DESCOMPRESIÓN, SÍNDROME DE




·DESCOMPRENSIÓN (SÍNDROME).

Se trata del conjunto de síntomas y signos que se deben a las descompresión después de la exposición al aire a una presión superior a la presión atmosférica normal (1Kg/cm2).

Existen básicamente dos tipos: I y II, que se diferencian en cuanto al pronóstico y tratamiento.

En todo caso se usa el tratamiento mediante cámara de descompresión.

Tipo I:

Dolor fuerte en una o varias articulaciones de una o más extremidades (ejemplo: en la rodilla) que surgen incluso al cabo de unas horas.
Debe informarse a los trabajadores/as para que en caso de síntomas similares acudan a la cámara de descompresión para el tratamiento.

Tipo II:

Es una forma severa, de aparición inmediata, con parálisis, shock e incluso coma, que puede ser mortal.
Surgen alteraciones tipo sensitivas, oculares, cardiacas, ...
Se puede confundir el diagnóstico con otras patologías como por ejemplo, un accidente cerebral.
Por lo tanto, en todo caso debe realizarse una recompresión, y luego ya se reconsiderará el tratamiento.

Necrosis ósea aséptica (osteonecrosis disbárica):

Es una lesión característica de trabajos con aire comprimido o de buceo (incluso tras una compresión/descompresión buena).

Se trata de muerte de zonas óseas (del humero, fémur, tibia, ...) que puede afectar hasta a la cuarta parte de las personas, y aunque la mayoría de los casos no dan síntomas, en algún caso, puede ser destructiva e incapacitante. Se diagnostica por rayos X, y no se ve hasta después de unos tres meses de haberse producido la muerte ósea.

Cuando se detecta, aunque no dé síntomas, está recomendado interrumpir el trabajo con aire comprimido o de buceo.

RIESGOS

- Por exposición a altas presiones de gas durante horas (por ejemplo en trabajos en túneles o cajones de aire comprimido, o de buceo,...).

Influye: la profundidad a la que se trabaja, el tiempo, el ritmo de descompresión y otros factores (edad, obesidad, temperatura ambiente, ...).

La causa es la formación de burbujas de gas (nitrógeno) que se emiten desde la sangre a los tejidos del organismo en el momento de la descompresión, afectando al sistema nervioso central, con su correspondiente sintomatología, además del deterioro del aporte sanguíneo al hueso (una de las causas de la necrosis citada).

PREVENCIÓN

- Control médico previo para desaconsejar estas actividades en relación con patologías detectadas.
- Formación en seguridad.
- Realizar descompresión según la secuencia presión/tiempo (determinada según tablas) relacionada con la presión de trabajo y la duración de la exposición.

CÁMARA DE EMERGENCIAS: tratamiento en la cámara (se coloca el paciente primero a presión, que se va reduciendo progresivamente según lo indican unas tablas).

La reducción de la presión puede seguirse según las tablas de tratamiento del MANUAL DE BUCEO de la Marina de los Estado Unidos, o de forma empírica, ... etc. Y también puede ayudar la inhalación de oxígeno a baja presión.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]