: alteraciones del sistema nervioso central (cerebral) y síndromes parkinsonianos.
El polvo de grafito provoca: neumoconiosis y reacciones alérgicas con dermatitis en piel y conjuntivitis en ojos (es frecuente en actividades de pesaje, mezclado, tamizado, prensado, recubrimiento...).
- Dermatitis: sobre todo en la piel de las manos, por la acción ligeramente corrosiva de las sales del electrolito (compuesto por agua, cloruro amónico, y cloruro de zinc al que se le añaden otros compuestos como la pasta gelatinosa). E irritación de ojos si se frotan con las manos contaminadas, o por eventuales salpicaduras.
- Exposición a altos niveles de ruido (sobre todo por la máquinas de prensas, y las de recubrir)
- Los ritmos de trabajo de las máquinas semiautomáticas pueden ser excesivos para las personas, y deben acoplarse a las limitaciones humanas.
PREVENCIÓN
Respecto a la exposición al dióxido de manganeso y al grafito, deberán adoptarse las siguientes medidas de seguridad y salud:
- Cierre hermético de las operaciones que generen polvo; máxima mecanización de los trabajos manuales; limpieza con aspiradores de los puestos de trabajo una vez al día.
- Suministro de ropas de trabajo y guantes; gorros y, si fuera necesario, máscaras para las situaciones especiales; ducha obligatoria; taquillas diferentes para guardar la ropa de faena y la ropa de calle.
Prohibición del consumo de alimentos o bebidas en los puestos de trabajo.
- Reconocimientos médicos periódicos de los trabajadores/as expuestos (cada seis meses).
- Este trabajo está desaconsejado para las personas que padezcan: procesos neurológicos, hepáticos, renales, hematológicos, o que presenten hipertensión, afecciones de las vías respiratorias superiores o procesos broncopulmonares o dermatitis.
PILAS SECAS DE MERCURIO
Para la fabricación de baterías de mercurio se pueden utilizar dos formas químicas diferentes de productos mercuriales: óxido de mercurio, y mercurio metálico. El mercurio metálico es el tipo de pila que se utiliza extensamente hoy día.
Ambos tipos de pilas de mercurio son de pequeño tamaño y tienen una duración larga. Son muy adecuadas para uso de audífonos, receptores de radio, fotómetros de cámaras fotográficas, relojes, calculadoras...


RIESGOS MERCURIO
En pilas de óxido de mercurio
- Durante la preparación de la mezcla depolarizante, puede haber exposición a óxido de mercurio y a grafito. Como se utilizan sistemas cerrados, la exposición se produce en la etapa de alimentación manual de las máquinas. Parece ser que la inhalación de óxido de mercurio es un riesgo similar al del cloruro mercúrico y otros compuestos mercuriales. Es un compuesto inestable y emite vapores con facilidad.
- El polvo de grafito puede causar neumoconiosis y reacciones alérgicas. La carboximetilcelulosa también puede acumularse en los pulmones.
- El electrólito es muy corrosivo para la piel y las mucosas.
- Las máquinas por la preparación de la mezcla despolarizante pueden producir niveles de ruido superiores a 80 dB.
En pilas de mercurio metálico
- Exposición a polvos de óxido de plata, grafito, y dióxido de manganeso. A pesar de que se realizan las operaciones cerradas, existen algunas que se realizan por medios manuales como el pesado y alimentado, donde puede haber exposición a polvos. El óxido de plata puede producir argirosis. El dióxido de manganeso puede provocar alteraciones del sistema nervioso central conocidas con el nombre de Parkinson.
- Exposición a altos niveles de ruido (superior a 80 dB) por las maquinarias.
- La unidad catódica se fabrica en un proceso en cerrado, y sólo se pueden producir exposiciones a vapores de mercurio o a polvo de zinc durante el vaciado y alimentado de la máquina.
- Durante la operación de pesaje puede haber exposición al mercurio.
- Irritaciones de piel y mucosas por el electrolito, que es alcalino y corrosivo.
- El óxido de plata, que es muy caro, y el mercurio, se obtienen de nuevo al reciclar las pilas, y en esta tarea puede haber exposición a ambos.


PREVENCIÓN MERCURIO
- La sustancia más peligrosa es el óxido de mercurio en la fabricación de pilas de este tipo, y por lo tanto debe controlarse médicamente mediante su detección en sangre y en orina, así como detectar posibles manifestaciones clínicas tipo temblores, desasosiego, y proteinuria (orina).
- En cuanto a los riesgos del mercurio metálico en la fabricación de pilas de este tipo, debe vigilarse del mismo modo asociando reconocimiento médico, detectando concentraciones de mercurio en sangre, y orina, y detectando lesiones renales, etc.
No es muy válido detectar su concentración en el cabello, pues éste puede variar por factores como el someterlo a un rizado artificial de peluquería, que lo reduce.
- Debido a que hay una alta ocupación femenina en este tipo de trabajos, debe tomarse especial atención al riesgo prenatal de los vapores de mercurio. Debe plantearse la ausencia de la embarazada o el cambio de puesto.
- La ropa de trabajo se guardará en taquillas separadas de la personal y se lavará en el trabajo, comprobando la concentración de mercurio en agua de lavado.- Prohibición de comer, beber, o fumar en los lugares de trabajo.
- Vigilandia médica del personal expuesto a dióxido de manganeso.
- Uso de extractores de maquinarias e importante control de polvo ambiental.
- Uso de guantes, gorros, etc. Y locales y lugares de lavados (evitar la dermatitis por el electrolito). Y equipos de protección respiratoria para reforzar la prevención de exposición a polvos.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]