CONTENEDOR




· CONTENEDOR DE BASURA

El uso de recipientes específicos para la basura se remonta a 1884, cuando el alcalde de París impuso el cubo metálico.

Hoy en día el recipiente más común es el contenedor.

Es el más difundido para la basura urbana, consiste en un recipiente de acero galvanizado o de plástico resistente, sin ángulos vivos en el interior, de planta rectangular, cuyas paredes insinúan un tronco de pirámide invertido, dotado de tapa con brazos o goznes, cuatro ruedas giratorias con dispositivo de inmovilización, así como de salientes laterales que encajan con los brazos del sistema elevador del camión de recogida.

Otro tipo usual, para la recogida selectiva, consta de una campana de plástico con orificios laterales, por cuyo vértice pasa un eje metálico, dotado de argolla para el transporte y solidario con la superficie circular que forma la base de la campana.
Para los escombros, se utilizan grandes recipientes de acero de sección rectangular, cuyas paredes forman un tronco de pirámide invertido.

Y para la recuperación de envases metálicos, hay contenedores dotados de sistemas de compactación manual o hidráulica de la chatarra.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]