MECANICO VEHICULOS




MECANICO VEHICULOS

. 7231 MECANICO Y AJUSTADOR DE VEHÍCULOS DE MOTOR

Los mecánicos y ajustadores de vehículos de motor ajustan, instalan, mantienen y reparan motores y la parte mecánica y los equipamientos complementarios de motocicletas, automóviles de turismo, furgonetas, camiones y otros vehículos de motor.

Pueden especializarse en el arreglo  de un determinado tipo de motor, como los  equipados en automóviles diesel; en este  caso, reciben una denominación específica.

Profesiones similares designadas  de acuerdo con una especialidad:  mecánicos de autobuses;  mecánico de motores diesel;  mecánico de camiones; mecánico  de reparación de motores; reparador de  motores o autobuses, reparador de diferenciales;  mecánico compresorista; reparador  de culatas, etc.; o de acuerdo con un cargo:  supervisor de taller; mecánico de inspección  de autobuses; mecánico de transmisión;  reparador de frenos, ayudante de mecánico  de motores diesel,etc.(DOT).

Sinónimos: Mecánico de automoción; mecánico de taller; mecánico de vehículos de motor.

PERFIL

Estos trabajadores se ocupan de  reparar, prestar servicios de  mantenimiento y revisar automóviles  y otros vehículos de  motor afines;
examinan éstos  para comprobar la naturaleza, la extensión  y la localización de los defectos existentes; 
planifican su actividad utilizando gráficos y  manuales técnicos;
desmontan motores,  sistemas de transmisión, diferenciales y  otros componentes que requieran su atención; 
reparan o sustituyen piezas como  pistones, bielas, engranajes, válvulas, rodamientos,  interruptores o juntas, y accesorios  como bujías;
sustituyen el forro de las  zapatas y ajustan los frenos, sueldan fugas  del radiador, cambian los bujes del mecanismo  de dirección y llevan a cabo otras  reparaciones;
ponen a punto el motor  mediante el ajuste de la ignición, el carburador,  las válvulas y el mecanismo de distribución; 
y ponen a prueba los vehículos  reparados en el taller o en carretera.
Pueden  reconstruir componentes utilizando tornos, perfiles, equipos de soldadura y herramientas  de mano.
Además, pueden realizar  reparaciones del sistema eléctrico y de la  carrocería, así como pintar mediante pulverización.

Sus tareas incluyen las siguientes:
a) Ajustar, examinar, poner a prueba y mantener los motores de vehículos.
b) Sustituir el motor o partes del motor.
c) Equipar, examinar, ajustar, desmontar, reconstruir y reemplazar las piezas mecánica cas defectuosas en los vehículos.
d) Mantener y ajustar el motor, los frenos, la dirección y otras partes mecánicas de vehículos de motor.
e) Ejercer tareas afines.
f) Supervisar la labor de otros trabajadores.

Entre las ocupaciones que comprende este grupo figuran:
• Ajustador montador de motores de combustión interna, vehículos
• Mecánico de automóviles, taller mecánico
• Mecánico de vehículos de motor

Entre las ocupaciones afines, clasificadas en otro apartado figura:
• Montador de vehículos 8281

