NEXT 1.gif (229 bytes) Glosario   

 <·······  VER TAMBIEN

Atrás

AUDIOMETRÍA

AUDIOMETRÍA

Es un método idóneo para explorar el oído (audición) y se registran los datos en un gráfico llamado audiograma.

La audiometría consiste en registrar el volumen mínimo de audición que tiene un oído para las distintas frecuencias audibles. Esta son casi siempre entre los 125-250 hasta los 8.000 Hz (Herzios).

La representación es el audiograma o curva de la audición. En las columnas verticales vienen indicadas las distintas frecuencias o "tonos" que se exploran. Las más graves son las de la izquierda, es decir, entre 125 y 500 Hz; y las más aguadas están situadas a la derecha, siendo entre los 4.000 a 8.000 HZ.

Ell espacio que está entre los 500 a los 2.000 Hz es la llamada "zona, área o BANDA CONVERSACIONAL" porque son las frecuencias con que normalmente emite o funciona la voz humana. Cuando están afectadas estas frecuencias, la persona "nota" la pérdida de la audición. Cuando se afectan el resto, sólo son detectables mediante la exploración de audiometría, como ocurre con la sordera profesional, que sólo lo detecta la persona en situación avanzada, cuando llega a afectarse el área conversacional, mientras que su inicio lo realizó en el área de agudos, fundamentalmente en el de la frecuencia de 4.000 Hz.

En las filas horizontales se representa la intensidad del sonido en decibelios (dB). Generalmente en la parte superior se coloca el cero, que es el nivel idóneo de audición. Al explorar cada frecuencia o sonido que emite el aparato de exploración, la persona lo escucha por el auricular que se ha colocado, e indica (con la mano o con un pulsador) el momento en que percibe el sonido; esto se va anotando para cada una de las frecuencias. Por lo tanto, si oye poco y no percibe el sonido, se va aumentando la intensidad de decibelios hasta que lo nota. En definitiva, el número de decibelios que se marca para cada una de las frecuencias, es la pérdida de la audición de cada una. La persona que tenga las audiciones en el cero, es lo óptimo, para una persona joven y sana. Pero con el "envejecimiento" se pierden entre 15-20 decibelios de forma normal, aceptándose incluso hasta 25-30 dB.

Una vez que se han marcado los niveles de dB para cada una de las frecuencias, se unen los puntos y se marca la curva del audiograma.

Signos y símbolos:

- La curva de la audición que se ha citado, se refiere a la curva de la exploración por vía aérea. La exploración de la vía ósea se marca con una curva de puntos discontinuos (y se marca con el signo "(" para el oído derecho y ")" en el izquierdo).

En frecuente poner de color rojo la curva de vía aérea de oído derecho, pero generalmente se diferencia con marcas de las frecuencias a modo de puntos o círculos, mientras que el izquierdo son aspas o cruces. Pero muchas veces, tampoco se sigue ninguna regla, y la gráfica se marca con puntos o aspas independientemente, indicándose sólo el oído con el nombre: derecho o izquierdo.

Observación del audiograma:

Es útil proceder como sigue:

- Se traza una línea horizontal coincidente con el nivel de 25 dB.

- Se traza una línea vertical coincidente con la frecuencia de 500 Hz y otra con la de 2.000 Hz. Éste es el área conversacional, para ver si está afectada (en cuyo caso se observarían las pérdidas por debajo de la línea de 25 dB).

Y se observa:

- Ver si hay caídas o pérdidas anormales: comprobando si la curva baja en algún punto de la línea de 25 dB (sería una hipoacusia o pérdida de audición en ese/esos puntos).

- Comprobar qué zona de frecuencias afecta esa caída: viendo si afecta a las agudas (superiores a 2.000) o bien si está afectada el área conversacional (de 500 a 2.000 Hz)

Ejemplo: en la sordera profesional se observa un pico o caída en los 4.000-6.000 Hz (sobre todo en 4.000) que evoluciona afectando a las frecuencias de su entorno, para en un estadio avanzado llegar a afectar al área conversacional. Por lo tanto, desde el comienzo, al observar la frecuencia de 4.000, si hay un pico de caída (por debajo de 25 dB) estamos ante una hipoacusia profesional.

- Cuando hay un trazado continuo (vía aérea) y un discontinuo (vía ósea), si van juntos, es una hipoacusia de percepción, y si van claramente distanciados, es de transmisión. (La hipoacusia profesional es de percepción o neurosensorial, pues el fallo está en el oído interno, en el nervio auditivo).

- Por último, comprobar si en los dos oídos hay un trazado parecido, aunque no sea idéntico. Por ejemplo: generalmente la sordera profesional suele ser bilateral y simétrica (ambos afectados de forma similar) aunque no deben descartarse los casos en que un oído está más afectado que el otro dependiendo de las características del estudio del puesto de trabajo (la fuente sonora está a un lado afectando a ese oído y no al otro pues la propia cabeza hace de "pantalla", por ejemplo. Un conductor de grúa que lleva la ventanilla abierta por el lado izquierdo le afecta el ruido de fábrica, mientras que el otro oído, el derecho, no se lesiona o se afecta en menor grado).

