PSICOLOGIA INDUSTRIAL y ORGANIZACIONAL




· ACTO INSEGURO

Una gestión preventiva
no puede olvidar  las actitudes de los trabajadores, factor psicosocial asociado a sus conocimientos y predisposiciones afectivas.

La observación debe partir del cumplimiento o no de los procedimientos de prevención por parte de los trabajadores y de si dicho comportamiento puede ser considerado como un acto inseguro o responde a factores organizativos. Cuando esté claro podrán plantearse las medidas adecuadas en cada caso concreto.

Un trabajador, o grupo de trabajadores, puede incumplir unos procedimientos de trabajo seguros debido a que no percibe o interpreta la realidad tal como lo hizo quien estableció dichos procedimientos (habitualmente un técnico o un mando que no les ha consultado, ni transmitido eficazmente su importancia).

No todas las personas ven la realidad igual, por ejemplo a ciertos riesgos, higiénicos que no se perciben fácilmente por los sentidos, no se les da importancia.

A veces el trabajador incumplirá los procedimientos preventivos de manera inconsciente, debido a que sus conocimientos sobre los peligros y riesgos presentes en su trabajo no son suficientes.

Puede discrepar en la identificación del peligro, o en la estimación de sus magnitudes, e incluso puede percibir además otros peligros no contemplados por los técnicos.

Se debe alcanzar una comunicación fluida que amplie y unifique la percepción de la realidad de la empresa.

Que los trabajadores comprendan los riesgos a los que se enfrentan contando con su percepción sobre dichos riesgos para adoptar medidas preventivas.

Para ello se evaluarán los riesgos materiales y los componentes psicosociales de percepción de riesgos.

En otras ocasiones, a pesar de conocer los riesgos, los trabajadores deciden incumplir los procedimientos preventivos.

Las razones son diversas, pero destacan aspectos de tipo más afectivo que cognitivo, así como con el clima social de la empresa.

Deben conocerse las actitudes de los trabajadores hacia diversos aspectos de la empresa, e identificar los posibles conflictos que puedan darse en el entramado de relaciones sociales de la empresa.

Incluso en el caso de que sus comportamiento sean habitualmente seguros, el trabajador puede hacerlo por disciplina, pero sin comprender los motivos que justifican esos procedimientos, y no ser consciente de los peligros ni de la magnitud de los riesgos que le afectan.

En el momento en que se presenten elementos que difieran mínimamente de lo procedimentado, o se dé una situación de emergencia, se hará patente la insuficiencia de la gestión.

Una gestión preventiva eficiente debe incorporar, en todas sus fases, la participación de todos los sectores de la empresa en general, en especial de aquellos que tienen que llevar a cabo los actos seguros en su trabajo.

Ir a  NEXT 1.gif (229 bytes)

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

[Last]
BLOGGER FACEBOOK TWITTER YOUTUBE JMCPRL IMAGENES de PREVENCION PREVENCIONISTA FORO  PREVENCIONISTA EMAIL WEBMASTER RSS FORMACION