RIESGOS

Riesgos de accidente.
– Lesiones producidas al trabajar  con equipos mecánicos  como tornos, taladros,  máquinas de taladrar y bruñir, discos, troqueles y diversas  herramientas de corte y de mano (p. ej., tenazas, llaves de tuercas, destornilladores,  cinceles, martillos de dos manos,  etc.);
– Lesiones debidas al desplome, la inclinación  o el desplazamiento de equipos de  gateamiento, elevación o alzado y a la  caída de vehículos;
– Punzadas y cortes debidos a la acción de  cuchillos, objetos punzantes, herramientas  de mano, golpeo de piezas metálicas, pernos sueltos, etc., durante las operaciones  de desmontaje, reparación y montaje;
– Resbalones, tropiezos y caídas en escaleras  de mano y fijas, plataformas elevadas,  etc., y caídas en fosos de inspección (sobre  todo cuando se transportan cargas);
– Caídas en superficies llanas, en especial  cuando se ha derramado agua o aceite o  se encuentra resbaladizo por otra causa;
– Aplastamiento de los dedos del pie debido a la caída de objetos pesados;
– Quemaduras y escaldaduras como resultado  del contacto con superficies calientes,  tubos de escape o sustancias químicas  fundidas; de la emisión repentina de agua  caliente y vapor de conductos, radiadores  y tuberías del sistema de refrigeración; o  de operaciones de soldadura, etc.;
– Lesiones oculares provocadas por fragmentos  y objetos proyectados durante las  operaciones de moltura, mecanizado,  abrasión, pulido, taladro y otras similares  o al aplicar equipos de aire comprimido a  la limpieza de tambores y frenos y otras  tareas;
– Explosión de recipientes o conductos de  aire comprimido; inyección accidental de  materiales o aire comprimido a través de  la piel o de los orificios corporales;
– Reventones de neumáticos;
– Accidentes debidos a una instalación deficiente  y a un mantenimiento inapropiado  de los limpiadores a presión de agua y  de vapor;
– Lesiones causadas por equipos de comprobación  de rodaduras y de frenos
– Electrocución como resultado de defectos,  cortocircuitos y una utilización  incorrecta de equipos electromecánicos,  o del contacto con cables con corriente  (p. ej., descargas eléctricas  generadas por herramientas mecánicas  portátiles);
– Incendios y explosiones debidos a la  acumulación de sustancias inflamables  y explosivas (p. ej., gas de petróleo líquido,  gasolina, disolventes, aceites,  etc.) como resultado de derrames, fugas,  negligencia, etc., a la ignición de  hidrógeno emitido por las baterías, o a  las llamas originadas en las operaciones  de oxicorte y soldadura, etc.;
– Intoxicación por monóxido de carbono  de los trabajadores que desarrollan su  actividad en fosos de inspección;
– Accidentes de tráfico durante la reparación  y la conducción de vehículos  reparados.
Riesgos físicos.
– Nivel de ruido excesivo  (superior a 90 dB), sobre  todo al trabajar en la carrocería  de los vehículos;
– Exposición a la radiación  ultravioleta e infrarroja directa y  reflejada;
– Exposición a la radiación de microondas  y radiofrecuencia, sobre todo en  actividades como el sellado por calor  de paneles y tapicería, el secado de vestiduras  de base, etc.;
– Exposición a bajas temperaturas y a la  acción del viento, especialmente en talleres  abiertos, lo que produce enfriamientos  (la utilización de sistemas de  calefacción improvisados puede causar  asimismo incendios e intoxicacion por  monóxido de carbono);
– Exposición a rayos X y radioisótopos  en las pruebas no destructivas y de fabricación  de automóviles;
– Desarrollo de “dedo blanco” por vibración  como resultado de la utilización  de herramientas motorizadas que producen  este efecto.