En la actualidad, el método idóneo de explorar el oído es la audiometría; consiste en registrar el volumen mínimo de audición que tiene un oído para las distintas frecuencias audibles, casi siempre entre 125 o 250 y 8.000 Hz.

La representación es el AUDIOGRAMA o curva de audición.

- En las columnas verticales vienen indicadas las distintas frecuencias o "tonalidades" que se exploran, siendo las más graves las de la izquierda (125 - 250 - 500) y las más agudas las de la derecha (4.000 - 6.000 - 8.000).

- El espacio comprendido entre los 500 y los 2.000Hz, es lo que llamamos ZONA, ÁREA, o BANDA CONVERSACIONAL: son las frecuencias o tonos que (habitualmente) emite la voz humana.

- En las filas horizontales se representa la intensidad del sonido en decibelios (dB). Arriba del todo está el cero: es el nivel ideal de audición.

- Lo que se anota para cada frecuencia, es la intensidad necesaria (en dB) para que el paciente perciba el sonido. Si nos fijamos, cuanta mayor intensidad del sonido sea necesaria para que el sujeto oiga (cuando más sordo esté), la curva hará un mayor "pico" o "caída" hacia abajo. Es lo que llamamos "pérdida".

- Cuando hemos dicho que el nivel ideal de la audición es el cero (un trazado de la audición plano y ajustado a la parte alta el audiograma) nos referimos a la audición de una persona joven, sana y de buen oído.

- Lo normal es que la "agudeza auditiva" varíe de persona a persona y se vaya perdiendo con la edad.

- La máxima pérdida justificable por la edad se establece en 30 dB, aunque lo cierto es que los niveles del "envejecimiento" auditivo son menores, estando entre 15 y 20 dB para los 40-50 años.

- El audiograma se realiza marcando un punto en el nivel de intensidad necesario para oír cada una de las frecuencias. Luego los puntos se unen entre sí y aparece la "curva" o gráfica.

 

SIGNOS Y SÍMBOLOS

Punto o círculo: oído derecho, audiometría por vía aérea

oído derecho, audiometría por vía ósea

Aspa X o cruz +: oído izquierdo, audiometría por vía aérea

oído izquierdo, audiometría por vía ósea

- Muchas veces por comodidad, no se sigue esta regla; el audiograma viene indicado con el nombre de cada oído y se marca anárquicamente con puntos o aspas la vía aérea y ósea.

- En todo caso es interesante recordar que cuando la gráfica está representada por una línea continua representa la curva por vía aérea. Cuando está unida por una línea discontinua representa la vía ósea.

- En una audiometría interesa conocer varios aspectos:

- Si hay caídas o pérdidas anormales.

- Si estas afectan a frecuencias agudas.

- Si estas afectan al área conversacional.

- Si la hipoacusia es de percepción o de transmisión.

 

Ante un audiograma se procede a:

- Trazar una línea horizontal coincidente con el nivel de 25 dB.

- Trazar una línea vertical coincidente con la frecuencia de 500 Hz y otra con la de 2.000 Hz.

Así, se ha acotado el nivel normal de audición (25 dB o menos) y el área de frecuencias conversacionales (500 - 2.000 Hz).

· A continuación, se observa el trazado de la curva y se encuentra la respuesta a las cuestiones antes mencionadas:

- Comprobar si la curva baja en algún punto de la línea de 25 dB: estaremos ante una hipoacusia.

- Comprobar qué zona de frecuencias afecta esa caída: sólo frecuencias agudas (> 2.000 Hz) o si afecta el área conversacional (500 - 2.000 Hz).

- Cuando hay un trazado continuo y otro discontinuo, comprobar si van juntos (hipoacusia de percepción) o si uno de los trazados se conserva claramente mejor que el otro (hipoacusia de transmisión).

- Comprobar si en los dos oídos hay un trazado parecido (aunque no idéntico).

MEDICINA (LISTA)

ENFERMEDADES (LISTA)

Audición, envejecimiento NTP 366

Audiometria tonal liminar NTPs 284 - 285

Audiometrías  NTPs 085 - 193

Protectores auditivos NTPs 017 - 156

Ruido, evaluación  NTP 270

Ruido exposición  NTPs 196 - 287

Ruido, oficinas NTP 503

Ruido, epidemiología  NTP 193

RUIDO, EFECTO EXTRAAUDITIVOS

RUIDO, EXPOSICIÓN LABORAL

RUIDO, CONFORT ACÚSTICO

RUIDO, NIVELES AMBIENTALES

RUIDO, PROTECCIÓN AUDITIVA

SORDERA, HIPOACUSIA PROFESIONAL

SORDERA PROFESIONAL

SORDERA, CALCULO DE PERDIDA HIPOACUSIAS