CHORRO DE ARENA Y GRANALLA




·CHORRO DE ARENA

Y GRANALLA

Se utilizan como procedimientos abrasivos, a base de emitir partículas duras proyectadas por aire, agua, vapor, o por fuerza centrífuga contra una superficie.
- Se usa para: eliminar la arena adherida a las piezas de fundición, eliminar la cascarilla de laminación de las planchas, la pintura de grandes superficies metálicas antes de volver a pintar (Ejemplo: en barcos), limpieza de exteriores de edificios, etc.
- Las partículas abrasivas utilizadas pueden ser: arena, granalla (de fundición de coquilla y de fundición maleable), granallas de acero, alambre cortado, carborundo, óxido de aluminio granular,...
Y son proyectadas por procedimientos de: chorreado en seco (con aire comprimido), chorreado en húmedo (por agua a presión) y chorreado sin aire (por fuerza centrífuga).
- Puede haber tres tipos de trabajo: equipos de chorreado al aire libre (Ejemplo: en barcos), chorreado en cámaras (el trabajador/a entra en el interior), y recintos de chorreado (la máquina se maneja desde el exterior).


RIESGOS
- Riesgo de inhalación de polvo de sílice, que es causa de silicosis.
Puede ser muy incapacitante, e incluso llevar a la muerte, sobre todo si se complica con tuberculosis pulmonar. También pueden asentar sobre una bronquitis crónica previa, agravando la enfermedad.
Se destaca que la silicosis puede progresar durante años; aunque cese la exposición, avanza.
- Exposición a óxido de hierro, por inhalación, causa de neumoconiosis-siderosis, que puede aparecer a los 2 años o tras 7-11 años (según la inadecuación de las condiciones de trabajo).
- Exposiciones a metales tóxicos en la limpieza de recubrimientos: cromo, mercurio, zinc, cadmio, etc.
- Accidentalidad: por el uso de los equipos con mangueras de chorreado fuertes y pesadas, con riesgo de proyección del chorro sobre otras personas, o de perder el control de la manguera o tobera. Puede haber enganches, caídas, roturas, etc.


PREVENCIÓN
- Eliminar el riesgo de silicosis, sustituyendo la arena por un abrasivo libre de sílice. (En algunos países está prohibido el uso de cualquier sustancia que contenga sílice libre como abrasivo, y en otros se limita a un contenido de 1-2% de peso)
- Uso de procedimientos húmedos, sin aire.
- En el chorreado al aire libre, aislar la operación lejos de otros trabajadores.
- Preferencia del uso de cámaras de chorreado (pero solo se puede si los materiales no son grandes)
- Se destacan los medios y procedimientos de ventilación que eviten la exposición al polvo de sílice (sobre todo), metales tóxicos, etc. Se usarán sistemas de filtrado (Ejemplo: precipitadores electrostáticos, aspirador ciclónico,...) que eviten las emisiones de polvo a la atmósfera.
- Prevención de escapes de granalla y polvos al recinto (en el chorreado sin aire), requiriendo el uso de protección respiratoria y de la vista (riesgo de impactos...), y un correcto sistema de evacuación de polvos.
- En ciertos trabajos (cuando suponen la introducción de la persona al interior de la cámara), el trabajador/a va equipado con una traje especial completo de resistencia a la granalla (casco especial, botas de goma altas, trajes fuerte, manoplas,...) con suministro de aire limpio (con filtro para evitar la exposición a gases tóxicos,... etc.).
Este traje o equipo, una vez limpio debe almacenarse fuera, pero cerca de la cámara.
Debe haber un programa de mantenimiento para la cámara de chorreado, con los registros de las inspecciones (semanales, mensuales,...).
En el interior no se debe permanecer más de 40 minutos, y siempre será bajo observación desde el exterior, además del control visual o de ventanas, con sistemas de comunicación y de alarmas.
Los controles de cierre de la cámara deben estar en el interior, así como los de puesta en marcha y parada.
Los trabajadores/as de alrededor, debe disponer de correctos sistemas de ventilación, y en ciertos caso asociando protección respiratoria personal.
- Controles de salud: sobre todo las pruebas respiratorias (de funcionamiento, y exploración radiológica si procede), con especial interés en el historial de exposición profesional a cualquier riesgo respiratorio. Y en caso de silicosis, se deben registrar las fases de avance,... etc.
- Respecto a la prevención de accidentes e destaca la prevención de un buen adiestramiento en que el caso de "perder el control de la tobera", jamás se debe intentar recuperarla, y se usa un dispositivo de parada para cortar el suministro de granalla (muy importante). Otro sistema es el denominado de "hombre muerto" pues cuando no tiene el control humano, la máquina parará automáticamente.
No deben trabajar dos personas a la vez en la cámara (evitar la proyección de uno a otro).
- Prevención del riesgo eléctrico: la manguera de chorreado debe llevar conexión de puesta a tierra.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

[BUSCADOR ENCICLOPEDICO]