Riesgos químicos.
– Intoxicación crónica como  resultado de la exposición  a una amplia gama de sustancias  químicas industriales,  como metales pesados  (p. ej. , líquidos de frenos, desengrasadores,  detergentes, lubricantes, limpiadores  de metal, decapantes para  pinturas, diluyentes, etc.) (véase el  apéndice);
– Enfermedades y trastornos de la  piel (diversos tipos de dermatitis, sensibilización  cutánea, eccema, acné de  aceite, etc.) causadas por diversas sustancias químicas (p. ej., adhesivos,  amianto, líquidos anticongelantes y de  frenos, resinas epóxi, gasolina, aceites, níquel,  colofonia, etc.);
– Irritaciones oculares, mareos, náuseas,  problemas de respiración, migrañas, etc.
causados por el contacto con sustancias  químicas irritantes, polvos, humos, agentes  antidetonantes (como el metilpentadienil  manganeso tricarbonilo (MMT)),  disolventes cetónicos (como la metilisobutilcetona  (MIC)), etc.;
– Amiantosis y mesotelioma causados por  el polvo de amianto producido por la  limpieza y tratamiento de los tambores  de freno;
– Saturnismo;
– Cambios hematológicos como resultado  de la exposición a disolventes, como el  benceno y sus homólogos, tolueno, xileno,  etc.;
– Aumento del riesgo de cáncer debido a la  inhalación de humos de escape de los  motores diesel o el contacto con ciertos  metales pesados y sus compuestos,  amianto, benceno, etc.;
– Aumento del riesgo de sufrir daños cerebrales  orgánicos debido a la inhalación  de humos de escape de motores diesel;
– Irritaciones agudas de los ojos y las membranas  mucosas, migrañas, dificultades  de respiración, opresión en el pecho, etc.,  causadas por la inhalación de óxidos de  nitrógeno (NOx) y partículas respirables;
– Aumento del riesgo de aborto o de daños  para el feto o el embrión en mujeres embarazadas  expuestas a disolventes  organohalógenos;
– Trastornos gastrointestinales como resultado de la ingestión accidental o crónica  de adhesivos;
– Molestias debidas a los malos olores existentes  al trabajar con ciertos adhesivos en  disolventes base;
– Salpicaduras de sustancias químicas corrosivas y reactivas que pueden causar lesiones  oculares y dérmicas, etc.

Riesgos biológicos.
Infecciones como resultado de  la contaminación y el crecimiento  de microorganismos en  ciertos adhesivos.

Factores ergonómicos y sociales.
– Lesiones musculares y óseas  agudas (hernia de disco intervertebral,  rotura de tendones,  hernia, etc.) causadas  por un esfuerzo físico excesivo  y una combinación incorrecta de peso  y postura en las operaciones de izado y  transporte de cargas pesadas;
– Trastornos por traumatismo acumulativo,  como el síndrome del túnel carpiano,  causados por trabajos repetitivos de larga  duración;
– Cansancio y malestar general;
– Peligro de sufrir el ataque de personas  (incluidos los clientes insatisfechos) en lugares  de trabajo abiertos al público;
– Estrés psicológico al trabajar presionado  por el tiempo.

SUSTANCIAS

Principales sustancias a las que  pueden verse expuestos los  mecánicos de automóviles:

– Aceites (incluidos los usados)
– Aceleradores y antioxidantes del caucho
– Acido oxálico
– Acroleina
– Adhesivos
– Alcalis
– Alcohol de diacetona
– Amianto
– Anhídrido ftálico
– Benceno
– Bencina mineral
– Bicromatos
– Bisfenol A
– Bisulfuro de molibdeno
– Butanol
– Butilacetato
– Colofonia (resina de trementina)
– Decapantes para pinturas
– Desengrasantes
– Detergentes (sintéticos)
– Diluyentes para pinturas  (p. ej., aguarrás)
– Dioxano
– Disolventes (diversos tipos)
– Etilacetato
– Etilenglicol
– Fibras de vidrio
– Fluidos hidráulicos
– Fundentes
– Gasolina y aditivos
– Grafito
– Grasas
– Hidrocarburos clorados
– (p. ej., disolventes)
– Hidroquinona
– Isocianatos
– Isopropanol
– Limpiadores de metal
– Líquidos anticongelantes
– Líquidos de frenos
– Líquidos para herramientas de corte
– Lubricantes
– Metanol
– Metilisobutilcetona
– Monóxido de carbono
– Níquel
– Oxidos de nitrógeno
– Pirorretardantes
– Plásticos
– Plomo tetraetilo
– Plomo y sus compuestos
– Polvos abrasivos
– Queroseno
– Resinas de poliester
– Resinas epóxi
– Timerosol
– Tolueno
– Tricarbonilo
– Xileno

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]