PEDALES Y PALANCAS

 

PEDALES Y PALANCAS

Como consecuencia del progreso tecnológico y la mecanización, se han sustituido los esfuerzos musculares en el trabajo, por el manejo de maquinarias mediante estos mandos: pedales y palancas.

La importancia reside ahora en las características ergonómicas del diseño, en la adecuación a las características de la persona. De lo contrario, aparecerán además lesiones osteoarticulares por: movimientos repetitivos, forzados sobre sus límites de amplitud fisiológica natural, o por inadecuación postural...etc. La articulación más trabajada o sobrecargada será la primera en lesionarse. Por otra parte, una inadecuación ergonómica es también causa de accidentalidad.

Pedales:

- Se usan cuando los mandos están cargados con otra tareas, o porque se requiere mayor fuerza, o para una tarea de control.

- El ángulo del pie con la pierna debe ser de unos 84º ( y/o la pierna y el pie “alineados” con el pedal).

- El ángulo pierna-muslo de 145 a 150º.

- En todo caso, tener en cuenta las diferentes medidas corporales de las personas incluso las diferencias de género en antropometría (mediciones).

- Se han de tomar las medidas para que no se accionen accidentalmente.

Palancas:

- Son variadas, pues las hay que trabajan en varias dimensiones, con movimientos adelante, atrás... pero siempre la fuerza que debe accionarse será dependiendo de la posición o postura del trabajador/a .

Las características, en general, dependerán del tipo de maquinaria y el diseño acorde con la función a realizar, teniendo en cuenta la adaptación de la maquinaria a la persona. En todo momento, deberán analizarse las características humanas para evitar lesiones y realizar la tarea en las condiciones más óptimas de confort y seguridad (estudio de diseño y contenido del puesto de trabajo)

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]