AVIACION




· PERSONAL VUELO 

PERSONAL DE VUELO

El personal técnico de la tripulación es el responsable del manejo del avión, compuesto por: el piloto (llamado comandante o capitán), el copiloto, y el ingeniero de vuelo y/o técnico de navegación. Según la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI) existen unos requisitos para autorizar a ciertos médicos expertos en medicina aeronáutica para realizar reconocimientos médicos a este personal. (Médicos titulados y autorizados por el CYMA, y médicos de las Fuerzas Armadas del Aire).

Este examen médico, será cada seis meses para los pilotos comerciales o de transporte mayores de 40 años, y de periodicidad anual para los técnicos de navegación e ingenieros de vuelo, y para los pilotos menores de 40 años. Los requisitos de aptitud, vienen especificados por la OACI.
* Además están los miembros de la tripulación de la cabina de pasaje: azafatas, sobrecargo y auxiliares, que se ocupan de atender a los pasajeros/as. No están obligados a estos reconocimientos médicos periódicos, pero las compañías aéreas suelen determinar (por ejemplo en Convenios y Normas internas) un examen médico anual para comprobar el estado de salud.

RIESGOS PERSONAL DE VUELO

- Estrés físico y psicológico.
Realmente, el estrés físico es debido a la escasez de oxígeno con la altura, los cambios de presiones, los movimientos (aceleraciones y deceleraciones, giros...) que causan el llamado "mal del transporte" o mareos; el ruido de los motores, la temperatura y otros factores ambientales (Ejemplo: radiactividad, ozono, ...) son factores de riesgo a tener en cuenta para los aviones militares, de acrobacia aérea, y algunos de ellos surgen en aviones deportivos, pero en el caso de la aviación comercial, están subsanados en relación a cabinas presurizadas, climatizadas e insonorizadas.
- Los problemas ergonómicos del personal de cabina de pilotaje, radican en el diseño de los espacios y en los tan estudiados paneles de control. La tripulación presenta los inconvenientes de permanecer de pie atendiendo al público, posturas y desplazamientos con dificultades de espacios, a la vez que han de llevar o transportar cargas, a veces voluminosas, o materiales calientes, ...
- Problemas relacionados con el horario de trabajo:
A veces los vuelos son más fatigantes debido a las demoras, duración, condiciones meteorológicas, dificultades de visibilidad, etc.
El problemas más importante radica en los turnos y desajustes horarios, causando alteración de los ritmos biológicos, sobre todo el del sueño, con las correspondientes consecuencias para la salud. Se regula mediante el diseño de tiempo máximo de vuelos por año y mes, los días a librar, las rotaciones,...
Se investigan ciertos "tratamientos" de "adaptación" al desajuste horario que siente el organismo, basados en la exposición a la luz solar intensa (o equivalente en Lux) durante un tiempo determinado los primeros días del cambio horario. Está desaconsejada la administración de cualquier medicamento.
- Accidentes: la prevención se basa en la propuesta de todos los medios que eviten el fallo humano que pueda ser causado fundamentalmente por motivos de fatiga (duplicando indicadores, determinados tipos de señalizaciones y avisadores, sistemas por triplicado,...)
- Enfermedades: especial atención y prevención de enfermedades infecciosas y tropicales de quienes vuelan a otros países (Ejemplo: malaria) y digestivas. Otras enfermedades están relacionadas con los cambios climáticos (ejemplo: respiratorias).
Se requiere atención y vacunaciones según proceda.
Alguna lesiones aparentemente leves, pueden requerir atenciones especiales, pues revisten particulares connotaciones en vuelo, como por ejemplo una otitis puede incapacitar para volar, y otras como afecciones dentales, etc.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]